Qué hacer con los perros durante la cuarentena por coronavirus

Los consejos de expertos para pasar los días de encierro junto a las mascotas

Jugar con nuestros animales es una manera de aliviar su vida durante la cuarentena de su dueño. (Shutterstock)
Jugar con nuestros animales es una manera de aliviar su vida durante la cuarentena de su dueño. (Shutterstock)

El coronavirus puso en alerta al mundo. Muchas personas están viviendo una nueva situación en sus vidas como lo es la cuarentena preventiva que los obliga a estar 14 días aisladas en sus casas. Esa realidad puede afectarlos más si viven con perros acostumbrados a dar su paseo diario. ¿Qué hacer con el animal acostumbrado a salir cuando se ve también obligado a quedarse encerrado?

Infobae consultó con dos veterinarios para saber cómo actuar en esos casos.

“Desde la World Small Animal Veterinary Association (WSAVA) recomiendan que si una persona tiene síntomas o casos confirmados trate de no esta en contacto con los animales porque no se sabe a ciencia cierta qué puede pasar con ellos”, dijo a Infobae la médica veterinaria Carolina Chavez respecto a los cuidados que se deben tener con las mascotas. Y agregó que si la persona debe cumplir cuarentena y vive con un perro “se complica el aspecto recreativo”.

Es aconsejable coordinar con una persona de confianza para que lo saque a pasear.  (Shutterstock)
Es aconsejable coordinar con una persona de confianza para que lo saque a pasear. (Shutterstock)

“Si viven en casa con jardín, parque, terraza o accesos exteriores él se adapta a esos espacios. Pero si viven en departamento y está acostumbrado a salir al menos dos veces al día para hacer sus necesidades, lo ideal es que la persona pueda buscar una solución”, opinó Chavez.

Por su parte, el médico veterinario Miguel Onofrio Longo aconsejó: “Si una persona tiene que hacer cuarentena no puede sacar a su perro, por lo que su animal también debe cumplir ese periodo en casa. No hay riesgo de que el perro se contagie nada, lo que sería una antropozoonosis”.

Aseguró que en ese caso "la mejor manera de pasar esos días es en calma y en paz porque el animal tiene que adaptarse a la nueva situación sin que nada lo ponga nervioso porque si está acostumbrado a salir a pasear esta es una situación nueva también para él y no va a ser fácil, pero si uno lo calma, lo mina, juega con él eso estará bien para el perro”.

Que la persona mantenga la calma es fundamental para no estresar al animal. (Shutterstock)
Que la persona mantenga la calma es fundamental para no estresar al animal. (Shutterstock)

Una buena opción para no cortar las salidas de los perros es coordinar con alguien de confianza que tenga la lave de su casa y pase solo a buscar al perro teniendo en cuenta las precauciones. “Limpiar picaportes con solución de agua alcoholizada al 70 %, que la persona que lo pase use alcohol en gel, que no se toque la cara mientras esté en contacto con el animal y que al devolverlo no se salude con la persona en cuarentena”.

En el caso de los gatos, las cosas parecen ser más simples ya que si viven en departamentos y están acostumbrados no se verán estresados. Pero si suelen salir a jardines para trepar árboles y no se los puede salir a buscar, en caso de que se vayan por unas horas, lo recomendable es comprarles rascadores, torres para que trepen y otros objetos similares.

“En muchos casos los gatos son mas mimosos que los perros y buscan más el cariño de la persona, así que ellos no tendrán problemas”, aseguró Onofrio Longo.


Consejos para los veterinarios

En ese contexto, la Federación Nacional Veterinaria de Italia emitió un protocolo que deben llevar adelante las clínicas veterinarias con el objetivo de reducir los contagios y velar por la salud de animales, veterinarios y las familias de estos animales ante la crisis por el coronavirus COVID-19.

En primer lugar, la Federación Veterinaria de Italia recomienda el uso de gel desinfectante al ingreso y a la salida de la clínica como primera medida de prevención. Además, señalan que la entrada a la sala de espera será restringida, “por cita telefónica, con un máximo de personas permitidas, y siempre con 1 metro de distancia de seguridad entre ellas”.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

El protocolo pide no sentarse, o de hacerlo usar una silla si y otra no, es decir dejando un espacio en el medio. Además, cada animal puede ser acompañado solo por una persona, que debe esperar su turno de atención fuera hasta ser llamado por el veterinario cuando quede libre.

“Se tratará solo al animal sin el dueño, si se necesita algo se le llama, pero no entrará en la sala de tratamiento. Para los animales que están en la clínica recuperándose, el responsable decidirá cuándo puede entrar la persona con el fin de evitar mucha gente dentro”, indican.

Por otra parte, explican que son preferibles las visitas pactadas “para evitar que la gente esté allí sin hacer nada y poder reducir el tiempo de presencia en la clínica”.

Por último, los dueños que presenten síntomas no deben ir a acompañar al animal, y deberán ponerse en contacto telefónicamente con los veterinarios.


Seguí leyendo: