La coronación de la volcada ante Sacramento: un poema (Foto: Getty Images/AFP)
La coronación de la volcada ante Sacramento: un poema (Foto: Getty Images/AFP)

La temporada 2017/2018 será inolvidable para Emanuel Ginóbili. Porque, por su condición de #ElPibeDe40, resultó una celebración en continuado que ni la eliminación de los playoffs a manos de Golden State Warriors, el máximo candidato a ganar un nuevo título de la NBA, puede opacar.

Es que, desmintiendo al pasaporte, el escolta bahiense redondeó una temporada con momentos de alto impacto, creando jugadas propias de la calidad de un basquetbolista con cuatro anillos de campeón, del dueño de una medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas, de un fuera de serie. Aquí, repasamos diez de sus mejores acciones en una temporada que, inevitablemente, lleva su nombre.

El minuto de furia frente a Portland

Triple, rebote, triple, robo y doble. Todo en un minuto. Todo eso hizo Ginóbili para darle a San Antonio el triunfo 116 a 105 sobre el final de la temporada regular, una victoria clave para que su equipo consiguiera el acceso a los playoffs. La faena empezó cuando los texanos se imponían por cuatro puntos. Y terminó… cuando Manu quiso.

La jugada que desmiente su edad

"Tengo 40, ya no estoy para tirarme al piso", había dicho días antes. Pero el escolta no sólo desmiente a su edad, también a sus palabras. En la victoria por 98-90 ante Washington Wizards, le tocó la pelota a un adversario, batalló por la posesión en el piso, desde allí cedió para Rudy Gay, quien asistió a Pau Gasol para el doble. Competitividad en estado puro.

El mejor defensor contra el mejor defensor

Victoria de los Spurs 98-93 ante New Orleans Pelicans: Anthony Davis enfrente, el mejor defensor de la NBA. Y #ElPibeDe40 dispuesto a darle de su propia medicina: desde atrás, le aplicó un tapón antológico, cuando se disponía a completar el lanzamiento. Los gritos de asombro todavía resuenan en sus oídos.

Un pase de magia contra los Lakers

Sucedió a principios de marzo, en la derrota de los texanos 116-112 contra Los Ángeles Lakers. Si LA fue la casa de Magic Johnson, podría decirse que Manu le hizo un homenaje al histórico base con una jugada de primerísimo nivel ante el novato croata Ivica Zubac: le hizo un amague que lo desairó y definió con una bandeja de zurda ante el acoso tardío de Julios Randle.

Ojos en la espalda

El 31 de enero, contra Denver, Ginóbili dibujó un encuentro bestial: anotó 14 puntos y sumó cuatro asistencias, un rebote y una tapa en el festejo de su equipo 106-104. Uno de los pases para anotar fue pura fantasía: de faja, encontró a Davis Bertans para la penetración. En dicho partido, le puso el freno a Trey Lyles (pivot de 206 centrímetros) con una tapa impresionante.

El "triple invisible" contra Nueva York

La primera presentación de 2018 fue a toda orquesta para Ginóbili: contra los Knicks, en el Madison Square Garden, totalizó 12 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias, 1 robo en la victoria de los Spurs 100-91 en Nueva York. Más allá de la actuación rutilante, en los 23 minutos se apuntó una jugada inédita: el "triple invisible".

Intentó un pase volado para el alley oop y terminó encestando un triple que, de tan increíble, los árbitros no lo convalidaron. Pero el bahiense protestó hasta que contó en el tablero. Claro, los fanáticos de NY, incluido el cineasta Spike Lee, reclamaron. Y allí se dio una discusión con el director, en vivo y en directo. De película, como su carrera.

El dueño del triunfo contra los Celtics

San Antonio 96 – Boston Celtics 96. Ginóbili se hace cargo de la última bola de la noche. Tensión al máximo, apenas una cosquilla para una leyenda como él. Los segundos corren. El bahiense aprovecha una cortina, penetra por la izquierda, eleva la bandeja. Los Spurs ganan por Ginóbili, 98-96. #ElPibeDe40, como cuando era pibe.

La volcada de la temporada

El 10 de abril, cuando su equipo más lo necesitaba porque le urgía ganar para entrar a los playoffs, Ginóbili volvió a tener un rendimiento estelar: convirtió 17 puntos en la victoria 98-85 ante Sacramento Kings. La acción más impactante: una penetración con volcada ante Buddy Hield. #ElPibeDe40, en todo su esplendor.

Nunca lo des por vencido, Golden State

Ni el campeón defensor de la NBA puede subestimar el corazón de un competidor como Emanuel Ginóbili. Golden State y sus figuras pueden dar fe. Porque en el cuarto partido de la serie, cuando toda la NBA suponía una barrida, el bahiense surgió para dar la cara por los Spurs.

Manu convirtió 16 puntos, varios de ellos de enorme factura, para que los texanos descontaran y pusieran la serie 1-3. Dos dobles, a puro amague y penetración, los más impactantes de su enorme repertorio.