(NA)
(NA)

José "Pepe" Mujica consideró que la crisis en Venezuela no puede ser achacada al dictador Nicolás Maduro, ya que, para el ex presidente uruguayo, fue el modelo económico basado en la explotación del petróleo lo que causó la grave situación que enfrenta hoy el país.

"Lo que está sucediendo en Venezuela no es culpa de Maduro", declaró el ex mandatario, en entrevista con Sputnik. Según argumentó, el país sufrió una especie de enfermedad holandesa, ya que "la riqueza petrolera de Venezuela en el largo plazo terminó constituyendo una especie de veneno para la sociedad venezolana", al "deformar" la economía. El ingreso masivo de las divisas, con altos precios internacionales del crudo, hizo que los venezolanos "se acostumbren a vivir de cosas importadas", señaló.

El ex guerrillero también resaltó que este modelo económico, delineado por el chavismo (gobernante desde 1999), "terminó destrozando" el trabajo nacional, principalmente los sectores relacionados con la actividad agropecuaria. "En el campo venezolano no hay nadie, no hay una cabeza de ganado, no hay nada", resaltó. Por ello, "cuando se produce la crisis del precio del petróleo, Venezuela queda descalza porque no tiene producción interna de comida y eso no se arregla por arte de magia", dijo Mujica.

Bajo este contexto, Mujica añadió que "Maduro no puede resolver el problema de la comida, porque no se inventan agricultores".

(NA)
(NA)

Sin embargo, el líder del Frente Amplio se distanció del dictador venezolano al considerar que Estados Unidos no es el culpable de la situación, como suele argumentar la cúpula chavista.

"En el mundo existe la idea conspirativa de que hay intereses de potencias que se mueven en todo esto; no tengo duda que eso puede suceder, pero no creo que sean la causa: nuestros problemas internos son los que crean condiciones a favor del trabajo de las agencias externas", explicó.

El mandatario también fue consultado sobre el legado de la ola de izquierda que gobernó recientemente en numerosos países de la región y respondió con cierta autocrítica. Mujica señaló que "el progresismo" logró rescatar a un importante sector de la pobreza, aunque fue insuficiente.

"Hubo una mejora en el nivel de vida de carácter general, pero dicha experiencia no logró transformar a esas personas en ciudadanos, sino solamente en consumidores", expresó.

El ex presidente abandonó en agosto su banca de senador para la que había sido electo por cinco años y ha anunciado que saldrá a recorrer el interior del país. La visita de Mujica a localidades del interior de Uruguay se dará poco antes de que comience la campaña electoral en el país, que celebrará elecciones nacionales para elegir presidente en octubre de 2019.

Aunque ha declarado que no volverá a ser candidato para la Presidencia, recientemente ha barajado la idea de ocupar el lugar de vicepresidente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: