Boca venció a Aldosivi en Mar del Plata, en el segundo juego preparatorio de la era Gustavo Alfaro. Tres de los cuatro refuerzos que jugaron ante el "Tiburón" tuvieron su debut en el "Xeneize". Se trata de Marcos Díaz, Iván Marcone y Jorman Campuzano. En tanto, Junior Alonso ya había tenido su presentación en el primer amistoso ante Unión entre semana.

MARCOS DÍAZ

Reemplazó a Esteban Andrada al inicio del complemento y le tocó sufrir a una defensa que se mostró muy insegura en el segundo tiempo. Nada pudo hacer en el gol, que llegó luego de un grave error de Julio Buffarini. Si bien erró el manotazo en su primera intervención, luego fue levantando su nivel. Descolgó algunos centros y tapó con el cuerpo fuera del área lo que hubiera sido el empate del "Tiburón" a diez minutos del final, tras un mal pase atrás de Carlos Izquierdoz.

JUNIOR ALONSO

Arrancó como titular aunque a diferencia del juego ante Unión, no fue zaguero central sino marcador de punta izquierdo. Fue de menos a más, aunque no ofreció garantías. Le costó el retroceso en su zona y los continuos ataques de Pisano. Fue importante en el segundo gol al bajar con gran técnica un pelotazo de Esteban Andrada, tocar de primera e ir a buscar la pared para dejarle servido el gol a Mauro Zárate. Se notó que tiene calidad y esto puede mejorar cuando agarre ritmo y mayor conocimiento con sus compañeros. Tiene buen pase en salida.

IVÁN MARCONE

Fue titular. Junto con Campuzano, el que mejor rendimiento tuvo de los refuerzos. Mostró buena dinámica en dupla con el colombiano. Recuperó mucho y también le agregó la cuota necesaria de despliegue. Su actuación fue sobresaliente porque a su juego no le faltó carácter. Entregó siempre bien la pelota.

JORMAN CAMPUZANO

También comenzó como titular. Fue muy castigado por los rivales, pero demostró no pesarle la camiseta de Boca y ser una opción más que interesante para suplir a Wilmar Barrios, quien lo reemplazó a los 24′ del complemento. En el primer tiempo tuvo un gran repertorio, donde se mostró cerca de Marcone y fue el que aportó la salida clara. Los toques cortos, precisos y variados quites le valieron los aplausos del público "xeneize". Se le notó que tiene mucha claridad para jugar la pelota y buena ubicación, aunque por supuesto le falta ritmo.