Ricardo Negri: “Todos estamos convencidos que hay que terminar con la corrupción"

El presidente del Senasa se refirió al trabajo que realiza el organismo en los puertos del Gran Rosario, donde, en los últimos meses se logró desbaratar una red de coimas que facilitaba la obtención de habilitaciones. “Somos un equipo que trabaja en esa dirección, desde el presidente Macri hasta nuestro director regional en Rosario, Cristian Cunha”, aseguró

El presidente del Senasa, Ricardo Negri, habló sobre la tarea que el
organismo realiza en los puertos del Gran Rosario para combatir la
corrupción.
El presidente del Senasa, Ricardo Negri, habló sobre la tarea que el organismo realiza en los puertos del Gran Rosario para combatir la corrupción.

La lucha contra la corrupción es uno de los desafíos que planteó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), especialmente en los puertos de Rosario. A partir de esta tarea, se ha logrado en los últimos meses desmantelar una red de coimas público-privado que facilitaba la obtención de habilitaciones, que funcionaba desde hace casi 20 años, y cuya facturación al año rondaba los 1.200 millones de pesos.

En ese marco, el presidente de la institución, Ricardo Negri, dialogó con Infobae: "La lucha contra la corrupción tiene resultados cuando se integran cambios de procesos, de sistemas y de decisión política. Somos un equipo que trabaja en esa dirección, desde el presidente Mauricio Macri, el secretario Luis Miguel Etchevehere, y hasta nuestro director regional en Rosario, Cristian Cunha. Todos estamos convencidos que hay que terminar con la corrupción, y demostramos que se pueden realizar las cosas bien y para eso tenemos un equipo muy capacitado para hacer lo que hay que hacer a través de un trabajo coherente”.

“Se detectó que estas mafias se llevaron más de 1.000 millones de pesos producto de prebendas realizadas por ex trabajadores del Senasa. Los barcos eran retenidos o no se les aprobaban los certificados sanitarios, sino pagaban una coima que podía llegar hasta los 50.000 dólares por buque”, comentó Cristian Cunha, Director para la Región Centro del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

Cunha, además comentó: “Esto se realizaba porque un barco parado tiene un costo de 50 mil dólares el día, con lo cual si le pedían una coima por unos 10, 15 o 20 mil dólares por día, al armador le resultaba más económico que mantener parado esperando el buque. Por ende, se generó una cultura de la coima que duró más de 20 años y llegó a un nivel donde se había exacerbado la corrupción”.

Esta situación llegó a la Justicia por iniciativa del Senasa, y además a fines del año pasado, una naviera se animó a denunciar un pedido de coimas de un agente del Senasa y se presentó una denuncia penal en los juzgados federales de Rosario

Controles

Los controles comenzaron en agosto de 2016 cuando se anunció la creación de la Coordinación Regional de Puertos, Aeropuertos, Aduanas Secas y Pasos Fronterizos, dependiente de la Dirección de Centro Regional de Santa Fe, y el Senasa designa a Cristian Cunha como Director, con la función de controlar las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

Negri aseguró que, a partir de todo esto hubo cambios en los procesos, sistemas y normas que contribuyen a avanzar en acciones claras y transparentes en la inspección de bodegas y tanques de buques y barcazas, “queremos y vamos a seguir trabajando con el sector para seguir mejorando el sistema y en la transparencia”, dijo.

Hubo desplazamientos de autoridades regionales que compartían oficinas con gestorías locales que tenían influencia sobre habilitaciones y controles. “Operaban con una total promiscuidad entre controlados y controladores”.

También se trabajó en todo lo relacionado a recursos humanos y circuitos administrativos con el objetivo de transparentar toda la cadena, y por primera vez en la historia, el Senasa empieza a realizar actas en los puertos de Rosario.

Toda esta tarea le permitió al organismo recibir el año pasado el reconocimiento del consorcio naviero por la baja del 90% de la corrupción en el puerto. Luego de este reconocimiento, Ricardo Negri envió una carta a la Oficina Anticorrupción (OA) y comenzaron las reuniones de trabajo, donde está en proceso de creación una Unidad interna de Ética y Transparencia con reporte a la OA, y también hay una iniciativa de crear un Código de Ética.

TE PUEDE INTERESAR