Verizon se ha convertido en la primera compañía en implementar la tecnología 5G en el mundo (Bloomberg / Patrick T. Fallon)
Verizon se ha convertido en la primera compañía en implementar la tecnología 5G en el mundo (Bloomberg / Patrick T. Fallon)

La era de la tecnología 5G está oficialmente aquí. Verizon ha comenzado a activar su nuevo servicio de Internet residencial a través de la red inalámbrica 5G de próxima generación, según anunció la compañía hace unos días.

El nuevo servicio, 5G Home, comenzó en algunas partes seleccionadas de Houston, Indianápolis, Los Ángeles y Sacramento, con velocidades de descarga de aproximadamente 300 Mbps. Esa implementación supone el primer uso comercial de una red 5G en el mundo. El servicio tiene un costo de USD 70 al mes, o USD 50 cuando se combina con un plan de teléfono celular de Verizon de USD 30.

La compañía afirma que la tecnología 5G, una vez que esté disponible en los teléfonos inteligentes, podría llevar a descargas de datos móviles que son 20 veces más rápidas que su predecesora, la 4G LTE, permitiendo a los usuarios descargas de videos de alta definición en segundos. Otros grupos de la industria predicen velocidades de hasta 1000 Mbps o más.

Pero mientras que el 5G puede ayudar a acelerar la experiencia de los datos móviles, los expertos de la industria dicen que sus verdaderos beneficios tienen que ver con la facilitación de tecnologías completamente nuevas, como autos automáticos, medicamentos y otras aplicaciones que los estándares actuales de datos móviles no pueden admitir.

El anuncio de Verizon se produce en medio de un impulso de los responsables políticos federales para acelerar el despliegue de la tecnología 5G.

Hace poco, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) votó para imponer nuevos requisitos a los gobiernos de las ciudades que los obligarán a aprobar las regiones 5G de forma mucho más rápida. La nueva regla también limita la cantidad de dinero que las ciudades pueden cobrar por procesar solicitudes de compañías como AT&T y Verizon por usar los postes de servicios públicos y otros derechos de paso.

Los partidarios de la propuesta indicaron que las nuevas políticas acelerarán el lanzamiento de la tecnología 5G y beneficiarán a las áreas rurales. Pero los críticos admitieron que la propuesta limitaría la autonomía local y socavaría los servicios públicos en algunas ciudades.

La Casa Blanca también se unió al esfuerzo reuniéndose con líderes empresariales y funcionarios gubernamentales para discutir el potencial de la tecnología 5G y los beneficios de la inversión en redes privadas. Este encuentro se produce después de una controversia, a principios de este año, en la que una propuesta filtrada por miembros del personal de seguridad nacional sugirió que la administración Trump construyera una red 5G administrada por el gobierno.

AT&T ha dicho que planea lanzar el 5G este año para dispositivos móviles en 12 ciudades, incluidas Atlanta, Charlotte, Dallas y Nueva Orleans.

Sprint y T-Mobile se han comprometido a gastar USD 40 mil millones para construir su propia red inalámbrica 5G en caso de que el gobierno apruebe su fusión valorada en USD 26 mil millones.