Guilherme Henrique Borges Sanches dio la nota en el último encuentro de la selección brasileña de futsal en los Juegos Olímpicos de la Juventud. En la goleada por 6-2 ante Costa Rica, se despachó con un hattrick y su segunda conquista fue la mejor del certamen hasta ahora.

El número 9 recibió de espaldas al arco un pase del capitán Neguinho, soportó la marca de un rival y lo dejó inmovilizado junto al arquero de los Ticos con un taco imprevisto. El balón le pasó de caño ala defensor y se introdujo en la valla.

Brasil asoma como firme candidato porque gana, gusta y golea: 6-1 a Rusia, 4-0 a Irán y 6-2 a Costa Rica. Hoy disputará su último partido por la fase de grupos ante Islas Salomón, antes de presentarse en las semifinales.

SEGUÍ LEYENDO