Marcelo Bielsa continuará al frente del Leeds United, después de que en Inglaterra se instalaran rumores sobre su posible renuncia. El entrenador argentino convocó a una conferencia sorpresiva que despertó suspicacias, pero luego desestimó la chance de abandonar su cargo.

Durante su diálogo con la prensa, el Loco realizó una confesión: mandó a espiar a casi todos los adversarios antes de cada partido. Fue todo a raíz de una denuncia del Derby County, último rival del Leeds (marcha como líder de la segunda división), que expresó su disgusto con el entrenador argentino por haber enviado a observar un entrenamiento del conjunto dirigido por Frank Lampard.

El DT de 63 años, que tuvo diálogo con el ex futbolista de la selección inglesa, se refirió al fair play y argumentó que no fue ilegal lo que hizo, pese a que está en discusión si es adecuado hacerlo. Esta práctica la arrastra desde que comenzó en la profesión como técnico de Newell's. En lo que va de temporada, lleva analizadas más de 300 horas de material de video.

Además, puso a disposición de la federación británica los informes encargados para transparentar su accionar. Y aclaró que citó a esta charla para separarla de la que dará mañana antes del próximo compromiso.

Bielsa tomó las riendas del cuadro de Yorkshire del Oeste a mediados de 2018 para iniciar la actual temporada. Transcurridas 27 jornadas de la Championship, el Leeds es puntero con 54 unidades y les lleva cuatro de ventaja a sus escoltas Sheffield United y Norwich. Este sábado visitará al Stoke City.

SEGUÍ LEYENDO