Acciones de Putin van contra el espíritu del deporte afirma Yasuhiro Yamashita quien dice no ser tan buen amigo del líder ruso “como muchos piensan”

Rusia espera estar en París 2024 y planea con China más de 500 eventos conjuntos

Yamashita y Putin (Kyodo)
Yamashita y Putin (Kyodo)

Una de las grandes figuras del judo mundial, Yasuhiro Yamashita, pareció cortar los lazos que a través de este deporte lo acercó a Vladimir Putin en las últimas dos décadas y arremetió contra el mandatario ruso al considerar que sus acciones van contra el espíritu del deporte.

Yamashita, campeón olímpico en la división abierta en Los Angeles’84 y presidente de la Federación Japonesa de Judo, escribió en su sitio oficial en la web que “el presidente Putin es un judoka y estas acciones van en contra del espíritu y el propósito del judo.Esto no se puede tolerar”.

Yamashita, presidente del Comité Olímpico Japonés y miembro del Comité Olímpico Internacional, dijo: “Escuchar los informes de los medios sobre los actos inhumanos cometidos en Ucrania y la agresión militar rusa me deja con el corazón roto”

“Espero que se detengan estos actos cobardes”, expresó el ex judoca de 64 años.

Como resultado de las sanciones por esta acción bélica, el COI retiró a Putin la Orden Olímpica que le había entregado en 2001, y la Federación Internacional de Judo le removió todos los títulos y cargos que le había otorgado. A Putin, cinturón negro y un practicante del arte marcial japonés desde niño, se le había concedido el status de presidente honorario y de embajador de la FIJ.

La Federación Internacional de Taekwondo lo despojó del cinturón negro honorario de Noveno Dan que lo había convertido en Gran Maestro.

Este martes, de acuerdo a Kyodo News, el gabinete de Japón aprobó sanciones adicionales contra Rusia, al congelar los activos de 398 personas rusas, incluidas las dos hijas de Putin y la esposa del ministro de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov, y prohibió las importaciones de vodka y otros productos.

El prestigioso Instituto Kodokan Judo de Tokio, la sede mundial de este deporte, otorgó a Putin el sexto dan cuando estuvo en Japón en 2000, una visita que repitió en 2005 y 2016. “Cuando vengo al Kodokan, tengo una sensación de paz como si estuviera en casa”, dijo entonces el gobernante ruso.

Pero desde el 24 de febrero cuando Putin lanzó su “operación militar especial” contra Ucrania, las presiones hacia el Kodokan para que le retire ese rango, han aumentado.

El Kodokan ha aclarado que un “dan” se otorga por la capacidad y los logros de un practicante “en el momento en que se toma la decisión”, recuerda el periódico japonés The Asahi Shimbun.

En 2008 Yamashita filmó un video instructivo con Putin sobre las enseñanzas del judo. En 2014 el campeón olímpico asistió al Campeonato Mundial de Judo de 2014 en Chelyabinsk, Rusia, y presenció combates junto a Putin quien públicamente ha expresado su admiración por el ex judoca japonés.

Pero Yamashita ha aclarado que como miembro de la Junta Ejecutiva de la FIJ apoyó que se le despojara a Putin del título de presidente honorario de esa federación y ha respaldado la posición del COI contra Rusia por su violación de la Tregua Olímpica. “No soy tan buen amigo (de Putin) como muchos piensan”, dijo.

Entretanto Stanislav Pozdnyakov, presidente del Comité Olímpico Ruso (ROC), en un comunicado en sus redes sociales, afirmó que los comités olímpicos nacionales de Rusia y China comparten la postura de inadmisibilidad para politizar los deportes.

De acuerdo a TASS desde Moscú, los directivos olímpicos Pozdnyakov y Gou Zhongwen, presidente del COCH, sostuvieron conversaciones bilaterales en formato de videoconferencia.

El funcionario ruso habló sobre los procesos de entrenamiento y competencia de los atletas rusos en el contexto de las sanciones internacionales mientras Gou Zhongwen ratificó la posición de China “que se mantiene firme en el principio de neutralidad política consagrado en la Carta Olímpica”.

Siguiendo las recomendaciones del COI a fines de febrero, la mayoría de las federaciones deportivas mundiales decidieron excluir a los atletas de Rusia y Bielorrusia de todos los torneos deportivos internacionales, al considerar una grave violación de las leyes olímpicas la invasión rusa a Ucrania.

El ministro ruso de deportes Oleg Matytsin ha declarado que Rusia espera participar en los Juegos Olímpicos de París 2024 y que con ese objetivo y en las actuales circunstancias se diseñan campamentos de entrenamiento y competencias, un programa que esperan compartir con otros países.

Informó que con China, por ejemplo,hay planificados más de 500 eventos conjuntos.