Indonesia, pendiente de su sistema de control antidopaje para poder ser sede de los Juegos Mundiales de Playa de 2023

A ojos de la AMA, Indonesia no ha implementado un programa eficaz de pruebas antidopaje.

La WADA-AMA en su sede de Montreal. / AFP / Marc BRAIBANT
La WADA-AMA en su sede de Montreal. / AFP / Marc BRAIBANT

CRETA (GRECIA) - Indonesia será sede de los Juegos Mundiales de Playa de 2023 de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACNO) si la Organización Antidopaje del país asiático logra que se levante el veto que pesa sobre ella.

Todo dependerá de la capacidad de la Agencia Antidopaje de Indonesia (LADI) para revisar sus métodos de control y adaptarlos a las exigencias de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que, de momento, los considera insuficientes.

A ojos de la AMA, Indonesia no ha implementado un programa eficaz de pruebas antidopaje. Y eso puede suponer todo un problema para el país de las mil islas volcánicas, único candidato, hasta ahora, a acoger los Juegos Mundiales de 2023, después de que Hong Kong quedara descartada de la carrera que se abrió en agosto.

El estricto código sancionador de la AMA prohíbe que los países que incumplen sus términos puedan recibir la organización cualquier evento regional, continental o campeonato mundial por parte de un signatario del Código Mundial Antidopaje mientras el incumplimiento siga vigente.

La ACNO se cuenta entre esos signatarios, lo que le impide declarar formalmente a Indonesia como sede de los Juegos que nacieron en 2019 hasta que la AMA no determine que la LADI ya cumple con el Código.

Para acelerar el proceso, representantes de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales tienen previsto visitar el país asiático a finales de este año. La visita les permitirá, además, conocer sobre el terreno los planes del país para los Juegos que la pandemia de la covid-19 impidió celebrar en 2021.

Las autoridades indonesias, por su parte, confían en una pronta solución a las falencias señaladas por la AMA y en que todo el trabajo realizado para albergar los Juegos que en la primera edición organizó Catar conquiste a la dirigencia de la ACNO.

En la XXV Asamblea General que el organismo celebra en la isla griega de Creta, la ACNO pudo anunciar, sin embargo, los tres países interesados en albergar los Juegos Mundiales de Playa en 2025. Son Rusia, Australia (en Nueva Gales del Sur) y Taiwán, en la capital Taipéi.

Sancionada por la AMA por encubrir los datos sobre dopaje del Laboratorio de Moscú, Rusia no verá levantado su veto para participar de eventos deportivos y organizarlos hasta diciembre de 2022.

Alejados de las disciplinas olímpicas, los Juegos Mundiales de Playa ponen el foco sobre 10 deportes, algunos de los cuales son tan populares como el fútbol, el voleibol y el tenis de playa. Otros, como el acuatlón, son toda una novedad para el gran público. A él aspira a llegar la ACNO, según señaló su director técnico, Haider Farman, dotándolos de un perfil más internacional en las ediciones venideras.

SEGUIR LEYENDO: