"Creo que es el último video que le hago llegar al gobierno colombiano, ya no podemos más", advierte uno de los reclusos. Se trata de un vocero del grupo de 59 colombianos que permanecen detenidos desde hace más de dos años en una cárcel venezolana, pese a un dictamen de la ONU desobedecido por el régimen de Nicolás Maduro, que se rehúsa a su liberación.

Los reclusos denunciaron que sus condiciones de detención se han deteriorado aún más en los últimos días. "A raíz de los apagones que han ahabido nuestra situación como personas en este lugar ha empeorado. Vivimos a oscuras, improvisando métodos", señaló.

Por ello, volvió a reclamar acciones concretas a Bogotá: "No sigan violando nuestros derechos. Les exigimos al gobierno (de Iván Duque), que somos colombianos, aunque no seamos ricos, somos honestos. Queremos nuestra libertad. Ya tenemos 31 meses detenidos injustamente".

El gobierno colombiano ha reiterado su petición a Venezuela para que cumpla el dictamen del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y libere a 59 ciudadanos presos en la cárcel La Yaguara, en Caracas.

Los colombianos fueron arrestados en diferentes operaciones de seguridad en septiembre de 2016 y fueron imputados por varios delitos, entre ellos terrorismo. Específicamente, los colombianos fueron detenidos durante las llamadas Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP). Sin embargo, aun no enfrentan un debido proceso judicial.

El dictamen de la ONU señala que "la detención de estos 59 connacionales es arbitraria, y que, en consecuencia, el régimen venezolano debe disponer sin dilación alguna su liberación inmediata, y concederles el derecho a obtener una indemnización y una reparación adecuada".

Cuarto días a oscuras

El apagón que se produjo el jueves en varias regiones de Venezuela llegó este lunes a su cuarto día en medio de un clima de caos. Aunque la noche de este domingo se informó del retorno intermitente de la energía eléctrica en la mayoría de las zonas de Caracas, en Zulia (noroeste), Táchira (oeste) y varios estados, sus habitantes aseguran que no les ha llegado la luz desde el jueves a las 17.00 horas (21.00 GMT) cuando ocurrió el masivo apagón que el Ejecutivo atribuye a un "sabotaje".

El Gobierno de Maduro sostiene que hubo un ataque en la principal hidroeléctrica del país, el Guri, y atribuye la responsabilidad a Estados Unidos y a la oposición.

El líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, rechazó esta acusación y señaló en una rueda de prensa que el apagón se debe a la desinversión y mala gestión. Además, criticó la respuesta del Gobierno de Maduro ante la crisis e informó de que solicitará a los diputados decretar el "estado de emergencia" para hacer frente a la "catástrofe" que atraviesa el país.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: