A worker in PPE cleans the inside of an ambulance at the Royal London Hospital. Photographer: Chris J. Ratcliffe/Bloomberg
A worker in PPE cleans the inside of an ambulance at the Royal London Hospital. Photographer: Chris J. Ratcliffe/Bloomberg

El Reino Unido notificó este miércoles 1.820 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas. La cifra representa un nuevo récord de decesos diarios desde el inicio de la pandemia.

Además, el Gobierno británico informó que se han registrado otros 38.905 nuevos casos de covid-19 en el conjunto del país, una cifra que supera considerablemente a los alrededor de 33.300 comunicados en la víspera.

El Ejecutivo de Boris Johnson, que continúa volcado en su programa nacional de vacunación como apuesta principal para contener la pandemia, indicó hoy que estudiará “con mucho cuidado” el grado de protección que proporciona la primera dosis (de dos) de la vacuna de Pfier/BioNTech, uno de los preparados que se inoculan en este país, a raíz de interrogantes planteados por un análisis elaborado en Israel.

Los datos actualizados del Gobierno mostraron asimismo que el total de decesos registrados hasta la fecha en este país asciende a 93.290, al tiempo que el número de positivos detectados se eleva a 3.505.754. Se ubica en el quinto lugar de las lúgubres listas de contagios y muertes a nivel global.

Trabajadores de la salud trasladan a un paciente de COVID-19 en el Reino Unido. REUTERS/Hannah McKay
Trabajadores de la salud trasladan a un paciente de COVID-19 en el Reino Unido. REUTERS/Hannah McKay

La información oficial difundida contempla también que hasta ahora se han administrado 5.070.365 vacunas contra la covid, de las cuales 4.609.740 fueron una primera dosis del preparado (de un total de dos) y 460.625 fueron segundas dosis.

El Ejecutivo de Boris Johnson se ha fijado como objetivo administrar 15 millones de primeras dosis de los preparados antes del 15 de febrero. Según el seguimiento de la agencia Bloomberg, al 20 de enero el país ha dado 4,7 millones de vacunas. Las autoridades sanitarias usan los inoculanes desarrollados por Pfizer y la universidad de Oxford y AstraZeneca.

En declaraciones hoy al canal británico Sky News, el asesor científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, confirmó que se revisará el grado de efectividad de la primera dosis del preparado de Pfizer tras haber sido cuestionada por un análisis realizado por expertos de Israel.

La pandemia ha impactado al país europeo al punto que el asesor científico del gobierno, Patrick Vallance, describió la situación de los hospitales como una “zona de guerra”. La situación es “muy, muy mala en este momento, con una enorme presión, y en algunos casos parece una zona de guerra en términos de lo que la gente tiene que gestionar”, afirmó Vallance.

Conforme a los nuevos datos, la protección que aportaría la vacuna tras una primera dosis sería significativamente más baja -un 33 %- que lo estimado inicialmente durante los ensayos clínicos -que apuntaban a un 89 %-.

Precisamente ese alto porcentaje de efectividad en el corto plazo fue decisivo para justificar la decisión del Reino Unido de retrasar la inoculación de la segunda dosis hasta 12 semanas, en lugar de esperar solo tres, el intervalo dejado durante las pruebas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: