(Nicolás Aboaf)
(Nicolás Aboaf)

Reza el artículo 8 del Reglamento Disciplinario de la Confederación Sudamericana de Fútbol: "las Asociaciones Miembro y los clubes son responsables de la seguridad y del orden tanto en el interior como en las inmediaciones del estadio, antes, durante y después del partido del cual sean anfitriones u organizadores. Esa responsabilidad se extiende a todos los incidentes que de cualquier naturaleza pudieran suceder, encontrándose por ello expuestos a la imposición de las sanciones disciplinarias y cumplimiento de las órdenes e instrucciones que pudieran suceder, encontrándose por ello expuestos a la imposición de las sanciones disciplinarias y cumplimiento de las órdenes e instrucciones que pudieran adoptarse por los órganos judiciales". "Inmediaciones" o "adyacencias", la palabra clave en esta disputa en los escritorios de la Conmebol que generaron los incidentes en la previa de la Superfinal trunca de la Copa Libertadores entre River y Boca.

Porque en la reunión que se llevará a cabo desde las 10 en la sede de la Conmebol, y de la que participarán Rodolfo D'Onofrio, presidente de River, Daniel Angelici, titular de Boca, y Alejandro Domínguez, máxima autoridad de la Conmebol (también fue invitado Claudio Tapia, presidente de la AFA), comenzará a definirse el futuro del Superclásico que decidirá al campeón de América. Y, según pudo averiguar Infobae, en consonancia con la carta que publicó Domínguez, la Confederación "quiere jugar". Y en el encuentro propondrá el 8 de diciembre como fecha para completar la competencia.

Al mismo tiempo, la misma fuente, con acceso a la presentación, asegura que Boca "va a hacer todo, todo" para no jugar. Por eso, "esto es minuto a minuto". En pos de lograr la descalificación de su clásico rival y de quedarse con la estrella, el Xeneize le presentó un informe de 15 fojas al Tribunal de Disciplina mediante el cual pidió "que se apliquen sanciones al Club Atlético River Plate en los términos del Art. 18 del Reglamento Disciplinario de CONMEBOL, considerando la gravedad de las conductas y el carácter de reincidente". "Cualquier sanción diferente de la aplicada a Boca Juniors en el expediente citado -en alusión al caso "gas pimienta" de 2015- generaría una clara e injusta desigualdad ante la ley, por lo cual el Club hizo expresa reserva de recurrir ante los órganos que correspondan", subraya el escrito al que tuvo acceso Infobae. Si se encuentra con una negativa a su objetivo, Boca ya advirtió que concurrirá al Tribunal de Apelaciones y, de ser necesario, también al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte).

 

"Hoy la discusión en el Tribunal está en el término 'adyacencias' del estadio", plantea la fuente de Conmebol. Sobre ello trabajan los cuatro integrantes habilitados a fallar: Antonio Carlos Meccia (Brasil), Eduardo Gross Brown (Paraguay), Amarilis Belisario (Venezuela) y Cristóbal Valdes (Chile). El argentino Diego Pirota no podrá votar según dispone el artículo 30 del reglamento disciplinario que indica que, al ser de la misma nacionalidad que una las partes involucradas deberá abstenerse.

El artículo 8 del Reglamento Disciplinario, sobre el cual se encuentran posados todos los ojos del mundo futbolero
El artículo 8 del Reglamento Disciplinario, sobre el cual se encuentran posados todos los ojos del mundo futbolero

En River plantean que la agresión que provocó las heridas a los futbolistas y que, con la rotura de cuatro vidrios del micro, propiciaron el ingreso de los gases lacrimógenos que afectaron a la delegación de Boca, sucedió fuera del perímetro de seguridad que le corresponde al club. Es decir, fuera de las "adyacencias" o "inmediaciones" del estadio. Desde el Xeneize, en cambio, sostienen que ya se hallaban en jurisdicción riverplatense. Y que el plantel recibió proyectiles incluso dentro de las instalaciones del club.

"La unidad disciplinaria se va a expedir en breve", aseguran desde Conmebol. Si no es durante la jornada de la reunión, será antes del jueves. Como la postura en la sede de Luque es que haya un campeón "en cancha", las alternativas más probables de sanción están emparentadas con una fuerte multa y suspensión del estadio. ¿Existe la posibilidad de una final a puertas cerradas? Es otra variante. Pero todo indica que la Superfinal se va a definir con la pelota rodando sobre el césped.

SEGUÍ LEYENDO: