Con caminos rurales mejorados, se podrían ahorrar más de 2.000 millones de dólares en costos de transporte
Con caminos rurales mejorados, se podrían ahorrar más de 2.000 millones de dólares en costos de transporte

Uno de los principales reclamos de los sectores de la producción en materia de infraestructura, es la falta de mantenimiento de los caminos rurales, a pesar que el Estado recauda a través de la tasa de red vial el dinero que permitiría realizar esa tarea.

Un estudio realizado por los integrantes de la Comisión de Caminos Rurales de la Asociación Argentina de Carreteras (AAC), contar con caminos rurales adecuados permitiría a la producción de granos un ahorro en los costos de transporte de entre 696 y 2.088 millones de dólares al año en todo el país.

Se llegó a estas cifras luego de analizar un escenario de producción de granos estimada en 150 millones de toneladas al año. El ahorro varía de acuerdo a la distancia promedio entre la tranquera y la ruta pavimentada.

A partir de esto, se comparó lo que sucede en un camino deteriorado, donde se solamente se puede utilizar un camión sin acoplado que puede transportar hasta 10 toneladas por viaje y a una velocidad promedio de 30 kilómetros por hora, con la posibilidad de transitar en un camino mejorado que facilita la circulación sin interrupciones y utilizando un equipo completo, semirremolque o camión con acoplado, con el que se puede transportar al menos 30 toneladas por viaje, a 60 kilómetros por hora.

El informe refleja que con 10 km de distancia a una ruta, con caminos mejorados se ahorrarían 696 millones de dólares; con 15 km 1.044 millones de dólares; con 20 km US$1392 millones; con 25km 1.740 millones, y con 30 km 2.088 millones de dólares.

Ganadería y lechería

Además, se aportaron datos elaborados por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), en relación a las pérdidas en ganadería y lechería, que alcanzan los 39 millones de dólares de valor de producción. Para los integrantes de la entidad, “la ganadería es la que más pierde en comparación con la agricultura”.

Esto se debe a que en la provincia de Buenos Aires el 60% de los caminos rurales se encuentran en un estado de regular a malos. “Y ante esto, un camión que tiene que circular a 20 km/h consume 1,5 dólar de costo. Sin embargo uno que circula a más 40 km/h, consume 1,10 dólar”, explicaron los especialistas.

Un camino rural en mal estado significa para la lechería la pérdida total de la mercadería de un día. En el caso de la ganadería se pierden kilos, pasturas y se tiene al animal una mayor cantidad de días en el campo.

Por último, la Asociación Argentina de Carreteras organizará el próximo 5 y 6 de noviembre, el IV Congreso Argentino de Caminos Rurales en la Bolsa de Comercio de Rosario. En dicho evento se analizará el impacto social y económico del mal estado de los caminos, las mejores prácticas de gestión del patrimonio vial rural, el manejo del agua y las soluciones de ingeniería aplicadas a los caminos para su re-conformación y mantenimiento.