Hacemos un recorrido por las 35 tendencias de moda que no han sobrevivido al duro día a día de la industria de la moda.

La falda por encima de los pantalones
Desconcertante, realmente desconcertante. ¿Fue para protegerse contra la corrientes de aire? ¿O se trataba de tener la opción de poder quitarse el pantalón en cualquier momento? Los mejores ejemplos consistían en falda y pantalones hechos de la misma tela y cosidos juntos…

El cinturón de "diamantes" por la cadera
Me gusta pensar que no fue Whole Again lo que hizo a Atomic Kitten ser lo que era, sino que fue el cinturón de cadena de diamantes a la cintura. Se las arreglaron para fusionarlos en cada look. Su precio totalmente razonable hizo que estas perlas sartoriales fueran un éxito —a pesar de ser completamente inútiles—.

Las bolsas de cordones
El accesorio más inesperado de nuestra lista: las bolsas de cordones que te venían comprando cualquier zapatilla de deporte cool. Fueron los primeros tote bags antes de los tote bags.

El rímel para el pelo
Esa franja de azul eléctrico —que en realidad no se veía a menos que tuvieras el pelo rubio platino— podía llegar a convertir tu look de fiesta en algo legendario y lo mejor es que lo vendían en cualquier supermercado.

El Nu Rave
Era 2005 escuchabas a Klaxons, Hadouken! y a New Young Pony Club, y todos los chicos más cool de Madrid se pasaban la vida en el Elástico (o en el Nasti). Aunque las camisetas con lema y los leggings de cuero no vayan a volver pronto, el nu rave de la época 2005-2008 permanecerá como un momento seminal de la escena de la moda urbana de los años venideros.

Las líneas de ropa de los raperos más famosos del hip hop…
Hoy tenemos a A$AP Rocky endulzándole el oído a Raf Simons después de su desfile, y a Kanye West creando líneas de moda de lujo además de "pares de zapatillas con un valor de 5.000 euros ", pero en ese entonces solo teníamos las marcas de moda de hip hop de Vokal de Nelly, la marca de G-Unit del mismo nombre que 50 Cent estableció con Marc Ecko (sí, de la marca Eckō, pero mejor no hablar de eso…) y el Rocawear de Jay-Z, que se parecía a la campaña principal Out of your Mind de Victoria Beckham.

Las Sketchers
El calzado que NECESITABAS para sentir que formabas parte del sueño adolescente estadounidense, incluso si eras un niño de 13 años que nunca había estado en un centro comercial o asistido a un "baile de graduación". Las Sketchers tuvieron su momento -con Britney y Christina al frente de sus campañas-, pero ahora solo son conocidas por producir zapatos Shape Up con plataforma que aseguran que pierdes peso mientras caminas…

Las gorras Von Dutch
La gorra más imitada de la historia. La marca ya existía años antes de que la popularizara el diseñador Christian Audigier gracias a jóvenes famosos como Paris Hilton, Nicole Richie, Lindsay Lohan, Britney Spears y Justin Timberlake. Audigier se hizo de oro, pero decidió abandonar la marca en 2004.

Las viseras
Los adolescentes las llevaban para pasear por los centros comerciales en los 80 y los raperos en los 90, pero todavía no estamos muy seguros de por qué las viseras llegaron tan lejos. Lo que sí podemos asegurar es que, a menos que estés a punto de entrar en una pista de tenis, es mejor dejar la visera en el fondo del armario.

Zapatillas con luces
El lanzamiento de las zapatillas LA Lights que se encendían con cada paso posicionó a este tipo de calzado como el acabóse de los noventa. Si no tenías mucho efectivo, te comprabas la imitación, caminabas rápido y rezabas para que nadie se diera cuenta. Al parecer, todavía hay empresas que todavía ofrecen las luces como parte de sus servicios de personalización de zapatillas. Sin comentarios.

Las chaquetas Members Only
"Cuando te la pones, todo cambia": ese era el eslogan de la firma de Members Only en los 80, pero seguimos sin saber qué pasaba exactamente cuando te la ponías. La marca fue fundada en 1975 y la popularizaron actores como Burt Reynolds. Ahora es un clásico de culto para todos aquellos que la conocen y estamos seguros de que volverán.

El escote halter
Ir de compras con una blusa de cuello halter es muy arriesgado, pero no es una mala opción si eres modelo (y estás delgada) o si eres dependienta de American Apparel.

Gorros Kangol
El grupo de hip hop Run DMC fue el único que supo llevar las Kangol con algo de gracia. Los gorros de pescador están atravesando una especie de segunda juventud, pero parece que todavía nadie ha sido capaz de perpetuar el clásico Kangol desde la era dorada de la escena hip hop de los años ochenta de Nueva York.

Bandanas
La bandana —popularizada por Aaliyah, Ja Rule y Hannah de S Club 7— por desgracia no duró demasiado. Ahora solo las llevan las cholas y los cholos con trenzas hacia atrás que han vuelto a poner de moda el baby hair.

Las bombers brillantes
Si vivías en los suburbios de cualquier ciudad en los 90, lo más seguro es que tuvieses una bomber brillante y repleta de parches. Su contribución al concepto street style es algo innegable y por eso nos encantan.

Los brazaletes Slap
La obsesión de los adolescentes por estos accesorios fue tan enfermiza que incluso Dior sacó su propia versión en neón. Buscando por Internet, hemos descubierto que TODAVÍA puedes hacerte con uno por la —alarmante— cifra de 60 euros aproximadamente, aunque también es cierto que es imposible perderla (y eso se paga).

Los vaqueros Jordache
La marca Jordache alcanzó su máxima popularidad en los años 80: una época en la que la sociedad vivía obsesionada con marcas como Calvin Klein y Versace, pero lo cierto es que —a pesar de la logomanía propia de la época— la calidad y comodidad de estos vaqueros los convirtieron en un clásico. Ahora los fundadores de Jordache producen para Levi's.

Los jerséis Coogi
Notorious B.I.G. decía que las tías con un "buen trasero" llevaban jerséis Coogi, pero -aunque fueron un boom en los 90- han desaparecido y nunca más los hemos vuelto a ver.

Los relojes Baby-G
La empresa Argos hizo posibles muchas de estas tendencias y los relojes Baby-G no fueron la excepción. Cumpleaños, graduaciones, navidades… En los 90, siempre había Baby-G por alguna parte.

El chándal de terciopelo
Gracias a Juicy Couture, los chandales de terciopelo nos permitieron vestir de todos los colores pastel posibles de la forma más cómoda (y además podías llegar a ser la más popular del instituto si el tuyo llevaba tu nombre bordado con cristales de Swarovski).

Los ponchos
¿Qué nos enseñó Betty la fea? Que nunca debes ponerte un poncho. Lo cierto es que tuvimos suerte de abandonar esta tendencia. ¿Qué sentido tiene en 2017 llevar algo que te aprisiona los brazos?

El rollo indie de Pete Doherty
The Libertines nos dijeron que no miráramos al sol, pero eso no significa que no podamos mirar atrás. Después del lanzamiento de su segundo álbum y su relación con una tal Kate Moss, no pudimos escaparnos de Doherty y sus pantalones entubados, sus chaquetas, sus sombreros de ala y sus chamarras de baterista. Fueron el Kurt y Courtney de los dos miles, con cada uno de sus movimientos documentados en las páginas centrales del London Lite cada mañana. Eran tiempos más simples.

Las faldas boho-chic
En la segunda mitad de los 2000, Sienna Miller saltó a la fama por su estilo resultado de una mezcla chic de faldas largas, sandalias de gladiador y cinturones anchos, pero de lo que no nos dimos cuenta es de que SOLO A SIENNA MILLER le quedaba bien esa combinación. Topshop, Zara, H&M y demás firmas low cost hicieron el agosto copiando todas las prendas que se ponía una de las primeras it-girls británicas.

Las botas de cowboy
¿Por qué crees que siempre están en las tiendas de segunda mano? Porque están mejor acumulando polvo. A menos que tengas planes de dedicarte a montar toros en un rodeo, es mejor que te compres un par de zapatillas.

Las boas de plumas
A menos que vayas a una despedida de soltera, nadie debería llevar una boa de plumas. Naomi ya se tropezó con la suya en un desfile de Vivienne Westwood y creo que nos ha servido de leccion a todos.

Los guantes sin dedos
Michael Jackson, Karl Lagerfeld y Madonna son los únicos que pueden llevarlos. Fin de la historia.

Los pantalones Hammer
Si buscas en YouTube: "Ryan Gosling baile", lo que te aparecerá en la pantalla es un adorable niño de 12 años bailando como un loco llevando un par de pantalones anchos. En realidad se llaman "harén", pero todo el mundo empezó a llamarlos así cuando los puso de moda MC Hammer a principio de los 90.

Las hombreras
En los 80, cuanto más exageradas eran tus hombreras, más claro le quedaba a la gente lo mucho que te importaba ir a la moda. Aunque ya no son la tendencia predominante, tenemos que admitir que volvieron en 2008 de la mano de Balmain y Maison (Martin) Margiela.

Los tatuajes temporales
¿En que momento llevar un tribal en el brazo durante unas horas nos pareció una buena idea?

La pinza del pelo en forma de mariposa
Después de haberte frito, teñido, rizado, y retorcido el pelo, no había un mejor toque final que adornar tu peinado con unas pinzas para el pelo en forma de mariposa. Si le servían a Buffy, también a nosotras…

Los bolsos Jane Norman
Los centros comerciales necesitan chicas y las chicas a Jane Norman. Punto.

Los bolsos Saddle de Dior
El Saddle se podría considerar el primer bolso "it" de la historia y, aunque no creemos que Raf Simons este dispuesto a volver a producirlos, ¡hay que admitir que todavía mola un poco!

Las camisetas Hypercolor
Las camisetas Hypercolor cambiaban de color al tocarlas con la mano: los pigmentos se activaban con el calor, pero ahora que todo cambia a golpe de click, lo cierto es que ya no es tan emocionante.

Naf Naf
Los chándals de esta marca francesa eran el objeto de deseo de miles de adolescentes. Tanto que algunos incluso se buscaban un trabajo los fines de semana para poder comprarse algunas de sus prendas. ¿Se acuerdan?

Las mochilas inflables de burbujas
Estas mochilas de PVC solo están disponibles en dos sitios: en eBay (con suerte) y en las cuentas más nostálgicas de Tumblr. Puede que te queden bien si eres Charli XCX o alguna especie de estrella en Instagram obsesionada con Nasty Gal, pero si no… No son para ti.

Publicado originalmente en VICE.com.