Cuando Juego de tronos concluya el 19 de mayo, al menos a una de las figuras principales de la historia le gustaría que este fuera el verdadero final.

"¿Para qué [explícito] la serie?", dijo recientemente Emilia Clarke, la Reina de los Dragones.

"Es un fenómeno que nadie vio venir, así que entiendo por completo por qué alguien pensaría: 'Hagamos 1500 más, ya que es una receta que funciona'", agregó. "Simplemente no pienso que deberían hacerlo".

No obstante, las tendencias de la cultura pop y las presiones del mercado al final podrían trabajar en su contra y el piloto de una precuela ya está en desarrollo. Así que mientras el éxito más grande de HBO se prepara para comenzar su temporada final el 14 de abril, una pregunta decisiva sobre su futuro sigue en el aire: ¿Juego de tronos es una serie o es un universo?

Según el público, el impacto en la industria y la atención global, Juego de tronos es uno de los éxitos más grandes en la historia de la televisión. Sin embargo, a medida que las gigantescas corporaciones compran otra corporación y planean nuevas plataformas de emisión en continuo sin fin en una batalla cada vez más agresiva por tu atención y los dólares de la industria del entretenimiento, los éxitos ya no son suficiente.

Así que mientras solo quedan seis episodios en la creciente saga de Jon Snow, Daenerys Targaryen, Tyrion y compañía, probablemente solo hemos comenzado a explorar Westeros.

El ejemplo es La guerra de las galaxias. Desde que Disney compró Lucasfilm en 2012 por 4000 millones de dólares, ha minado la franquicia, al concebir múltiples trilogías fílmicas, películas y series individuales, así como una enorme presencia en los parques temáticos de Disney. (El siguiente proyecto para David Benioff y D. B. Weiss, creadores de Juego de tronos: una serie de películas de La guerra de las galaxias).

O Harry Potter (como Juego de tronos, parte del imperio de WarnerMedia), que después de ocho películas basadas en los libros ahora ya está en la serie de precuelas de Animales fantásticos y también tiene atracciones turísticas por todo el mundo.

O el universo más poderoso de la cultura pop: Marvel de Disney, que a finales de este mes cerrará la franquicia de Avengers del universo Marvel con Avengers: Endgame, pero en junio extenderá la división de X-Men con Dark Phoenix o Fénix oscura, protagonizada por la actriz que da vida a Sansa Stark, Sophie Turner.

(Foto: Captura de pantalla)
(Foto: Captura de pantalla)

¿Así que por qué la fenomenalmente popular (y lucrativa) Juego de tronos sería una candidata perfecta para un manejo similar?

Los argumentos a favor incluyen casi cada detalle que rodea al programa. En febrero, AT&T recibió la autorización final para su fusión de 85.400 millones de dólares con Time Warner, la compañía matriz de HBO, y lanzará una plataforma de emisión en continuo de WarnerMedia para competir con los servicios próximos a ser puestos en marcha de Disney —que también acaba de cerrar un trato de 71.300 millones de dólares para comprar 21st Century Fox— y Apple, junto a los incondicionales existentes Netflix, Amazon y Hulu.

El servicio de emisión en continuo se alimentará de la vasta colección de películas y series de Warner de propiedades como Warner Bros. y Turner, así como HBO. HBO Now, la aplicación actual de emisión en continuo del canal, se espera que permanezca, pero las series originales de HBO y otros productos serán incorporados al servicio de WarnerMedia, lo que significa que Juego de tronos podría aparecer junto a las películas de Harry Potter, Mujer Maravilla y Friends.

John Stankey, el ejecutivo de AT&T a cargo de WarnerMedia, ha dicho que HBO tendrá un presupuesto de programación más grande con el objetivo de aumentar la producción. "Queremos incrementar nuestra inversión en contenido excepcional", dijo a mediados del año pasado en una conferencia sobre las ganancias. Cuánto, si es que algo, de ese contenido estará relacionado con Juego de tronos es una pregunta abierta. (AT&T se rehusó a comentar). Sin embargo, la compañía de telecomunicaciones supuestamente no compró Time Warner solo para dejar que una de sus piezas más valiosas de propiedad intelectual cayera en el olvido.

Juego de tronos ya está basada en un universo, la serie de Canción de hielo y fuego creada por George R. R. Martin, que es tan densa en historia y folclore que podría inspirar decenas de series y películas.

"El universo es demasiado rico para no intentarlo", dijo Casey Bloys, presidente de Programación de HBO. "Pero, por otro lado, no quiero hacerlo por hacerlo".

El piloto de la precuela, creado por Martin y Jane Goldman, entrará en la fase de producción a mediados de este año. Con acontecimientos que ocurren mil años antes de lo que sucede en Juego de tronos, explorará la historia de los Caminantes Blancos y la familia Stark, y estará protagonizada por Naomi Watts y Miranda Richardson, entre otros. Fue uno de los múltiples conceptos de precuela encargados por HBO, que no ha descartado proceder con la producción de cualquiera de los otros en algún momento.

Además, a partir del próximo año, los fanáticos de Juego de tronos —como los devotos de La guerra de las galaxias, Potter y Marvel— podrán disfrutar en carne y hueso. El recorrido del estudio de Juego de tronos, una atracción turística de más de 10.000 metros cuadrados, está planeada para ser inaugurada a principios de 2020 en Irlanda del Norte, donde la mayor parte del programa fue producido. El proyecto, inspirado por el recorrido del estudio de Harry Potter de Warner Bros. en las afueras de Londres, transformará a los estudios Linen Mill en Banbridge, donde partes de Juego de tronos fueron grabadas, en una exposición interactiva de los foros, disfraces, así como la utilería y las armas de la serie.

(HBO)
(HBO)

"Será una experiencia envolvente en la que los fanáticos sentirán que están dentro de sus escenarios favoritos de la serie", dijo Jeff Peters, vicepresidente de licencias y ventas minoristas de HBO.

Los estudios Linen Mill serán los primeros de cuatro antiguas locaciones de filmación de Juego de tronos en Irlanda del Norte en ser transformados en experiencias interactivas para los fanáticos —otras posibilidades incluyen los foros todavía en pie de Desembarco del Rey, en Belfast, y del Castillo Negro y el Muro en una cantera afuera de la ciudad—. Aunque actualmente no hay planes para crear atracciones similares en Estados Unidos, "es posible", dijo Peters. "Nos lo ofrecen todo el tiempo y estamos abiertos a muchas y diferentes oportunidades".

Cabe destacar que existen algunos obstáculos potenciales para que Juego de tronos se convierta en la siguiente saga, como La guerra de las galaxias. Uno es la estricta clasificación exclusivamente para adultos de la serie —el material sexualmente explícito impide a los jóvenes alimentar la franquicia tan activamente como lo hacen para las demás—. (HBO argumenta que esto mantendrá a Juego de tronos relevante incluso si no agrega más series, conforme nuevas generaciones descubran la saga).

Otro obstáculo es HBO; el canal se convirtió en la joya de la televisión a través de su buen gusto y compromiso con la calidad (a pesar de series como Arli$$). Es sabido que se ha alejado de numerosos pilotos que no cumplían con sus estándares y solo convertirá la precuela en una serie verdadera si está a la altura de Juego de tronos, dijo Bloys. "Quiero honrar el alto estándar que Dan y David fijaron con el programa original", dijo.

Como resultado, es muy pronto para incluso comenzar a pensar en Juego de tronos como una franquicia, agregó.

"Para mí, franquicia representa múltiples películas y series de televisión que conviven al mismo tiempo", dijo. "Como todavía ni siquiera nos hemos enfocado en la precuela, es prematuro en este punto decir que vamos a tener series múltiples al mismo tiempo".

No obstante, AT&T no ha mostrado señales de ser un propietario que no se involucre o que sea particularmente paciente. Richard Plepler, exdirector ejecutivo de HBO, tan responsable como los demás por la reputación del buen gusto del canal, abandonó la compañía abruptamente dos días después de que la compra de parte de Warner recibiera la autorización final.

Ya hay señales de que AT&T planea amenazar Juego de tronos como un engrane más para crear sinergia en su maquinaria corporativa. Kristian Nairn, quien interpretó a Hodor, uno de los favoritos de los fanáticos, fue designado para presentarse esta semana en una tienda AT&T en Boston, donde los clientes también pueden participar en un sorteo para un asiento en una "carreta de dragón" para el estreno de la temporada en Nueva York.

Una facción que no está muy interesada en ninguna de las nuevas versiones de Juego de tronos: las estrellas de Juego de tronos.

Ninguno de los actores actuales de Juego de tronos está involucrado con el piloto ni han tenido ninguna relación con su desarrollo. La precuela "llegó de manera impactante para todos nosotros", dijo Clarke.

El sentimiento general de parte de Clarke y otros sobre series futuras de Juego de tronos equivale a básicamente al ya conocido: "Les deseo lo mejor, tuve la mejor época de mi vida, pero para mí se terminó". (Con una excepción: el siempre cauteloso Varys. "Nunca digas nunca", dijo Conleth Hill, quien lo interpreta).

(HBO)
(HBO)

Esto no es realmente sorpresivo, debido a la duración y exigencias físicas de la serie —y quién sabe qué personajes sobrevivirán a la temporada final—. Sin embargo, la relajación en proceso de los formatos televisivos parecería que abriría muchas oportunidades, incluso para personajes que no sobrevivan. ¿Qué fanático de Juego de tronos no querría una miniserie o película de HBO que muestre la prehistoria como, digamos, la Rebelión de Robert y los eventos que convirtieron a Jaime Lannister en el Matarreyes?

Nikolaj Coster-Waldau, quien interpreta a Jaime, espera que la precuela sea "incluso más exitosa que Juego de tronos", dijo. Sin embargo, no le interesa volver jamás a Westeros.

"Solamente te prepararías para la decepción", dijo. "Han sido diez años asombrosos, pero diez años es una buena cantidad de tiempo".

Tampoco esperen una miniserie de Sansa. "Nunca más quiero ponerme un corsé", dijo Turner.

Dicho eso, podría haber otras oportunidades para los veteranos de Juego de tronos si la serie se expande a la siguiente gran franquicia. Sus estrellas podrían estar ahora en el pináculo del universo de la cultura pop, a medida que la temporada final llega a su conclusión, pero algunos han estado el suficiente tiempo para saber qué tan rápido pueden cambiar esas cosas.

"Los miembros del elenco ahora están tan confiados en el futuro, pero en cinco años todos seremos guías en en el parque temático de Juego de tronos", dijo Coster-Waldau.

Sopan Deb y John Koblin colaboraron con este reportaje.

*Copyright: c.2019 New York Times News Service