A los 47 años, Pablo Nigro se siente en una nube de felicidad. Si bien no realiza todos los viajes junto al plantel de River, estuvo en Madrid y celebró como un hincha más la obtención de la Copa Libertadores ante Boca, y ahora se encuentra en los Emiratos Árabes, a la espera del debut del conjunto millonario en el Mundial de Clubes.
Nigro es el psicólogo del plantel, y si el perfil del cuerpo técnico que comanda Marcelo Gallardo es bajo, el suyo resulta directamente subterráneo. Los hinchas no le conocen la cara y él realiza su trabajo bien lejos de las luces y más cerca de esa discreción absoluta que tanto le gusta al Muñeco.
 

El último domingo, tras la consagración de River en el Santiago Bernabéu, el psicólogo Marcelo Roffé, uno de los más reconocidos en el ambiente por haber trabajado con la Selección nacional durante el Mundial del 2006 y el representativo de Colombia en Brasil 2014, escribió en su cuenta de Twitter adjuntando una foto del personaje en cuestión: "Uno de los responsables del triunfo de River: Pablo Nigro, psicólogo deportivo del campeón #trabajo en equipo".

Ahora bien, ¿cuál es el trabajo que realiza Nigro? Lo cuenta él mismo en www.psicodeportes.com: "Trabajamos sobre cuatro aspectos que son los pilares de la psicología aplicada al deporte: motivación, concentración, el control de las presiones y la autoconfianza. Nuestro trabajo se basa en las emociones de los jugadores. Cuando llegan a niveles de tanta exigencia, eso puede jugarle muy en contra. Trabajamos sobre equilibrar estos cuatro pilares y poder tener una fortaleza mental que les permita superar los obstáculos que se le presenten en el camino, o situaciones conflictivas que se le presenten de manera particular".

El secreto profesional le impide ahondar sobre qué tipo de tareas desarrolla, pero hay algunas que se conocen en los pasillos del Monumental. Por caso, Nigro supo encargarse de varios de los mensajes motivacionales que tuvo el plantel antes de varios partidos importantes. En la Sudamericana 2014, en la antesala del Superclásico en la Bombonera por las semifinales, fue el encargado de armar un grupo de Whatsapp con las esposas de los futbolistas para armar un video motivacional para cuando los jugadores llegaran a la cancha de Boca.

También contribuyó con el Departamento de Marketing de River para decorar el vestuario visitante con banderas, un telón con mensajes y parlantes para que los futbolistas escucharan las habituales canciones de los hinchas. "Me encantó, espectacular", le susurró el Muñeco aquella noche, según escribió el periodista Diego Borinsky en su libro "Gallardo Monumental".

Nigro trabaja en River desde hace 15 años y fue creciendo a fuego lento en la estructura del departamento médico del club. Comenzó en el fútbol infantil y amateur, y fue el encargado de armar el área de psicología aplicada al deporte, que está compuesta por cinco profesionales: los otros cuatro son Carla Luaces, Alejandra Malato, Nicolás Pasut y Adrián Rizzuto.

Nigro coordina esa área y además trabaja con los equipos de fútbol de Primera y de Reserva, y también en los demás deportes federados del club, como básquet y handball.

Con el equipo de Primera División trabaja desde hace 5 años, cuando Ramón Díaz era el entrenador. Por aquel entonces se desempeñaba con turnos sobre las demandas que le pedía el cuerpo técnico que comandaba el riojano. Y Gallardo le dio un rol de mayor protagonismo, con presencia incluso en varios de los viajes del plantel. Los trabajos que realiza son individuales o grupales, con anclaje en la preparación del trabajo en equipo y en la fortaleza mental. Distinta es la función que cumple Sandra Rossi, especialista en neurociencia del plantel, quien pone el acento en otros detalles como la vista periférica o la capacidad para saltar a buscar una pelota en el momento adecuado.

Con todo, él mismo considera que su aporte más importante está en el fútbol infantil y juvenil. “Enfoco mi trabajo en la preparación del jugador para cuando llega al plantel profesional. Hoy contamos con un montón de jugadores que fueron preparándose en las inferiores desde hace bastante tiempo”, afirma Nigro, a quien los días de partido suele ir a la platea Belgrano del Monumental.

Respetado en su ambiente, es vicepresidente de la Asociación de Psicología del Deporte en la Argentina, además de trabajar con el seleccionado de gimnasia artística y con ajedrecistas, maratonistas y corredores de running, entre otras especialidades. Preparó psicológicamente a 15 atletas argentinos que compitieron en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Con 20 años de experiencia en su profesión, también pasó por el fútbol amateur de Chacarita. "Somos herramienta del técnico y de los jugadores", afirma, sin falsa modestia.

Seguí leyendo