Sutilezas de la ceremonia inaugural: alfabeto japonés, deseos de la TV estadounidense y la palabra clave del emperador de Japón

Muchas naciones no aparecieron en el orden alfabético habitual, sino en el orden del silabario japonés.

La delegación de Panamá desfila el 23 de julio en Tokio / REUTERS/Mike Blake
La delegación de Panamá desfila el 23 de julio en Tokio / REUTERS/Mike Blake

La ceremonia inaugural de Tokio 2020 fue el viernes, pero todavía muchos se preguntan por qué la delegación de su país desfiló al principio si siempre lo hacía al final o por qué lo hizo al final si siempre lo hacía  al principio. La respuesta está en una serie de sutilezas olímpicas, algunas de ellas novedosas.

Esa oleada de confusiones trajo consigo la ceremonia inaugural de los Juegos Olimpicos de Tokio.

Comentaristas de televisoras internacionales apuntaron al sistema de escritura de Japón. La ceremonia mostró un orden para el desfile de atletas bastante diferente al habitual. Primero salió, como siempre, la nación fundadora de los Juegos Olímpicos modernos, Grecia, y el último fue Japón, como sede pero las naciones intermedias aparecieron no en el orden alfabético habitual, sino en el orden del silabario japonés.

Por ejemplo Islandia, Irlanda y Azerbaiyán se escriben con un sonido “a” en japonés, lo que los coloca en primer lugar. Y aunque se podría esperar que el equipo de Estados Unidos hubiera entrado con el conjunto A, ya que en japonés comienza con América, apareció al final de la procesión. ¿Por qué?

La reunión de atletas de más de 200 países y regiones de todo el mundo dentro de la sede principal de los Juegos es una de las vistas más deslumbrantes. Desde los Juegos Olímpicos de Londres 1908, ha sido tradicional que cada país y región ingrese al estadio liderado por un abanderado. Los equipos también usan sus atuendos para mostrar una parte de su cultura.

Pero los cambios desde los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, cuando los Juegos comenzaron a convertirse en eventos más comercializados respaldados por tarifas de derechos de transmisión y patrocinios, han llevado a actuaciones más extravagantes en las ceremonias de apertura que atraen mayor atención, dijo un artículo publicado por “The Mainichi”.

Para las emisoras, las ceremonias de apertura son uno de los principales atractivos de los Juegos. El Comité Olímpico Internacional (COI) dice que desde que comenzó la distribución mundial con los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, las tarifas de transmisión y las horas de deportes que se muestran han aumentado con cada edición

Se prometió que los Juegos de Tokio se reducirían después de que se pospusieran debido a la pandemia de coronavirus. Pero el COI no permitió cambios en la ceremonia de apertura. El presidente del COI, Thomas Bach, calificó la ceremonia de apertura como un escaparate para el país anfitrión que debería permanecer igual. También dijo que no se deben hacer cambios en la experiencia de los atletas al desfilar en el estadio.

La delegación de Francia en la ceremonia inaugural de Tokio 2020 / REUTERS/Leah Millis
La delegación de Francia en la ceremonia inaugural de Tokio 2020 / REUTERS/Leah Millis

“The Mainichi” asegura que detrás de estas declaraciones se encuentra la principal emisora estadounidense NBC Universal Media. La compañía habría  pagado un total de 12.000 mil millones para transmitir los diez Juegos Olímpicos que abarcan desde  los Juegos de Invierno de Sochi 2014 hasta los Juegos de verano de Brisbane 2032.

Para el desfile de atletas en la ceremonia de Tokio, se hicieron cambios para que la nación anfitriona fuera una de las últimas en aparecer. El orden de los tres finalistas fue Estados Unidos, programado para albergar a Los Ángeles 2028, Francia, que estará celebrando París 2024, y este año, Japón. La presencia en el final de las futuras sedes es una novedad de Tokio 2020.

Aunque los cambios parecen mostrar la dirección para hacer brillar la atención de las naciones anfitrionas, las alteraciones aparentemente fueron el deseo de las emisoras estadounidenses. Existía la preocupación de que si el equipo de Estados Unidos salía demasiado temprano, los espectadores estadounidenses cambiarían el canal, señaló el medio japonés.

La ceremonia inaugural ofreció otro detalle distintivo: al inaugurarlos oficialmente, el emperador Naruhito evitó hablar de la “celebración” de los Juegos Olímpicos.

El jefe de Estado japonés utilizó la palabra “conmemorar” para así “bajarle el tono de celebración a la ceremonia en función de la pandemia del nuevo coronavirus”, señaló el “Yomiuri Shimbun”.

SEGUIR LEYENDO: