Juan Guaidó encabezó este miércoles un acto en Caracas para conmemorar el primer año del secuestro del diputado Juan Requesens. Desde la plaza Los Palos Grandes, ubicada en la capital venezolana, el presidente interino le envió un mensaje directo al dictador Nicolás Maduro horas después del embargo total que aplicó Estados Unidos.

"El hambre, la desesperación, la falta de luz, la falta de agua, son responsabilidad de Nicolás Maduro, y si te interesa tanto vete de Miraflores, y mañana te levantan las sanciones", señaló el presidente de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora.

Guaidó consideró que la jornada del martes, cuando se conoció la decisión de Washington de aplicar un embargo total a las propiedades venezolanas en suelo norteamericano, fue "un día de logros para la lucha venezolana".

"Maduro no protege a nadie, ni siquiera a los suyos. Esas sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos son para Maduro, para el régimen, producto de la soberbia, producto de las herramientas que tiene el mundo y las democracias para presionar a una dictadura (…) Aquí hay una gran estrategia nacional e internacional, liderada por los venezolanos, por el Parlamento, por el presidente encargado para lograr poner fin al sufrimiento de nuestra gente. No convirtamos las dudas en retroceso", enfatizó.

Trump firmó un embargo total contra Venezuela (Reuters)
Trump firmó un embargo total contra Venezuela (Reuters)

El presidente interino destacó, por su parte, la "unión" del pueblo venezolano para acabar con la dictadura chavista: "Hoy somos una unidad de causa, hoy somos una unión por la libertad, que no solamente son partidos políticos, oenegés, partidos de oposición, va mucho más allá. Poderes constituidos… Hoy Venezuela, y debo reiterarlo, está unida, nuestro único enemigo es la desesperanza".

Ante sus seguidores, Guaidó aseguró que el país vive "un momento muy oscuro", pero aclaró: "No nos han robado el brillo de la esperanza". En esa línea, recordó "las palabras encendidas" que pronunció el año pasado en el hemiciclo de la Asamblea Nacional Juan Requesens en referencia a la persecución de José Manuel Olivares y los presos políticos del régimen.

"El régimen pretende hacer la urgencia como mecanismo de control. Lo que extrañamos es la normalidad, extrañamos estar en familia, ir al automercado y comprar lo que quieras, algo tan sencillo como bañarse", apuntó.

Una vez finalizado el acto, y en declaraciones a la prensa, Guaidó aclaró que "las sanciones ampliadas por el gobierno americano no tienen nada que ver con medicinas, ni con comida, tampoco con la industria privada".

Guaidó encabezó un acto por el primer aniversario del secuestro del diputado opositor Juan Requesens
Guaidó encabezó un acto por el primer aniversario del secuestro del diputado opositor Juan Requesens

Consultado sobre el diálogo que mantienen sus representantes en Barbados con la dictadura de Maduro, reiteró que las negociaciones continúan, pese a la poca confianza que tiene el gobierno interino en las intenciones del régimen.

"No creemos que el diálogo vaya a funcionar como una técnica aislada, pero sí como parte de una estrategia que reúne también las sanciones internacionales, la presión de calle y el trabajo diplomático de la Asamblea Nacional. Estamos articulados y alineados en una gran estrategia para el cese de la usurpación", precisó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: