El Grupo de Lima se reúne este lunes en Bogotá, con la presencia del vicepresidente de EEUU, Mike Pence, y del líder venezolano Juan Guaidó, para estrechar el "cerco diplomático" a Nicolás Maduro después de que el intento de ingresar ayuda humanitaria a ese país acabara en una violenta represión.

"Tenemos ante nosotros la responsabilidad de redoblar nuestro apoyo e intensificar nuestro respaldo. Tenemos que seguir denunciando los abusos y crímenes de la dictadura", indicó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en la conferencia previa a la reunión, que se realiza a puertas cerradas en el Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería colombiana.

El titular de la diplomacia colombiana, uno de los gobiernos clave en la presión contra el régimen chavista, pidió que más países se unan a las medidas y agregó: "Tenemos que poner cuanto esté en nuestras manos para cerrarle el futuro a la dictadura de Maduro".

Carlos Holmes Trujillo (REUTERS/Luisa Gonzalez)
Carlos Holmes Trujillo (REUTERS/Luisa Gonzalez)

También se expresó el vicecanciller peruano, Hugo de Zela, quien sostuvo que el Grupo de Lima siempre ha apoyado una solución pacífica para Venezuela y remarcó: "La Constitución de Venezuela está muy clara y dice que al presidente legítimo le corresponde llevar al país a la libertad".

El Grupo de Lima fue creado en la capital peruana en agosto de 2017 con el propósito de encontrar salidas a la crisis en Venezuela y en sus inicios estaba compuesto por un bloque de 14 naciones: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía, más Estados Unidos como colaborador externo.

Sin embargo, en la última reunión, celebrada el pasado 4 de febrero en Ottawa, no participó ningún representante de México, que se ha desvinculado de la iniciativa desde la llegada a la Presidencia del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

En esta ocasión, Venezuela estará representada, por primera vez, por el propio Guiadó, quien el sábado estuvo en Cúcuta liderando el frustrado envío de ayuda humanitaria a su país y el domingo se trasladó a Bogotá para la reunión.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: