El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós informó el parte epidemiológico diario.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, confirmó que se está produciendo un “leve” descenso de los casos positivos de COVID-19 en la Ciudad de Buenos Aires, después del fuerte alza de contagios en diciembre, y atribuyó el cambio en la tendencia a un cambio de comportamiento de la población que fue “previa” a las restricciones nocturnas impulsadas por el presidente Alberto Fernández. Además, confirmó

Tras el rebrote de fin de año en todo el país, el funcionario informó en su reporte epidemiológico diario que “en los últimos 5 a 7 días se han estabilizado y descendido levemente” los contagios por la pandemia de coronavirus. “En la media móvil de siete días, desde el 10 al 12 de diciembre tuvimos una aceleración de casos muy importante, hasta llegar al valor de 1300 promedio. En la última semana hemos descendido 200 casos por día en promedio. Hay un cambio de tendencia”, explicó.

Durante la conferencia de prensa, Fernán Quirós se diferenció del diagnóstico del gobernador bonaerense Axel Kicillof, que atribuyó la merma de casos a las restricciones nocturnas. Para el gobierno porteño, hubo un mayor impacto el haber superado la etapa de los festejos de fin de año, que coincide con una mayor cantidad de reuniones sociales privadas y “tuvo mucho que ver con la dificultad que tuvimos todos de cuidarnos después de un año tan duro”.

“Cuando se mira la curva de la Ciudad de Buenos Aires, se observa que no hay una coincidencia temporal entre el descenso de los casos y las restricciones, porque luego de las restricciones tenés que esperar 7 días” para ver su impacto, analizó el ministro de Salud de la Ciudad. “En este caso, descendieron al mismo tiempo que (la implementación de) las restricciones. Hubo un cambio de comportamiento ciudadano previo, que pudo haber sido un diagnóstico real de la ciudadanía que esto (la pandemia) no había terminado y también pasar las fiestas, (que hizo) que cada una de las familias disminuya la interacción social.

“Ese cambio patente de interacción son los que impactaron a partir del 8, 9 y 10 de enero”, destacó Quirós.

Ahora bien, Quirós no quiso polemizar con Axel Kicillof y compartió su mirada sobre la adopción y la futura revisión de las restricciones definidas. “Por supuesto que comparto con el gobernador que estas restricciones nocturnas han colaborado y compartimos que todas las medidas restrictivas son temporales y tácticas, porque no cambian estructuralmente la pandemia”.

A comienzos de enero, el presidente Alberto Fernández impulsó en todo el país la adopción de restricciones nocturnas para disminuir el ritmo de contagios por coronavirus.
A comienzos de enero, el presidente Alberto Fernández impulsó en todo el país la adopción de restricciones nocturnas para disminuir el ritmo de contagios por coronavirus.

Nueva etapa de vacunación

El ministro Fernán Quirós también destacó que el Gobierno de la Ciudad ha iniciado la aplicación del segundo componente de la vacuna Sputnik V para contener la propagación del coronavirus. Respecto a las consultas sobre por qué no hay un listado en donde la población en general pueda inscribirse para recibir la inmunización, como ocurre en la provincia de Buenos Aires y otros distritos, el ministro sostuvo que la ciudad se concentra en quienes pueden recibirla de forma inmediata.

Hemos decidido no hacer preinscripción, sino inscripción directa para no tener un listado largo de personas esperando recibir una vacuna que no sabemos cuando llega”, resaltó Quirós.

Además, el funcionario precisó que la apertura de un sistema online para vacunarse se implementaría cuando el Gobierno nacional defina la cantidad de vacunas que entregará a la Ciudad en la próxima tanda de inmunización -sobre la que se esperan millones de dosis Sputnik V- y los grupos prioritarios.

“Cuando Nación defina el cargamento y los grupos que le van a corresponder, y nosotros estimamos que serán los mayores de 70 años, se van a poder inscribir directamente a los sistemas de registro y pedir un turno”, sostuvo Quirós. “Hemos dispuesto un número de vacunatorios apostados en la Ciudad por dónde está distribuida la gente de 70 años con voluntad de vacunarse, que se podrán inscribir día y hora”, completó.

Una de las dosis de la vacuna rusa contra la COVID-19, Sputnik-V. (EFE/Ignacio Ortega)
Una de las dosis de la vacuna rusa contra la COVID-19, Sputnik-V. (EFE/Ignacio Ortega)

Los datos de coronavirus en la Ciudad

En su evaluación sobre la curva epidemiológica en la Ciudad, Quirós indicó “los valores son similares a los que tuvimos en agosto, pero técnicamente no son comparables”, ya que ahora se produce una “estrategia de testeo más intensiva”.

“Casi la mitad de los confirmados en el sistema público de la ciudad son personas asintomáticas”, sostuvo el ministro de Salud porteño.

En el informe, el funcionario apuntó que los mayores de 60 han reducido su participación en la cantidad de contagios totales en la Ciudad al 14%, lo que fue visto de manera favorable por las autoridades sanitarias. Según su visión, esta situación representó que “el aumento significativo de casos no haya sido acompañado de un aumento significativo de los usos de elementos de terapia intensiva”.

En las últimas 24 horas, se detectaron un total de 1.361 nuevos casos y 7 muertos por coronavirus, lo que elevó a 197.353 el número de contagiados y a 6104 el de fallecidos en el distrito desde la llegada de la pandemia.

La ocupación de terapia intensiva llegaba al 28.8%, que implica que el sistema de salud pública utilice unas 130 camas con personas en estado de gravedad sobre un total de 450 disponibles para pacientes en esta situación. Para los casos moderados, la ocupación llegaba al 21,8% (327 sobre 1.500 disponibles) y, en los leves, de 6,5% (328 sobre 5.000).

La tasa de letalidad, es decir el porcentaje de decesos sobre diagnósticos positivos, se ubica en el 3,09 por ciento.

El parte del Gobierno porteño añadió que 1.249 pacientes fueron dados de alta ayer, con lo cual suman 166.037 las personas recuperadas desde el inicio de la pandemia.

Las barras más oscuras reflejan el porcentaje de personas mayores a 60 años, el grupo más vulnerable ante la letalidad de la COVID-19.
Las barras más oscuras reflejan el porcentaje de personas mayores a 60 años, el grupo más vulnerable ante la letalidad de la COVID-19.

El sistema de salud notificó también 874 nuevos casos de coronavirus correspondientes a personas no residentes en la Ciudad, con lo cual el total acumulado llegó a 144.905, con 13 personas fallecidas (1.911 el acumulado) y 727 fueron dadas de alta (127.416 acumulado).

Desde marzo pasado, fueron realizados en la Ciudad de Buenos Aires un total de 1.200.195 hisopados, con un índice de positividad -casos confirmados sobre pruebas realizadas- acumulado de 28,5%, de los cuales 728.916 se realizaron a residentes del distrito, con una positividad del 27,5%.

Del total de los 12.901 hisopados reportados ayer (17,3% de positividad), 8.541 se realizaron a residentes de la Ciudad (9,9% de positividad); en tanto en los últimos siete días se realizaron 19 test cada mil habitantes.

En los barrios populares se notificaron 19 nuevos casos de coronavirus, mientras que 18 personas fue dada de alta y no se registraron fallecidos. El total acumulado de fallecidos en esos conglomerados es de 287, mientras que la cantidad de personas contagiadas desde marzo es de 18.058, las altas acumuladas son 16.783, y la tasa de letalidad es de 1,59 por ciento.

Seguí leyendo: