El opositor Juan Guaidó, que juró como presidente interino de Venezuela arropado por una multitud y por el respaldo de la comunidad internacional,  analizó en casi 25 minutos lo que él mismo llamó "la movilización sin precedentes" de los venezolanos. Se entusiasmó con la idea de una transición – "se nos cambia la cara automáticamente de solo pensarlo"- y prometió un plan "consolidado" por especialistas para sacar adelante al país una vez que "cese la usurpación".

-El régimen siempre ha dicho que la oposición no tiene plan…

El nuestro es un Plan País de desarrollo, que sienta las bases para la Venezuela que queremos, una mejor Venezuela. No solamente respeto a la propiedad privada, respeto al empresariado, sino de generación de empleo, de fomento de emprendimientos, de arraigo popular, de respeto y cariño por lo nuestro. Atiende al inflación, reactiva la agroindustria, la inversión petrolera, la seguridad ciudadana, que también genera elemento conexos como la reducción de turismo. Es un plan muy bien pensado por más de 200 técnicos especialistas, cámaras profesionales, universitarios, políticos, ONGs… En este momento tenemos un gran plan país consolidado que nos va a dar las bases de cara a una transición que nos permita estabilizar, generar gobernabilidad, desinstitucionalizar para poder implementar un plan como este.

-¿Qué papel jugaron los congresos regionales que promovió el Frente Amplio para alimentar este Plan País?

Lo más importante de un plan país es el consenso social. Podemos tener grandes ideas pero hay que materializarla y para eso necesitamos el respaldo político y social. Que nos hagamos dueños de ideas. El petróleo es de los venezolanos y eso es así… así que tenemos que amalgamar para avanzar. producimos apenas 1 millones de barriles al día, que es nuestro ingreso principal. No logramos diversificar la economía porque secuestraron parte del estado, no sólo de derechos sino también de producción. Por eso son fundamentales estos grandes consensos de respeto de propiedad privada, del emprendimiento, del petróleo, del turismo, de la necesidad de los servicios básicos. tenemos que protegerlos para que nunca más podamos retroceder con expropiaciones, revanchismos… cosa que pasó en Venezuela durante mucho tiempo.

La estadía de Maduro en Miraflores se traduce en vidas humanas

– ¿Hay que construir  o reconstruir?

Hay que hacer de ambas. Hay que reconstruir algunos conceptos y valores, o poner en su justo lugar. Y hay que construir algunos elementos como por ejemplo la red hospitalaria, que está en el suelo. Habrá que utilizar la infraestructura existente y crear una nueva. Hay que invertir en educación, en salud, en infraestructura. Cómo un empresario invierte si teme que le expropien o que no va a conseguir los recursos para comprar materia prima y no sabe cuánto es el costo de reposición y no sabe cuál es la cadena de suministro… Es decir, hay que reconstruir todo ese entramado para construir bases claras de una sociedad que ponga los valores en su justo lugar.

-Usted urgía a los militares porque se acababa el tiempo. ¿A qué los urge y para qué se acaba el tiempo?

Se acaba el tiempo para salvar vidas. Hoy la estadía de Maduro en Miraflores se traduce en vidas humanas. Y es tan miserable, porque uno no tiene otra palabra, de que incluso quieren prohibir o secuestrar la ayuda humanitaria. Eso es desconocer la necesidad de nuestra gente. ¿A qué los urjo? A que haya elecciones libres en Venezuela, a que cese la usurpación y a que permitan el ingreso de la ayuda humanitaria para salvar las vidas de sus esposas, de sus madres. Estoy seguro que los militares no la están pasando nada bien en Venezuela, como el 90% del país. Les urjo a que acaten la orden de no dispararle al pueblo de Venezuela y a que se compromentan con la Constitución.

-Hace unas semanas usted señalaba que la transición chilena puede ser un modelo a seguir. En ella se aprobó darle el 10% de los ingresos producto de la explotación del cobre a los militares a través de la entrega directa al Ministerio de Defensa. Precisamente para que retornaran los militares a los cuarteles. ¿Un modelo a seguir podría ser la democracia tutelada con la que salió adelante Chile?

Creo que el caso venezolano no se parece a ninguno. En Venezuela también sufrimos la transición del '58. Hubo un período de transición y luego una elección libre. Las variables para construir una transición son: respaldo popular, hay que tener el compás de las fuerzas armadas, hay que tener un mínimo de elementos de entendimiento entre todos los sectores del país -chavismo disidente, ex chavismo-. Lo que se debe garantizar en una transición es el menor costo social, todos los elementos que nos den garantías de gobernabilidad. El foco de nuestra política es el ciudadano y salvar vidas.

Maduro es tan miserable que quiere robar la ayuda humanitaria

-Uno de esos elementos podría ser la negociación. Si es así, ¿tendremos estar preparados los venezolanos para entender que habrá concesiones con el sector militar?

Para falsas negociaciones no nos vamos a prestar. Cualquier elemento que lleve a que cese la usurpación, que nos permita establecer esas bases para un gobierno de transición y que nos de unas elecciones libres, está sobre la mesa.

-¿Cómo va a depurar las fuerzas armadas? Porque va a haber que depurarlas…

Las fuerzas armadas van a tener un rol en la reconstrucción del país. Sobre todo en el sur del país, donde el ELN y otros grupos armados están extrayendo oro salvajemente. Las fuerzas armadas van a tener un rol fundamental. El llamado es a que nos pongamos del lado de la Constitución.

-¿Cómo va a generar la confianza en el militar? No me refiero a la tropa profesional o a los oficiales de grado medio o a incluso a oficiales que integran el alto mando militar que podrían estar evaluando la decisión de separarse. La confianza de que no van a ser perseguidos por el régimen ni por el gobierno de transición

Si alguien ha sido golpeado es la familia militar. Hoy hay 27 guardias nacionales siendo torturados. Hay 160 militares activos siendo torturados y las narraciones de sus familias son dramáticas. Lo que sufrimos nosotros en el mundo político, que nos persiguen, que nos meten presos, es una fracción de lo que está pasando allí. Por la indicación que tienen, por el poder de fuego que tiene hoy la Fuerza Armada. Apelo a la conciencia, más allá de un incentivo. Hay un general de división antiguo pronunciándose ya en contra, y reconociendo mi presidencia encargada. Ojalá se produzca en bloque y hagamos una elección libre. Ese es el llamado a las Fuerzas Armadas, que están en dilema ahora, que si dejan entrar o no a la ayuda, que si van a fiscalizar, que si van a secuestrar. Eso no es un dilema, compañeros. Debe entrar, debe ser acogida, debe llegar a los más necesitados, a los más vulnerables, y ustedes ponerse de lado de la Constitución.

Las FFAA van a tener un rol fundamental en la reconstrucción de Venezuela

-Usted decía que esta situación que se ha generado está dispuesta a falsas negociaciones. ¿Qué no sería una falsa negociación en los términos del liderazgo que usted está ejerciendo y qué pudiera proponerle a Maduro para que cese la usurpación?

Cualquier elemento que lleve a una elección realmente libre, un nuevo Consejo Nacional Electoral, un elector un voto, el derecho a elegir y ser elegido, un registro electoral con un ente depurado, que se abra a la comunidad internacional, que tengamos técnicos verificados, que tenga auditoría previa durante y posterior, que tenga observación internacional…

-¿Sería una opción que él pueda medirse entre las opciones?

…Y eso sin contar los eventos de propaganda, de protección del centro de votación con respecto a las Fuerzas Armadas. Una elección realmente libre tiene una serie de connotaciones muy importante. Para llegar a ese momento, la transición es necesaria. ¿Cómo creas un CNE? Por ejemplo, un Conatel (Comisión Nacional de Telecomunicaciones) que sea relativamente imparcial para que permita la propaganda de todos los que quieran participar, cuáles son las garantías previas y posteriores a la elección, cómo generar gobernabilidad el día después. Esos son los elementos. Yo, en el lugar del PSUV, pensaría a quién lanzó, ¿no? Hablando de Maduro. Pero bueno, esa ya es una decisión del PSUV.

-El ex presidente de PDVSA Rafael Ramírez dice que tiene más legitimidad que él y que incluso usted para lanzarse a la Presidencia. Incluso hoy, en esa reunión que sostuvo con ex ministros de Chávez, como Héctor Navarro, dijo que lo reconoció como presidente de la Asamblea pero que cualquier reconocimiento a la investidura de presidente encargado debía pasar por un referéndum

Todas las respuestas que ellos tengan a bien para aproximar a una solución política a la crisis que nos lleve a una elección libre son bienvenidas a debate. Lo importante es que nos lleven a una elección realmente libre, en el menor tiempo posible, con poco costo social y que cese la usurpación.
Es importante y urge a nuestra gente, que va a seguir movilizando, que va a seguir exigiendo, que no descartamos movilización en ningún lado del país, es importante darle respuestas rápido a nuestra gente.

-¿Qué rol debe jugar el chavismo disidente, los ex chavistas, los que hoy todavía creen que esto es una revolución del siglo XXI, en este proceso de construcción y reconstrucción de Venezuela?

Creo que acá es más evidente la crítica frontal, abierta a Maduro, que hoy usurpa el poder, que ellos mismos decían que no tienen ningún tipo de legitimidad por parte del mismo chavismo. Creo que hay que generar los espacios de encuentro y los espacios claros para poder nosotros reconstruir Venezuela. Aquí hemos hablado que no queremos torcer manos sino estrechar manos. Es hora de avanzar en presión, porque Maduro no se va a dar cuenta que mañana produjo la migración más grande en la historia de nuestro país y del continente, que contrajo la economía 50 puntos en 5 años, que tiene la inflación más grande del planeta, que convirtió a Caracas en la capital más violenta del mundo. Esas características lo hacen absolutamente ajeno a la realidad. Y si lo han visto en las últimas intervenciones que ha tenido, se ve una persona claramente alejado de la realidad.

-Durante el paro petrolero, el gobierno jugó al desgaste de la oposición. ¿Cree que en este momento el gobierno está en posición de jugar a ese mismo desgaste, y la oposición no estaría lo suficientemente cohesionada para no sobreponerse a ese eventual desgaste si el gobierno lo utiliza como estrategia?

Yo creo que el que está desgastado es el régimen. La estrategia que ellos pensaban el 23 (de enero) se iba a difuminar toda la movilización y que el 2 (de febrero) no iba a pasar nada, creo que eso se cayó. Yo quiero rescatar aquí el carácter masivo, popular, disciplinado, no violento de todas nuestras manifestaciones. Sin precedente en todos nuestros años de ejercicio de activismo político, porque no hemos permitido que nos provoquen, que lo han hecho muy bien en otras oportunidades. La violencia la generaba Miraflores cuando 100 jóvenes manifestando fueron reprimidos brutalmente. Vamos a tratar de mantener ese carácter, pero muy desafiante, muy activo y muy movilizado.

El régimen está buscando una especie de razzia social para detener lo inevitable, la movilización social

-Usted ha hablado de un elemento que es clave en estos días, es la represión. 40 personas asesinadas, casi 900 personas detenidas, mayoritariamente de los sectores populares. en el pasado, se decía que cuando bajaron los sectores populares, era cuando iba a haber un cambio de gobierno, cuando este gobierno iba a caer. ¿Cree que está pasando eso y cree que el gobierno se ha ensañado precisamente con los sectores populares porque está un paso más cerca de que finalice este proceso?

Esa frase, cuando bajen los sectores los populares o cuando salgan los estudiantes, creo que traslada la responsabilidad que tenemos todos los venezolanos. Los sectores populares han bajado, los estudiantes han protestado, los políticos han ejercido el derecho a la protesta, a construir mayoría, los empresarios han hecho su parte, los sindicatos, las enfermeras, los trabajadores. Este es un tema social, transversal a todos los sectores de la sociedad. no importa si naciste en un lugar con ciertas oportunidades o un lugar muy desposeído. Hoy todos estamos viendo la pobreza. Nadie tiene capacidad de ahorro, de ascenso social. Nos devolvimos a la miseria, ya no es un tema de servicios públicos. No tenemos agua, gas doméstico, entre otras cosas. lo importante de esto es que lo que se ha empeñado el régimen cuando asesina -el domingo estuve en casa de Johnny, que perdió la vida el 25 de enero, lo fue a buscar el FAES a su casa para masacrarlo, él vive en la parte alta de La Vega, zona hoy notablemente afectada, cumplía 30 años el 2 de febrero, iba a tener una bebé en poquitos meses- están buscando una especie de razzia social para detener lo inevitable, la movilización social. No lograron contenerla, vimos lo que pasó el 2 de febrero. No solamente en Caracas, en más de 60 ciudades de todo el país, movilizaciones in precedentes. Así que sí, esto que está haciendo el régimen, de asesinar a sangre fría a los más vulnerables, los sectores populares, para inhibir la movilización, no lo han logrado ni lo van a lograr. 900 secuestrados por parte del FAES y los colectivos.

– ¿Cómo va a reflotar la economía en este proceso de transición, que según dice la ley debería ser de 12 meses, a la velocidad que necesita el pueblo

Nada más de imaginarlo se nos alegra la cara. Imaginar que cesa la usurpación y seamos un proceso de transición, ya es otra expectativa. ¿Cómo va a ser? Muy sencillo. En apenas 30 días hemos logrado casi 100 millones de ayuda humanitaria. Síntoma de que hay confianza en que podamos manejarlo y que esté destinado muy bien. Vamos a tener acceso a préstamos internacionales, un fondo importante de recuperación de activos producto de corrupción, que vamos a poder invertir, vamos a tener un aparato productivo, garantizar la seguridad jurídica. hay muchas personas que quieren invertir de nuevo. vamos a generar empleo. se va a detener la inflación, vamos a atender de inmediato PDVSA. Van a ser 12 meses de sueños cumplidos y nos va a dar paso a la Venezuela que queremos, la ejecución de un plan país maravilloso.

-¿Qué le dice a los países que nos están viendo, aquellos específicamente que no reconocen el poder que lo inviste?

Uno, que cada vez son menos, afortunadamente. A los países, que han funcionado, que han invertido en Venezuela, no en Maduro. Rusia y China no han invertido en Maduro, han invertido en Venezuela y tienen legítimo interés en sus inversiones, como todo empresario venezolano que invierte en un negocio. Tienen muy claro, y por eso han habido unas declaraciones muy interesantes de ambos países, que Maduro no es negocio para nadie. Ni a su gente, que los dejan morir como Nelson Martínez, que fue ministro de PDVSA, ni sus funcionarios porque los persiguen, los torturan. No protegen a nadie, ni a su gente ni a las inversiones de nadie. Lo que sí garantiza inversión, retorno de inversión, mejora, es un nuevo gobierno

-¿Cree que la Constituyente va a dar el paso de eliminar al Parlamento?

Yo diría, ¿cuál Asamblea Constituyente? Pero creo que no sería tampoco de caracterizarlos de esa manera. De nuevo, el 20 de mayo intentaron empujar un fraude. Cosa que fue un ardid político, dada la situación que hoy tiene Maduro y su régimen. El que asesoró a Maduro para que a troche y moche con una elección que no validó el mundo, que no participamos porque no tenían las condiciones, lo empujó por un barranco. Entonces ir a un proceso que nadie valide, que no reconoce, que no reconoce a quien lo convoca, no sería un barranco, sería un abismo, un sinsentido. Ellos podrán decir lo que quieran, pero no tienen ni solución política a la crisis real, y mucho menos a ser reconocido por nadie. Además, la religión no es la iglesia. Ellos podrán tomar el palacio, pero no van a detener ni al Parlamento ni a la sensación de cambio ni a la expectativa, ni a la movilización de la gente. Sería un peor error, más que el del 20 de mayo

¿Cree que lo que está ocurriendo en Venezuela es el mejor ejemplo de la lucha no violenta?

Creo que es sin precedentes. Lograr procurar una transición sin que nunca la oposición haya empuñado un arma, sin que nunca haya generado un acto de violencia es algo sin precedentes en el mundo.

Maduro generó la inflación más grande del planeta

-El 1 de enero, cuando todo el mundo hace votos por el año nuevo, se le pasó por la cabeza ser el presidente encargado de Venezuela, que juraría el 23 de enero

Tenía en la cabeza aportar mi grano de arena para contribuir en la transición en Venezuela

-¿Tiene miedo?

No. Tengo mucha esperanza. Eso sería otra torpeza del régimen. todos los que hemos hecho política sabemos de los riesgos de los que nos enfrentamos a una dictadura. No hay miedo. Miedo daría, y lo he dicho muchos espacios, que mi hija crezca sin saber qué es rodar bicicleta en la calle porque la inseguridad no lo permite. Eso da miedo, que nos acostumbremos a una situación como esta. Da miedo ver cómo un hospital hoy en Venezuela da pánico. Hay crisis, hay un riesgo, sin duda, lo hemos enfrentado siempre, hemos dedicado nuestra vida al servicio de Venezuela

-Estamos a horas de que se materialice una entrega de ayuda humanitaria en Venezuela,¿cuál es el mensaje en tres palabras que le tienen que dar a los venezolanos?

Tenemos la oportunidad de ayudar a nuestros más necesitados. Nuestra ayuda es garantizar el ingreso y la apertura del corredor. No es suficiente con este primer ingreso que vamos a hacer, que es para los más vulnerables. Necesitamos abrir el corredor humanitario para atender realmente la emergencia en Venezuela.

LAS ENTREVISTA COMPLETA:

MÁS SOBRE ESTE TEMA: