Nueva guía de los CDC para los vacunados: pueden visitar a personas no inmunizadas sin restricciones

Las personas vacunadas en EEUU contra el COVID-19 necesitan completar las dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, o tener la única aplicación de la de Johnson & Johnson, según las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ese país

El ritmo de vacunación de los EEUU permitió flexibilizar las restricciones por parte de las autoridades sanitarias. REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo
El ritmo de vacunación de los EEUU permitió flexibilizar las restricciones por parte de las autoridades sanitarias. REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo

Con la llegada de la primavera en Estados Unidos, las autoridades sanitarias han acelerado el proceso de vacunación a un ritmo muy frenético, con más de 2 millones de dosis diarias aplicadas por día a fin de terminar pronto con la pandemia por COVID-19 en el país donde más ha impactado, ya que suman a hoy más de 30,5 millones de infecciones y 556.000 muertos.

Teniendo en cuenta que hasta el día de ayer se habían aplicado más de 126 millones de vacunas en una población de 328 millones, uno de cada tres estadounidenses ya está protegido contra el SARS-CoV-2 en por lo menos una dosis.

Es que a medida que más personas completan su vacunación contra el COVID-19 -quienes tienen dos semanas o más de haber recibido su segunda dosis de las vacunas Moderna o Pfizer contra el COVID-19, o que ya obtuvieron la única dosis de la de Johnson & Johnson- comienzan a gozar de nuevas libertades que desde el inicio de pandemia estaban restringidas. “Creo que la gente necesita consejos prácticos sobre cómo llevar a cabo su vida diaria. Creo que sin orientación, las personas pueden tomar decisiones que no sean informadas”, dijo Julia Marcus, epidemióloga de enfermedades infecciosas en Harvard.

EEUU es la nación más afectada por COVID-19 en el mundo - REUTERS/Carlo Allegri
EEUU es la nación más afectada por COVID-19 en el mundo - REUTERS/Carlo Allegri

La semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) sobre cómo los ciudadanos completamente vacunados pueden comenzar a recuperar sus vidas. Con estos nuevos protocolos, las personas vacunadas pueden visitar a otras personas vacunadas en un lugar cerrado sin máscaras ni distanciamiento físico. También pueden ver a personas no vacunadas en una sola vivienda sin ninguna precaución si las que aún no han recibido la inyección no tienen o tienen un riesgo bajo de contraer una enfermedad grave. Y si están expuestas a alguien con COVID-19 pero no presentan síntomas, pueden omitir las pruebas y la cuarentena.

“En el contexto de que las personas no vacunadas provienen de un solo hogar, y todas las personas no vacunadas tienen un riesgo bajo de enfermedad grave por COVID-19, no se necesitan medidas de prevención, por lo que estas visitas podrían realizarse en interiores sin máscara o distanciamiento físico”, explicó la doctora Tami Skoff, epidemióloga del Equipo de Directrices Clínicas del Grupo de Trabajo sobre Vacunas de los CDC. Las autoridades dicen que una persona se considera completamente vacunada dos semanas después de recibir la última dosis requerida de la vacuna, ya sea dos dosis de Pfizer-BioNTech o Moderna o una dosis de Johnson & Johnson.

Durante la sesión informativa web, los CDC utilizaron el ejemplo de abuelos completamente vacunados que visitaban a sus hijos y nietos no vacunados. “Y el ejemplo que nos gusta dar aquí es que los abuelos completamente vacunados pueden visitar a su hija no vacunada y sus hijos no vacunados, asumiendo que ninguno de ellos tiene un alto riesgo de enfermedad grave”, aseguró Skoff que aclaró que hay dos excepciones a las pautas que requerirían que todas las personas, independientemente del estado de vacunación, sigan las medidas de mitigación. Esto incluye si las personas completamente vacunadas ven a alguien en riesgo de contraer una enfermedad grave o si hay una reunión entre dos hogares no vacunados.

Cerca de dos millones de personas en la ciudad de Nueva York ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra la covid-19, aunque los barrios más afectados por la pandemia, aquellos de bajos ingresos, de mayorías latinas y negras, como el Bronx, siguen rezagados en el avance de la inmunización. EFE/Justin Lane/Archivo
Cerca de dos millones de personas en la ciudad de Nueva York ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra la covid-19, aunque los barrios más afectados por la pandemia, aquellos de bajos ingresos, de mayorías latinas y negras, como el Bronx, siguen rezagados en el avance de la inmunización. EFE/Justin Lane/Archivo

“De acuerdo con las recomendaciones de los CDC, si personas no vacunadas de más de un hogar participan en una visita, estas visitas deben continuar en el exterior y todos, independientemente del estado de vacunación, deben estar físicamente distanciados y con máscaras bien ajustadas ’', preció el experto y agregó: “El ejemplo que nos gusta dar aquí es si tenemos dos familias que se visitan entre sí. Ambas familias tienen dos adultos completamente vacunados y dos niños no vacunados. En este ejemplo, recomendamos que la visita se realice al aire libre y que todos usen máscaras y distancia física”.

Cuando se le preguntó si sería aceptable que dos adultos completamente vacunados lleven a los niños a la iglesia, Skoff lo desaconsejó debido a que esto se debe a que los niños aún no pueden ser vacunados contra COVID-19 y, hasta que puedan, deben evitar las multitudes. Los CDC publicaron por primera vez sus pautas para las personas vacunadas el 8 de marzo, lo que le dio a los EEUU un adelanto de cómo se verá la nueva normalidad en los próximos meses.

Las recomendaciones fueron diseñadas para abordar una demanda creciente, a medida que más adultos se vacunan y se preguntan si les da mayor libertad para visitar a sus familiares, viajar o hacer otras cosas como lo hacían antes de que la pandemia de COVID-19 azotara el mundo el año pasado. Sin embargo, la agencia todavía recomienda que los estadounidenses eviten viajar, incluso si están completamente vacunados. “Sabemos que las personas quieren vacunarse para poder volver a hacer las cosas que disfrutan con las personas que aman”, indicó la directora de los CDC, la doctora Rochelle Walensky, en un comunicado en ese momento.

Un ferry a Staten Island Ferry navega con pocos pasajeros en Nueva York - REUTERS/Carlo Allegri
Un ferry a Staten Island Ferry navega con pocos pasajeros en Nueva York - REUTERS/Carlo Allegri

“Hay algunas actividades que las personas completamente vacunadas pueden comenzar a reanudar ahora en sus propios hogares. Todos, incluso aquellos que están vacunados, deben continuar con todas las estrategias de mitigación cuando se encuentren en entornos públicos. A medida que la ciencia evolucione y más personas se vacunen, continuaremos brindando más orientación para ayudar a las personas completamente vacunadas a reanudar más actividades de manera segura’', agregó.

Sin embargo, la agencia continúa recomendando que las personas completamente vacunadas continúen usando máscaras bien ajustadas, eviten grandes reuniones y se distancien físicamente de los demás cuando estén en público.

El CDC también aconsejó a las personas vacunadas que se hagan la prueba si desarrollan síntomas que podrían estar relacionados con COVID-19. Los funcionarios esperan que la relajación de las pautas anime a más personas que están indecisas sobre la vacunación a recibir la dosis. “Esto puede ayudar a mejorar la aceptación y la asimilación de la vacuna COVID-19”, afirman las autoridades. Y concluyeron: “Por lo tanto, hay varias actividades que las personas completamente vacunadas pueden reanudar ahora, con bajo riesgo para ellas mismas, siendo conscientes del riesgo potencial de transmitir el virus a otras personas”.

SEGUIR LEYENDO: