El gobierno de Santa Fe habilitó la obra privada (Reuters/Marcos Brindicci)
El gobierno de Santa Fe habilitó la obra privada (Reuters/Marcos Brindicci)

A una semana de que el gobierno nacional anunciara la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 7 de junio, el gobierno de Santa Fe comunicó nuevos cambios en su provincia para lo que resta de esta fase de cuarentena por la pandemia de coronavirus. Entre otras medidas, incluyó como actividades exceptuadas las sindicales, colegios profesionales y tareas administrativas de universidades. También a la construcción en obras privadas con hasta diez operarios.

A través de un decreto, las autoridades santafesinas informaron en primer lugar que desde hoy, en los aglomerados Gran Santa Fe y Gran Rosario, están autorizadas las construcciones de obras privadas, siempre que cumplan con dos condiciones: que ocupen hasta diez operarios como máximo (hasta ahora estaban permitidas hasta cinco operarios) y que los trabajos no impliquen ingresar a viviendas con residentes, locales o establecimientos en funcionamiento.

Por otra parte, establecieron que el comercio minorista, que ya funciona en esta provincia, ahora también puede hacerlo en horario matinal. Este era un reclamo del sector. Cada municipio deberá autorizar esa actividad “sectorizando por barrios y de acuerdo a la modalidad y al tránsito que se dé en cada una de las localidades”, informó el gobernador Omar Perotti.

En tanto, se indicó que pueden volver a funcionar "la actividad en sindicatos, entidades gremiales, empresarias, obras sociales, cajas y colegios profesionales, administración de entidades deportivas y la actividad administrativa de universidades nacionales y privadas a puertas cerradas y con turno previo”, con excepción de Rosario y Santa Fe.

El decreto también permite en las pequeñas localidades de la provincia la apertura de comercios minoristas en centros comerciales, paseos comerciales o shoppings, pero “exclusivamente con la modalidad particular de entrega y pago previamente convenidos”. Según la norma, estas ventas se realizarán “en un espacio exterior lindante (playas de estacionamiento o similares), debidamente acondicionado, en los horarios que establezcan las autoridades municipales”.

En cada caso, seguirán “la evolución de los avances día a día de los muestreos y los testeos que se están dando, vamos tomando distintas medidas”, afirmó Perotti.

Desde Santa Fe solicitaron la autorización para la apertura de bares y restaurantes (Reuters/Agustín Marcarián)
Desde Santa Fe solicitaron la autorización para la apertura de bares y restaurantes (Reuters/Agustín Marcarián)

Al anunciar estas nuevas flexibilizaciones, el gobernador santafesino también subrayó que paralelamente solicitó una serie de excepciones más a la Jefatura de Gabinete nacional. En concreto, pidió por la habilitación de bares y restaurantes, del servicio doméstico para los grandes aglomerados urbanos y de prácticas deportivas en espacios abiertos o ventilados.

Con respecto a los locales gastronómicos, en caso de ser autorizados, volverán a abrir sus puertas “con modalidad de reserva previa, garantizando el debido distanciamiento social” y con una ocupación de “hasta el 50% de la capacidad máxima de los locales”. Mientras que por el lado de las prácticas deportivas, Perotti le pidió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que analice la habilitación de las instalaciones que no impliquen contacto físico, por turnos, en espacios abiertos o suficientemente ventilados, sin reuniones.

Por último, el mandatario provincial también solicitó reuniones familiares de hasta diez personas los sábados, domingos y días feriados, así como mesas de exámenes presenciales en las universidades.

SEGUÍ LEYENDO: