El dictador venezolano, Nicolás Maduro. (REUTERS/Manaure Quintero)
El dictador venezolano, Nicolás Maduro. (REUTERS/Manaure Quintero)

El dictador Nicolás Maduro amenazó este jueves a la oposición y aseguró  que no le temblará el pulso para detener a "grupos terroristas", después de que las fuerzas chavistas arrestaran y acusaran al principal colaborador del presidente interino, Juan Guaidó, de encabezar una célula terrorista en el país.

"Quiero que quede claro que al Gobierno venezolano bolivariano y revolucionario no le temblará el pulso para combatir a los grupos terroristas, para llevarlos a la cárcel, eso no es política lo que ellos hacen, simplemente es terrorismo", dijo Maduro en un acto en cadena obligatoria de televisión.

Se teme que el arresto de Roberto Marrero sea el inicio de una escalada contra la oposición que pueda resultar en la detención de Juan Guaidó. Así lo hizo notar el senador republicano estadounidense, Marco Rubio, quien repudió el hecho en su cuenta de Twitter.

El ministro del Interior Néstor Reverol acusó este jueves a Marrero, jefe de Gabinete de Guaidó, al que reconocen como presidente encargado más de medio centenar de países, de ser responsable de una célula terrorista que tenía previsto llevar ataques en el país.

Marrero fue arrestado de madrugada en un allanamiento a su vivienda ejecutado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), que Guaidó tildó de "secuestro" y "nueva torpeza del régimen de Maduro.

El dictador chavista dijo que el régimen está en proceso de "desmembrar, desmantelar y entregar a la justicia" a todo el grupo terrorista, que contrató mercenarios de Colombia y Centroamérica y está "manejando mucho dinero fruto del financiamiento gringo".

Roberto Marrero (Facebook: Roberto Marrero)
Roberto Marrero (Facebook: Roberto Marrero)

Según el dictador,  el grupo tenía previsto atacar cuarteles y unidades militares con mercenarios así como hospitales, estaciones de metro y otros objetivos.

Acusó a Estados Unidos de tener un "un grupo de títeres diabólicos para apropiarse del país", para apoderarse, dominar y esclavizar Venezuela a sus designios e intereses.

Venezuela atraviesa una profunda crisis política que se agudizó en enero pasado tras el juramento de Maduro para un periodo de seis años después de unas elecciones rechazadas por parte de la comunidad internacional y la proclamación de Guaidó como presidente encargado, un cargo que han reconocido más de medio centenar de países.

Con información EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: