Tapia Elizondo 1 

Fan ID, como se utiliza en los Mundiales, para que los hinchas que concurran a los estadios se encuentren empadronados y las entradas puedan ser nominales. Sistema de venta de entradas on line, que cerrará el expendio 72 horas antes de cada encuentro, de modo que los dirigentes no puedan manejar ingresos. Sanciones para las parcialidades que generen incidentes en condición de visitantes. Son algunas de las medidas que se están incluidas en el proyecto de la Superliga para que vuelvan los hinchas visitantes. La idea, que está motorizada por Mariano Elizondo y también por Claudio Tapia, presidente de la AFA, cuenta con la anuencia del Ministerio de Seguridad de la Nación. Y ayer fue expuesta ante los Tribunales de Disciplina y Apelaciones de la Asociación del Fútbol Argentino, que serán los encargados de analizar si corresponden penas para las hinchadas que cometan desmanes en esta nueva era que comenzaría en agosto de 2018.

Infobae accedió a la presentación de la Superliga ante los Tribunales, un PowerPoint en el que se detallaron las acciones a tomar para lograr el objetivo: desde 2013, excepto en torneos de verano, Copa Argentina, Copas internacionales o ensayos puntuales, que no hay público visitante con continuidad en el fútbol argentino.

Vale aclarar que, en esta primera etapa que tendrá su puntapié inicial en la próxima temporada, será optativo para los clubes la recepción de público visitante. Aquellos que completan sus estadios con socios y abonados, como Boca, River, los equipos rosarinos (Rosario Central y Newell's) y los cordobeses (Talleres y Belgrano), difícilmente (o eventualmente) albergarán a la afición del adversario. Pero el espíritu del proyecto contempla este detalle. En definitiva, les otorga a varios clubes un importante ingreso extra, sobre todo cuando visitan sus estadios los fanáticos de los equipos "grandes". Los visitantes, un paso más cerca de volver a los estadios de Primera División.

LEA MÁS