Esta derrota contra River por la definición de la Supercopa Argentina será una de las marcas más difíciles en la carrera de Carlos Tevez. Lejos estuvo de evitar los micrófonos o de realizar declaraciones salomónicas. El Apache asumió su rol de líder del plantel y atendió a la prensa con la furia a flor de piel.

"Fueron dos errores de nosotros. El penal no sé si fue penal, estaba del otro lado, la verdad. Después cuando tenemos que cortarlo en la mitad de la cancha no lo hacemos y así lo pagamos también. Nos vamos sin nada", afirmó el futbolista de 32 años tras el duelo.

“No me acuerdo una jugada en la que ellos lleguen”, disparó Tevez (Télam)
“No me acuerdo una jugada en la que ellos lleguen”, disparó Tevez (Télam)

Aunque más allá de apuntar a sus propios compañeros, cargó con una chicana para el equipo que finalmente alzó la corona: "No creo que River haya ganado porque fue más inteligente. No me acuerdo una jugada en la que ellos lleguen y digas 'la sacó el arquero o pegó en el palo'".

"Boca sí jugó a lo Boca en el segundo tiempo, y en el mejor momento ellos nos pegan otra piña que es el segundo de ellos. Ahí ya estaba casi definido el partido", advirtió, al mismo tiempo que identificó este suceso como "un golpe duro". Sin embargo, se resguardó en sus hinchas: "Vieron la gente de Boca cómo es, enseguida nos estaban levantando de vuelta y creo que eso es lo más lindo".

Lejos de olvidarse de las falencias propias, el Apache sentenció: "Creo que Armani saca dos o tres pelotas muy buenas, pero no me quedo con eso, sí con los dos goles que nos marcan. Jugando una final, pensando más a futuro, no nos puede pasar".

“Me quedo con los dos goles que nos marcan: jugando una final no nos puede pasar”, señaló (EFE)
“Me quedo con los dos goles que nos marcan: jugando una final no nos puede pasar”, señaló (EFE)

Seguí leyendo: