Felipe Solá admitió que el Gobierno hoy no puede ofrecer un cronograma con planes de vuelo de regreso de más de 10.000 argentinos varados en el exterior porque “no manejamos la situación crítica en el mundo” y porque en el aeropuerto de Ezeiza hay una limitación de ingreso de no más de 300 personas por día. De esta manera, indicó que “en lo inmediato” no puede asegurar la repatriación de esos miles de compatriotas.

A lo largo de una videoconferencia que compartió con los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores el Canciller destacó que los problemas más graves para repatriar argentinos se encuentra en Europa y en Miami por la situación crítica de la pandemia de COVID-19 que hay allí.

En este sentido, Solá dijo que Madrid es “un problema serio ya que asusta al Ministerio de Salud”. Explicó que los aviones que vienen de allí traen gente que no tiene síntomas de coronavirus pero muchos manifiestan síntomas arriba del avión en un ambiente de contagio y todo avión es un riesgo.

“Si me piden que hoy ofrezca un cronograma de vuelos de repatriación de argentinos varados en el exterior para los próximos 10 días eso no lo podemos dar porque esto va cambiando todo el tiempo y no podemos controlar los vuelos que van saliendo", dijo ante los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores. Sucede que ante la crítica situación de pandemia mundial la Cancillería va negociando cada día los vuelos que pueden salir para buscar a argentinos varados. De hecho, ayer volvieron dos vuelos de México, uno de Colombia y este fin de semana saldrán para Cuba y Perú nuevos vuelos.

Ante la pregunta de algunos diputados de la oposición, el canciller Solá admitió que no está en condiciones hoy el Gobierno en dar un cronograma de plan de vuelos de repatriaciones por los problemas que presentan el cierre de fronteras o la situación particular de cada país. Y añadió que entre otras restricciones para armar un cronograma de vuelos es que en Ezeiza no pueden ingresar más de 300 pasajeros pro día. Ya se pagó 1,2 millones de dólares en aviones charter para traer argentinos varados.

En este pasaje del intercambio con legisladores del oficialismo y la oposición, el funcionario denunció a las empresas aéreas que especularon con pasajes y muchas de las cuales no cumplieron con los vuelos ya vendidos.

Solá expresó también que desde el 16 de marzo, que fue la última fecha en que ingresaron vuelos regulares a la Argentina, hasta hoy regresaron al país 155.000 argentinos aunque aún quedan más de 10.000 varados en el exterior como efecto de la pandemia mundial por el COVID-19.

A la vez, destacó que el Ministerio a su cargo ya atendió la situación de más de 3.500 personas en situación de vulnerabilidad en el exterior y admitió que a medida que pase el tiempo seguirá aumentando ese número. Para atender esta situación el Gobierno ya dispuso de 442.000 dólares para apoyar en alimentos y hospedaje a los varados en situación vulnerable.

Solá anunció ante los diputados que el grupo de Cascos Blancos de Argentina se va a ir a instalar en Guayaquil para atender a los argentinos allí varados y traer a los argentinos por un Hércules de la Fuerza Aérea.

También explicó que se elaboró un protocolo con el Ministerio de Salud que tienen todos los cónsules para informar dónde van a pasar los argentinos que regresan la cuarentena.

En relación al comercio internacional, sostuvo que hay 30 medidas que se tomaron en el último mes relacionadas con la pandemia donde hay relevamientos de cada país, el comercio con el Mercosur y la aceleración de trámites aduaneros. Y destacó que el “comercio internacional de la Argentina no se frenó” hasta ahora.

Al hablar del G20 y sus acciones, Solá destacó que hubo un pedido del presidente Alberto Fernández para crear un fondo común ante la emergencia de la pandemia. Y Argentina ya pidió que trabajen todas las naciones en conjunto y dijo que esto puede servir para redefinir cómo están repartidas las riquezas en el mundo.

Según el Canciller, la atención a la crisis por la pandemia “ocupa el 90% de nuestro tiempo”. Y remarcó que todos los consulados desde el 12 de marzo hicieron una lista de todos los argentinos que tenían pasaje de vuelta y querían volver al país. Esa lista se fue incrementando porque muchos argentinos que se quedaron sin trabajo.

Seguí leyendo: