La intensa negociación de Camilo Pérez con el gobierno paraguayo aleja el peligro de que los Juegos Sudamericanos 2022 se cancelen

El presidente del Comité Olímpico Paraguayo declara a Around The Rings que “no está en suspenso” la celebración de los Juegos el próximo octubre.

Fotografía de archivo del presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), el paraguayo Camilo Pérez, hablando durante la ceremonia de clausura de los Juegos Suramericanos el 8 de junio de 2018 en Cochabamba (Bolivia). EFE/Martín Alipaz/Archivo
Fotografía de archivo del presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), el paraguayo Camilo Pérez, hablando durante la ceremonia de clausura de los Juegos Suramericanos el 8 de junio de 2018 en Cochabamba (Bolivia). EFE/Martín Alipaz/Archivo

El presidente del Comité Olímpico Paraguayo y de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez, se pasará esta semana yendo y viniendo del Ministerio de Hacienda a la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados. ¿Con qué meta? Recuperar los 70 millones de dólares recortados del presupuesto original de los Juegos Suramericanos.

Pérez había enviado días atrás un mensaje de preocupación sobre la celebración de los Juegos regionales a partir del 1 de octubre de 2022. La decisión de la Cámara Baja de desviar ese monto de dinero hacia otro sector, durante el análisis del Presupuesto del próximo año, llevó a publicar a la prensa paraguaya que los Juegos Odesur estaban cerca de ser cancelados.

El diirgente olímpico señala ahora que se trató de “un mal entendido”.

“El gobierno siempre tiene la intención de que los Juegos se hagan”, reveló Pérez a Around The Rings.

El dirigente olímpico no descartó la necesidad de recurrir a un “Plan B”, algo que en última instancia debería discutir con el Presidente de la República, Mario Abdo Benítez. Según Pérez, Abdo Benítez “apoya” su posición.

Camilo Pérez dice que para él “fue una sorpresa, como para todo el mundo”, el recorte del presupuesto en momentos en que seis importantes obras de los Juegos están en ejecución y otras tres, menos complejas, están a punto de iniciarse.

Ya antes de la llegada de la Covid-los Juegos tuvieron su primer susto cuando el Gobierno paraguayo renunció a ellos a dos años de recibir la sede, y luego reconsideró su decisión en el verano de 2019, tras importantes reajustes del presupuesto inicial por parte de los organizadores.

Pérez había advertido que de suspenderse el megaevento sudamericano, Paraguay se expondría a una fuerte sanción económica y a la suspensión de sus deportistas de al menos dos años para participar de campeonatos a nivel internacional.

El paraguayo es miembro del COI, de las Juntas Ejecutivas de ACNO y Panam Sports, y de la Federación Internacional de Tenis.

Del presupuesto general de los juegos ya se ejecutaron unos U$D 20.000.000. Los U$D 70.000.000 restantes -que están en litigio- se traducen en obras y en la ejecución de otros gastos como hotelería para 4.500 atletas, 1.600 oficiales, 1.200 árbitros, alimentación y transporte para la familia deportiva suramericana.

Pérez remarcó que los Juegos, además de principal acontecimiento deportivo en la historia del país y su legado, dejarían una inyección económica muy importante para Paraguay, muy golpeado por la pandemia.

SEGUIR LEYENDO: