Ana-Lisa Marjak
Ana-Lisa Marjak

Desde la semana pasada, la artista plástica Anna-Lisa Marjak sonríe otra vez. En Soler Espacio Arte se presenta la muestra Mujeres argentinas que ya no están, en la que realiza un homenaje a 34 referentes ya fallecidas.

Y Marjak sonríe porque para poder presentar esta exhibición debió atravesar algunos inconvenientes que le quitaron el sueño. Agosto fue un mes difícil. Daba las últimas pinceladas a una futura muestra que debía presentarse el miércoles 14, en el subsuelo el Sileo Hotel, en Azcuénaga al 1900, en Recoleta. Pero nunca las utilizó, ya que días antes del vernissage en lo que algunos entienden como un mal entendido y otros como un acto de censura del sponsor, la empresa Fiat, se le pidió "sin ánimo de intervenir" buscar "un perfil más conservador".

De acuerdo a la artista, primero le sugirieron no presentar los retratos de Azucena Villaflor y de Chicha Mariani, fundadoras de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y de una de las fundadoras de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, respectivamente, y luego también pidieron bajar la obra que representaba a Cris Miró. Ahí dijo basta y renunció.

Chicha Mariani, Azucena Villaflor y Cris Miró
Chicha Mariani, Azucena Villaflor y Cris Miró

El nuevo vernissage contó con la presencia de Rita Segato, entre otras, en una tarde que se rindió homenaje a mujeres destacadas como Carola Lorenzini (primera aviadora); Aimé Paine (cantante Mapuche); Silvina y Victoria Ocampo; Mercedes Sosa; Azucena Maiceni (cantante de tango); Lola Mora; Aida Carballo; Eva Perón y Alejandra Pizarnik, por nombrar algunas.

Las obras de acrílico sobre tela en formato pequeño (van de 50×40 cm a 20×20 cm) revelan el perfil expresionista de la artista. "Nunca me imaginé que podía realizar retratos y menos en pequeño formato. Siempre pinté grandes tamaños y cuanto más grande mejor, con grandes pinceladas", dijo a Infobae Cultura en un intercambio de mails.

Para Marjak el ejemplo de su abuela y su mamá, las escritoras Luisa Mercedes Levinson y Luisa Valenzuela, respectivamente, fue una motivación: "No siento que mi familia influenció en mi obra, pero sí en mi vida, obviamente; en mi búsqueda, y en mi amor a la libertad".

Luisa Mercedes Levinson, Alicia Moreau de Justo y Libertad Lamarque
Luisa Mercedes Levinson, Alicia Moreau de Justo y Libertad Lamarque

¿Cómo fue el paso de realizar obras en gran formato a otros más pequeños?

-Un día una amiga de mi hija dejó un caballete en mi taller y lo empecé a usar. Entonces, tenía que hacerle un regalo a una gran amiga y se me ocurrió regalarle un retrato.Y no pude parar. Hace 2 años hice una muestra de retratos de amigas de Facebook y ahora, el de estas Mujeres que disfrute mucho. Mi próximo desafío será hacer retratos de amigos.

¿Cómo fue la experiencia de la primera muestra que no se llegó a realizar?

-La censura me agarró de sorpresa total. Nunca pensé que debía pedir permiso y nunca me imaginé que mis cuadros podían ser censurados. Como artista y como persona sentía que me traicionaba a mi misma si aceptaba que Mujeres tan importantes del SXX no estuvieran en mi muestra, y sobretodo cuando las había pensado y admirado. Sentía que se borraba un pedazo de la historia. También defendí mi libertad.
La experiencia de todo lo que sucedió después de decir NO fue muy intensa y enriquecedora. Un gran alivio también porque fueron semanas de negociaciones para hacer mi muestra cómo yo quería. Y en ese sentido, fue un gran emoción recibir tanto apoyo. Muchas mujeres, muchos colectivos de mujeres y muchos hombres. Muchos amigos, colegas y desconocidos. Fue muy emocionante sentir que no estaba sola, lo que me generó una sensación de orgullo personal. Es bueno saber lo que uno acepta y lo que no. Lo que uno quiere y lo que no. Me dio más seguridad.

María Luisa Bemberg, Tira Merello y Victoria Ocampo
María Luisa Bemberg, Tira Merello y Victoria Ocampo

¿Cuáles son las sensaciones de finalmente poder presentar tu trabajo tal como lo habías pensado?

-La muestra tomó otra dimensión en mí. No era tan consciente de lo que significaba pintar estas Mujeres. Hice un intento en mi juventud de estudiar antropología y sentía en esta muestra que mezclaba ambas carreras. Para mi era un hecho antropológico y se tornó en un hecho político o ambos y eso fue una gran sorpresa. No sabía muy bien dónde y cuándo la iba a mostrar completa hasta que me llamó Kekena Corvalán y me ofreció hacerla en Soler Espacio de Arte.
Todas Kekena, las dueñas de la galería Adriana Albi y Jackie Simsolo fuimos censuradas últimamente y somos mujeres, Inmediatamente dije sí. Y no solo eso un lujo extra, Rita Segato hablaría en mi muestra. Fue una felicidad total.

¿Por qué creés que todavía existen personalidades que resultan conflictivas aún cuando se abordaje sea artístico?

-Lamentablemente todavía en Argentina hay temas tabú. No se puede hablar libremente y no hay tolerancia al pensamiento del otro.

*Mujeres argentinas que ya no están
Soler Espacio de Arte, Soler 5072
Cierre 16 septiembre
Curadora Mekena Corvalan
Entrada gratuita

SEGUÍ LEYENDO