La selección masculina de beach handball logró el objetivo de avanzar a las semifinales del torneo en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Para ello tuvo que superar a Hungría, un duro rival europeo que no le hizo las cosas sencillas.

El trámite del partido se vivió bajo un clima de tensión y adrenalina. Tras imponerse por 31 a 20 en el primer set, el momento más vibrante se vivió en el desenlace del espectáculo desarrollado en el Parque Sarmiento.

El empate en 24 obligó a una definición más reñida en el segundo parcial. A pesar del color gris que aportó la jornada, el calor de la gente colaboró para que los argentinos lograran vencer a Hungría en un final escalofriante.

Nahuel Baptista, Francisco Daudinot, Nicolás Dieguez, Elian Jesús Goux, Alejo Novillo y Julián Santos fueron los héroes que obtuvieron la doble chance de medalla. Si bien todavía se espera el rival para afrontar la instancia de los 4 mejores del certamen, todo indica que será Portugal.

En caso de ganar el próximo compromiso, los albicelestes se garantizarán un lugar en el podio, pero en caso de sufrir una derrota, deberán luchar por la presea de bronce frente al perdedor de la otra semifinal.

Seguí leyendo