La revancha de la Superfinal de la Copa Libertadores se jugó en las tribunas del estadio José María Minella. En Mar del Plata, River y Gimnasia y Esgrima La Plata disputan la semifinal de la Copa Argentina.

Y el público recordó los incidentes ocurridos en el Monumental previo al duelo del "Millonario" ante Boca por la segunda final del certamen continental.

El recibimiento a ambos equipos fue realmente imponente. Mucho calor, banderas y los clásicos cánticos que fueron acompañados con bombas de humo con los colores característicos de las dos instituciones.

Al tiempo que los hinchas de River le apuntaron a Boca, los fanáticos de Gimnasia y Esgrima La Plata le recordaron a los simpatizantes "millonarios" su accionar contra el micro que trasladaba a los futbolistas "xeneizes".