La Selección Sub 17 que conduce Pablo Aimar logró el doble objetivo: se clasificó al Mundial de la categoría, a disputarse en noviembre en Brasil, y coronó su campaña en Perú quedándose con la corona del Sudamericano, mostrando pasajes de buen fútbol y con un estilo y una conducta definidas, pese al último traspié ante los ecuatorianos.

Se trató del cuarto título continental de Argentina a nivel Sub 17. Las anteriores conquistas se dieron en 1985, 2003 y 2013, con diferentes conducciones. ¿Quiénes eran las figuras en aquellos combinados nacionales? ¿Qué promesas usaron la vuelta olímpica como trampolín para edificar grandes carreras? Aquí, un repaso de cada campeonato.

EL PRIMER HITO: EN 1985, CUANDO EL SUDAMERICANO ERA SUB 16

El mediocampista central fue multicampeón en el Real Madrid y ganó la Copa América de 1993 con Argentina
El mediocampista central fue multicampeón en el Real Madrid y ganó la Copa América de 1993 con Argentina

Argentina fue local en el torneo que se disputó en Buenos Aires y La Plata, que entonces era Sub 16. Las nueve selecciones participantes integraron un único grupo y, con la dirección técnica de Carlos Pachamé, colaborador de Carlos Bilardo, los chicos se quedaron con el título con una marcha arrolladora: ganaron los ocho partidos disputados.

La Selección enhebró varias goleadas: 5-0 a Venezuela, 4-0 a Ecuador, 4-0 a Colombia, 3-0 a Perú, 5-1 a Bolivia y a Uruguay. Dos futbolistas del plantel edificaron una gran carrera: Fernando Redondo y Fernando Cáceres. También fue pieza clave Hugo Maradona, uno de los hermanos de Diego, que también surgió de Argentinos Juniors y presagiaba una trayectoria brillante. Jugó hasta 1999 y vistió las casacas del Napoli, Ascoli, Rapid de Viena y Avispa Fukuoka de Japón, entre otras instituciones.

ARGENTINA, CAMPEÓN DEL SUDAMERICANO SUB 17 DE BOLIVIA 2003

Biglia jugó dos Mundiales con la Selección: 2010 y 2014 (Foto: REUTERS/Albert Gea)
Biglia jugó dos Mundiales con la Selección: 2010 y 2014 (Foto: REUTERS/Albert Gea)

Con Hugo Tocalli al comando, Argentina ganó el título en condición de invicto. En la primera fase integró el grupo B y avanzó al cuadrangular final como líder: cosechó 10 unidades, producto de tres victorias (5-0 a Paraguay, 3-0 a Perú y 5-0 a Bolivia) y un empate (1-1 frente a Colombia).

La instancia decisiva fue ajustada: superó 2-1 a Uruguay y después empató 2-2 contra Colombia y 1-1 frente a Brasil para consagrarse. El goleador del seleccionado y del torneo fue Hernán Peirone, con cinco tantos; cuatro de ellos en la victoria frente a Bolivia. A su regreso, el cordobés fue promovido a la Primera de San Lorenzo, donde tuvo algunos partidos rutilantes (como un hattrick ante Boca), pero no logró asentarse en la élite.

En aquel plantel también brillaban el defensor Ezequiel Garay, Oscar Ustari y Lucas Biglia. También Neri Cardozo, hoy campeón de la Superliga con Racing. Y una de las figuras fue Ariel Colzera, ex delantero de Boca, de muy buena pegada, que luego realizó un largo recorrido por diferentes equipos (Gimnasia de Jujuy, Huracán, Unión, Temperley, Crucero del Norte y Sarmiento, entre otros).

LA ÚLTIMA GRAN ALEGRÍA: SAN LUIS 2013

Driussi siguió su carrera en la Selección en el Sub 20, donde también ganó el Sudamericano en 2015
Driussi siguió su carrera en la Selección en el Sub 20, donde también ganó el Sudamericano en 2015

El certamen se llevó a cabo en Mendoza y San Luis y los juveniles dirigidos por Humberto Grondona supieron revertir un inicio errático para luego consagrarse. Es que Argentina perdió los dos primeros encuentros del Grupo A: 2-0 ante Ecuador y 3-1 frente a Paraguay. Pero despertó a tiempo, vencieron a Venezuela y a Colombia y consiguieron el pasaje al hexagonal final. Y allí mostró su mejor versión.

En la fase decisiva hubo triple empate en la cima, con nueve unidades, pero la Selección se quedó con el título por diferencia de gol. Le ganó a 2-0 a Perú y 3-1 a Paraguay; luego igualó contra Uruguay (3-3), Brasil (0-0) y Venezuela (2-2).

En el plantel había varios futbolistas que ya se han ganado un nombre en el fútbol grande, como Sebastián Driussi (fue vendido por River al Zenir en 20 millones de dólares), Emmanuel Mammana, Fabricio Bustos, Augusto Batalla y Nicolás Tripicchio (ex Vélez, hoy en Defensa y Justicia).

El Sub 17 de Aimar se agrega a la galería de los campeones.

SEGUÍ LEYENDO: