Tal como marca la historia y la ambición de los planteles, el clásico madrileño tuvo chispazos en diferentes momentos. El Wanda Metropolitano ardió más allá del empate sin goles y uno de esos instantes calientes fue por la reacción de Ángel Correa contra Karim Benzema.

Corrían 18 minutos del cotejo, cuando Juanfran cortó con falta al delantero francés, que cayó al suelo buscando la complicidad del árbitro David Fernández Borbalán, quien dio lugar a su pedido de infracción. La pelota quedó suelta y en escena apareció el argentino, quien no dudó en tirarle un pelotazo a la humanidad del hombre del Real Madrid.

Benzema llegó a correr la cara, aunque el impacto de la pelota fue de lleno en su cabeza. Quedó tendido, mientras sus compañeros corrieron en busca del ex San Lorenzo para recriminarle su actitud. Marcelo y Sergio Ramos fueron los más exasperados, pero pronto los futbolistas del Atlético separaron y calmaron los ánimos.

El juez optó por no mostrarle la tarjeta amarilla.

LEA MÁS: