Chile es el principal destino de las exportaciones de pastas secas argentinas.
Chile es el principal destino de las exportaciones de pastas secas argentinas.

La pasta es uno de los alimentos preferidos de los argentinos. Pero esta pasión trasciende el consumo local para posicionar al país como un gran productor y exportador de pastas secas gracias a diversos factores: las propiedades nutricionales, los costos de producción y una mayor industrialización de los procesos.

Al analizar productos más tradicionales se pueden destacar las pastas secas, que desde el inicio de 2016 con los cambios en las reglas de juego en materia de comercio exterior, sumado a un trabajo de posicionamiento y articulación con el sector público, han logrado ir recuperando los mercados perdidos años atrás, según consignaron en el portal del Ministerio de Agroindustria.

El año de las pastas secas

En base a datos de Indec, desde la cartera agroindustrial informaron que en el 2017 se exportaron 15.633 toneladas, lo que resultó en un aumento del 50,9% en volumen y del 55,8% en valor, respecto del año anterior. El 99% del volumen total exportado correspondió a pastas alimenticias excluidas con huevo, sin cocer ni rellenar.

En relación a los destinos, detallaron que el 83% equivalente a 13.003 toneladas, se envió a Chile siendo el principal mercado seguido por Estados Unidos con 1.042 toneladas, por Uruguay, Paraguay, Bolivia y Venezuela. En este sentido, cabe resaltar que el año pasado se abrieron nuevos mercados, tales como Colombia, país al cual se exportaron ocho toneladas; Italia con cuatro toneladas y México con 0,12 toneladas.

El 50% de la producción dela elaboración de pastas secas se concentra en la Región Centro.
El 50% de la producción dela elaboración de pastas secas se concentra en la Región Centro.

Con respecto al aumento de las exportaciones, argumentaron que las colocaciones en Chile de pastas alimenticias, crecieron de manera interanual en un 123% en volumen y en un 77% en valor. "Esta variación año a año, explica mayoritariamente el comportamiento del conjunto del sector, ya que este destino acaparó más del 80% del volumen exportado en 2017", precisaron.

Según los datos proporcionados por la cartera que conduce Luis Miguel Etchevehere, el 50% de la elaboración de pastas secas se concentra en la Región Centro; el 33,8% en el Área Metropolitana de Buenos Aires; el 6,4% en Cuyo y el resto está repartido en iguales proporciones entre la zona Norte y Litoral del país.

Agregado de valor

En este escenario de comercio exterior de las pastas secas, cabe señalar alguno de los factores que impulsaron su presencia en las góndolas extranjeras. Por un lado, en base al éxito de una misión comercial agroindustrial realizada en Costa Rica y Panamá en agosto, donde distintas empresas se contactaron por el interés particular de estos productos, surgió la mesa sectorial de farináceos (pasas secas y harina de trigo).

En este contexto y con el objetivo de trabajar el plan de exportaciones en conjunto con representantes del sector, se ha llevado a cabo en el Ministerio de Agroindustria, bajo el programa Abriendo Mercados, la Mesa Sectorial de Farináceos.

Sello de calidad

Otro aspecto a resaltar y que ayuda al posicionamiento de las pastas secas en el mundo es que en septiembre del 2017, el Ministerio de Agroindustria aprobó, a través de la Secretaría de Agregado de Valor, el Protocolo de Calidad para Pasta Seca, de acuerdo a la Resolución N° 38-E/2017, destinado a ser implementado por las empresas elaboradoras que aspiren a distinguir su producto con el Sello de Calidad "Alimentos Argentinos una Elección Natural" y su versión en idioma inglés "Argentine Food a Natural Choice".

Esto quiere decir que con la aprobación del Protocolo de Calidad, el producto se suma a la nómina de alimentos que pueden obtener el derecho a diferenciarse con el uso del sello y obtener un adicional del 0,5% sobre sus reintegros a las exportaciones. El proyecto se inició a partir de la solicitud de la Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina, interesada en diferenciar la calidad de sus productos con etiqueta a fin de nuclear a cientos de pymes en todo el país.