Personal de vialidad trabaja en la conformación de la senda peatonal en tres dimensiones
Personal de vialidad trabaja en la conformación de la senda peatonal en tres dimensiones

La ilusión óptica como método de prevención vial. Una innovadora medida que apela a la interpretación artística para salvaguardar la integridad de los peatones se implantó en Islandia, en el casco histórico del pueblo de Isafjordur, una ciudad ubicada al noroeste del país, sobre la intersección de las calles Hafnarstræti y Pólgata.

Instalaron un cruce peatonal que, a primera vista, no parece tal. Lo dibujaron sobre el asfalto en formato tridimensional con el objeto de generar incredulidad en los conductores. El propósito instantáneo es que reduzcan la velocidad antes del cruce. La búsqueda es más cultural: inspirar conciencia en seguridad vial. Para ello se aprovecharon de la ilusión óptica, un experimento tan curioso como peligroso.

El experimento se convirtió en una visita turística en el pueblo islandés (Linda Björk Pétursdóttir)
El experimento se convirtió en una visita turística en el pueblo islandés (Linda Björk Pétursdóttir)

La obra artística que concibieron las sendas en tres dimensiones ya existe en Nueva Delhi, India. Gautur Ívar Halldórsson, de la empresa Vegamálun GÍH, exportó el invento al escenario urbano del pueblo islandés, cuya principal actividad es la pesca y con una población que se acerque a los cuatro mil habitantes. Para su implementación, debieron recibir la autorización del aeropuerto y la policía local.

Ralf Trylla, responsable de medioambiente de Isafjordur, informó que desde principios de septiembre tenían prevista la puesta en práctica de la idea, pero carecían del permiso correspondiente. Cuando tengan respuesta de los conductores sobre esta inusual forma de prevención de accidentes, analizarán la instalación de más cruces peatonales con efectos visuales. Resta saber si esta psicodélica técnica de prevención no causará efectos colaterales, derivados de la misma esencia de la obra.

LEA MÁS: