(Nicolás Aboaf)
(Nicolás Aboaf)

Luego de haberse hecho presente en el vestuario de River durante el entretiempo del partido ante Gremio y a la espera de la sanción por parte de la Conmebol (hoy a las 19), Marcelo Gallardo dio una conferencia de prensa y  habló sobre lo ocurrido.

El entrenador se refirió a la polémica que se generó tras su ingreso al vestidor millonario, a pesar de que estaba suspendido. "Creo que tuvo que ver mucho más con lo emocional, no fue una postura desafiante", aseguró.

"Muchos hicieron creer que yo tuve una actitud desafiante contra la Conmebol por mi sanción y nada que ver. Yo sí dije que este fallo es desagradable para los entrenadores, creo que era injusto. En una semifinal de Copa Libertadores las emociones también juegan y me jugó en contra haber actuado impulsivamente. Eso fue lo que sentí y lo que pensé en estos días. Cuando uno actúa con el corazón, a veces uno pierde la razón y si fue un acto de indisciplina por no cumplir las normas pido disculpas como lo hice en mi descargo ante la Conmebol", agregó el DT.

El Muñeco también se refirió al reclamo del conjunto brasileño, que exigió ante la Conmebol que se le dé el pase a la final al club por la indisciplina del propio Gallardo: "Tengo tranquilidad ante el reclamo de Gremio. No hay argumentos para invalidar esta situación que hemos logrado en la cancha, pero esa es una opinión personal".

Además, Gallardo quiso manifestarse acerca de la próxima final ante Boca y de qué manera debe tomarse este encuentro histórico tanto por los hinchas como por la prensa. "Quiero transmitir un mensaje de paz, más allá de enfrentarnos con el rival de toda la vida en un espectáculo único, ¿por qué se tiene que hablar de si estamos preparados o no como sociedad? Debería ser normal. Si no lo es, transmitamos un mensaje de que es un partido de fútbol que tiene un montón de matices, condimentos y situaciones que van a transmitirse en todos estos días pero que no tiene que ir más allá de eso. Es un partido de fútbol y un espectáculo que el mundo futbolístico va a estar observándolo. Ese es el mensaje. Los visitantes van a ser muy poquitos afortunados que van a poder ir. No es vida o muerte, ese es un mensaje erróneo para nuestra sociedad", concluyó.

Otras seis frases de Gallardo:

"Hay que darle un valor real al haber conseguido algo muy importante que es volver a jugar una final de Copa Libertadores. Fue un trabajo de equipo muy grande. Estamos en una situación de privilegio, somos privilegiados de poder vivir esta final histórica".

"No puedo obviar la situación personal, por ende a través del descargo que hicimos esperaré la sanción de Conmebol. Quiero saber qué va a pasar. Después empezaremos a enfocar el partido de la semana que viene con muchísimo entusiasmo, ganas y decisión, eso es lo que me va a preocupar. Pero en estas horas estamos viendo qué se va a decidir".

"Los favoritos somos los dos, que hemos llegado merecidamente a esta final. Después va a haber que jugar el partido, resolverlo ahí adentro. Se habla en la cancha. Estos días se va a hablar muchísimo y nosotros tenemos que estar enfocados en nuestro trabajo diario y no salirnos de lo nuestro que es lo que nos ha mantenido hasta acá. Llegar no fue fácil. Hay que mantener la calma".

"Los jugadores tienen que estar al margen de todo esto porque tienen que estar enfocados en los entrenamientos, en el partido de mañana primero (ante Estudiantes) y ya después en lo que va a ser la final".

"No tenía decidido bajar al vestuario, fue algo impulsivo que a veces a los entrenadores nos sucede. Hay que vivir esos momentos para saber lo que se siente. Asumí mi responsabilidad, asumí que transgredí la norma pero no fui desafiante para nada. Íbamos perdiendo 2-0 en ese momento y sentí que tenía que estar con mi gente y eso hice".

"El equipo está listo para que yo no esté en el banco. Confío en mi cuerpo técnico y en los jugadores".

Seguí leyendo: