Aún no se han dado a conocer los planes de la compañía (iStock)
Aún no se han dado a conocer los planes de la compañía (iStock)

Ferrari está listo para presentar un superdeportivo de edición especial que formará parte integral del esperado plan estratégico de cinco años del presidente ejecutivo Louis Camilleri, según personas familiarizadas con el tema.

El llamado proyecto Icona, que fue insinuado a los clientes el mes pasado a través de una invitación, ampliará la oferta de superdeportivos de Ferrari de edición limitada, una gama que incluye modelos multimillonarios, y que apuntan a aumentar los márgenes de ganancias, de acuerdo a algunas fuentes que pidieron no ser identificadas porque los detalles aún no son públicos.

La estrategia de Camilleri para el fabricante de autos, sin duda, va a estar vigilada de cerca por los inversores, especialmente para controlar si mantendrá el objetivo de duplicar las ganancias a los USD 2.300 millones para 2022, un plan presentado por su predecesor ya fallecido, Sergio Marchionne. Camilleri fue elegido por John Elkann, el líder de la familia Agnelli que controla Ferrari y Fiat Chrysler Automobiles, durante un dramático fin de semana de julio, cuando la salud de Marchionne empeoró.

El CEO recién nombrado salió al frente en agosto, en un momento en el que las acciones de Ferrari se habían desplomado.

Ferrari es una de las principales marcas de autos de lujo (Bloomberg/ David Paul Morris)
Ferrari es una de las principales marcas de autos de lujo (Bloomberg/ David Paul Morris)

Los modelos de edición especial, que normalmente obtienen mayores márgenes, podrían ayudar a Camilleri a aumentar los beneficios sin perder la exclusividad de la marca. Los clientes de Ferrari típicamente tienen que esperar más de un año para recibir la entrega de un auto nuevo. Las ediciones limitadas, como el convertible LaFerrari Aperta de USD 2.1 millones, a menudo, son muy buscadas y van dirigidas a los clientes más leales de la compañía. Aún así, la empresa tiene que hacer frente a la competencia de la talla de Lamborghini y Aston Martin.

El nuevo presidente de Ferrari tiene un duro trabajo después de que Marchionne aumentara el valor de la marca y doblara las ganancias en solo cuatro años mediante el incremento de la producción e introduciendo modelos únicos. El ex jefe, que falleció el 25 de julio, se estaba preparando para expandir el negocio más allá de los autos deportivos e introducir nuevos vehículos eléctricos híbridos, incluido su primer SUV. No se espera que este modelo se presente próximamente.

Ferrari confía en Camilleri para ponerse al día rápidamente. Marchionne estaba destinado a permanecer en la compañía cinco años más.