El estudio sostiene que el nivel de ventas - medido en unidades- cayó para el 47,4% de las firmas encuestadas
El estudio sostiene que el nivel de ventas - medido en unidades- cayó para el 47,4% de las firmas encuestadas

En el tercer trimestre de este año se desaceleró el crecimiento que registraba el sector de la maquinaría agrícola y agropartes en la provincia de Córdoba, luego del impacto positivo provocado por la última cosecha record de casi 147 millones de toneladas.

Así lo refleja el relevamiento realizado por el Observatorio Sectorial de la Asociación de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas y Agrocomponentes –AFAMAC-, a través de la Fundación Mediterránea.

El estudio sostiene que el nivel de ventas - medido en unidades- cayó para el 47,4% de las firmas encuestadas, mientras que hubo un aumento para el 36,8% de las empresas.

Pese a la baja en el nivel de ventas, para el 78,9% de las empresas el empleo continúa estable
Pese a la baja en el nivel de ventas, para el 78,9% de las empresas el empleo continúa estable

Pese a la baja en el nivel de ventas, para el 78,9% de las empresas el empleo continúa estable, mientras que el 15,8% redujo su plantel de trabajadores, de los cuales el 10% se trató de una reducción moderada.

En relación a la facturación, la misma mejoró en relación a las ventas, pero empeoró en comparación al segundo trimestre de este año. Sobre la rentabilidad, el 68,4% de las empresas advirtió una caída de la misma, mientras que el 23,7% no expresó cambios y el 7,9% contempló una mejora interanual.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en la encuesta, es lo relacionado a las inversiones productivas, donde el 57,9% de las empresas sostuvo que cayó, un 2,6% que aumentó y el 39,5% que se mantuvo constante.

Con relación a la utilización de la capacidad instalada, el 47,4% de las empresas la redujo pero solo el 13,2% lo hizo considerablemente, y cerca de un 40% no realizó cambios.

Por último, los representantes de las empresas expresaron su opinión sobre las expectativas que hay sobre la realidad macroeconómica y sectorial para lo que resta del año.

En este punto, en general empeoraron las perspectivas, pero el 26,3% de las empresas consultadas expresó que hay expectativas favorables para el cierre del año.