Mary Quant, la creadora de la minifalda, encara su primera retrospectiva en Londres

Quant personificó la energía y la diversión del swing en Londres; y fue un poderoso modelo para la mujer trabajadora. Convenciones desafiantes, popularizó la minifalda, las coloridas mallas y los pantalones a medida, fomentando una nueva era del feminismo. La minifalda se convertiría en un ícono de la época y provocaría una nueva escena creativa en Londres y más allá. En la imagen, con su esposo
Quant personificó la energía y la diversión del swing en Londres; y fue un poderoso modelo para la mujer trabajadora. Convenciones desafiantes, popularizó la minifalda, las coloridas mallas y los pantalones a medida, fomentando una nueva era del feminismo. La minifalda se convertiría en un ícono de la época y provocaría una nueva escena creativa en Londres y más allá. En la imagen, con su esposo

Por Flavia Tomaello

"La moda no es frívola. Es parte de estar vivo hoy". Así titula su primer retrospectiva en el Museo de Victoria y Alberto en Londres la inefable inventora de la minifalda, Mary Quant.

La exposición explorará los años entre 1955 y 1975, cuando Quant revolucionó la industria, aprovechando el espíritu juvenil de los años sesenta y las nuevas técnicas de producción en masa para crear una nueva imagen para las mujeres.

"El V&A es una organización tan preciosa e icónica por la que tengo la mayor admiración y respeto, y es un gran honor ser reconocidos por ellos con esta exhibición y libro dedicados", aseguró Mary Quant. "Fue un momento maravillosamente emocionante y, a pesar del frenético y arduo trabajo, nos divertimos enormemente. ¡No nos dimos cuenta necesariamente de que lo que estábamos creando era pionero, simplemente estábamos demasiado ocupados aprovechando todas las oportunidades y abrazando los resultados antes de apresurarnos hacia el próximo desafío!".

En junio de 2018, el museo lanzó una convocatoria al público para rastrear las prendas de Quant de los guardarropas de todo el país. Recibiendo más de 800 respuestas (1967 © PA Prints 2008)
En junio de 2018, el museo lanzó una convocatoria al público para rastrear las prendas de Quant de los guardarropas de todo el país. Recibiendo más de 800 respuestas (1967 © PA Prints 2008)

Quant personificó la energía y la diversión del swing en Londres; y fue un poderoso modelo para la mujer trabajadora. Convenciones desafiantes, popularizó la minifalda, las coloridas mallas y los pantalones a medida, fomentando una nueva era del feminismo. La minifalda se convertiría en un ícono de la época y provocaría una nueva escena creativa en Londres y más allá.

Al recibir un acceso sin precedentes al Archivo de Mary Quant, así como a los extensos archivos de moda del V&A, que incluyen la mayor colección pública de prendas de Quant en el mundo, la muestra reunirá más de 120 prendas, así como accesorios, cosméticos, bocetos y fotografías, la mayoría de las cuales nunca se han exhibido antes.

Corto ruedo

Mary Quant nació y se crió en Blackheath, Londres, hija de dos maestros de escuela galeses. Tras la negativa de sus padres a dejarla asistir a un curso de moda, Quant estudió ilustración en Goldsmiths, donde conoció a su futuro esposo, el aristócrata Alexander Plunket Greene. Se graduó en 1953 con un diploma en educación artística.

Jenny Lister, co-curadora de Mary Quant en V&A, indica: “Mary Quant transformó el sistema de moda, derrocando el dominio de la alta costura de lujo en París. Ella vistió a la mujer liberada de reglas y regulaciones, y de seguir el modelo de sus madres”. En la imagen, un conjunto de satén creado por Quant (Duffy, 1966 © Duffy Archive)
Jenny Lister, co-curadora de Mary Quant en V&A, indica: “Mary Quant transformó el sistema de moda, derrocando el dominio de la alta costura de lujo en París. Ella vistió a la mujer liberada de reglas y regulaciones, y de seguir el modelo de sus madres”. En la imagen, un conjunto de satén creado por Quant (Duffy, 1966 © Duffy Archive)

En 1955, Plunket Greene compró Markham House en King's Road en Chelsea, Londres, un área frecuentada por el 'Chelsea Set', un grupo de jóvenes artistas, directores de cine y miembros de la sociedad interesados en explorar nuevas formas de vida y vestirse. Quant, Plunket Greene y un amigo, el abogado convertido en fotógrafo Archie McNair, abrieron un restaurante (el Alexander's) en el sótano del nuevo edificio y una boutique llamada Bazaar en la planta baja. Las diferentes fortalezas de cada socio contribuyeron a su éxito a largo plazo: Quant se concentró en el diseño, Plunket Greene tenía las habilidades empresariales y de marketing, y McNair aportó el sentido legal y comercial a la marca.

La estética en desarrollo de Quant fue influenciada por los bailarines y músicos del Chelsea Set, y los Mods (abreviatura de 'Modernistas'), una poderosa tribu que ayudó a definir la cultura juvenil de Londres a finales de los años cincuenta, con su amor por ropa deportiva italiana, sastrería fina y contornos limpios.

Las primeras colecciones de Quant fueron sorprendentemente modernas en su simplicidad y muy ponibles. Quant quería "ropa relajada adecuada a las acciones de la vida normal". Combinando vestidos cortos de túnica con medias en colores brillantes (escarlata, jengibre, ciruela y uva), creó una versión atrevida y de alta costura de los trajes prácticos que había usado de niña en la escuela y en las clases de baile.

Al recibir un acceso sin precedentes al Archivo de Mary Quant, así como a los extensos archivos de moda del V&A, que incluyen la mayor colección pública de prendas de Quant en el mundo, la muestra reunirá más de 120 prendas, así como accesorios, cosméticos, bocetos y fotografías, la mayoría de las cuales nunca se han exhibido antes. (Ronald Dumont, 1964 Ronald DumontStringerGetty Images)
Al recibir un acceso sin precedentes al Archivo de Mary Quant, así como a los extensos archivos de moda del V&A, que incluyen la mayor colección pública de prendas de Quant en el mundo, la muestra reunirá más de 120 prendas, así como accesorios, cosméticos, bocetos y fotografías, la mayoría de las cuales nunca se han exhibido antes. (Ronald Dumont, 1964 Ronald DumontStringerGetty Images)

A Quant se le suele atribuir la invención del aspecto más icónico de la década: la minifalda. No hay evidencia concluyente para decir quién fue el primero en tomar los dobladillos (otra posibilidad es el modisto francés André Courrèges). En cualquier caso, las faldas extremadamente cortas y los vestidos se convirtieron en la marca registrada de Quant, y fueron popularizados por el modelo más prominente de la época, Twiggy, cuya figura esbelta ayudó a convertir los dobladillos súper cortos en una tendencia internacional.

Una construcción colaborativa

En junio de 2018, el museo lanzó una convocatoria al público para rastrear las prendas de Quant de los guardarropas de todo el país. Recibiendo más de 800 respuestas, se seleccionaron 35 objetos de 30 individuos junto con historias personales de los propietarios y 50 fotografías de las mujeres que vestían sus prendas Quant. Estos objetos e historias han transformado la narrativa de la exposición, descubriendo ejemplos raros, como una blusa muy temprana y sin etiqueta, un sombrero vendido en Bazar y coloridos impermeables de PVC.

Una de las colaboradoras de la exposición, Sheila Hope, presentó su vestido de su cumpleaños número 21 a partir de otro de Butterick, describiendo la pieza como "un diseño icónico y simple que me atrajo al instante, escote con volantes y mangas para dar forma y facilitar el codo".

La propuesta fue inspirando a las mujeres jóvenes a rebelarse contra la vestimenta tradicional que usaban sus madres y abuela”
La propuesta fue inspirando a las mujeres jóvenes a rebelarse contra la vestimenta tradicional que usaban sus madres y abuela”

El comienzo de la exposición preparará el escenario de la posguerra de Londres para la apertura de la tienda experimental Quantza Bazaar, en el King's Road de Chelsea en 1955. Mostrará cómo sus diseños, a menudo basados en colegialas o sastrería masculina, trajeron un entretenido aire fresco.

La propuesta fue inspirando a las mujeres jóvenes a rebelarse contra la vestimenta tradicional que usaban sus madres y abuelas, la pequeña boutique de Quant en King´s Road se convirtió en una marca mayorista disponible en tiendas departamentales en todo el Reino Unido.

Viaje al otro mundo

El éxito de Quant pronto llegó a América, donde sus diseños se hicieron para cadenas de tiendas y empresas de venta por correo. Quant se convirtió rápidamente en la mujer que hacía que la moda fuera menos exclusiva y más accesible para una nueva generación. Antes de su tiempo en marketing y promoción, Quant fue la encarnación de la etiqueta. Su estilo distintivo, fotogénico, su energía lúdica y su enfoque revolucionario la convirtieron en la embajadora definitiva de la marca.

El programa explorará algunos de los momentos más memorables de Quant, desde la recopilación de su OBE hasta la evolución de sus dobladillos ascendentes. La exposición analizará sus colaboraciones con los fabricantes, diversificándose en ropa interior, medias y cosméticos, todos hechos para sus diseños, y empaquetados con su distintivo logotipo de margarita.

Bazaar fue el primer proyecto desde el que emanó su diseño e inundó el mercado con todas las tendencias que vendrían después. En la imagen, Mary Quant y Alexander Plunket Greene, (John Cowan, 1960 cortesía de Terence Pepper CollectionImage © John Cowan Archive)
Bazaar fue el primer proyecto desde el que emanó su diseño e inundó el mercado con todas las tendencias que vendrían después. En la imagen, Mary Quant y Alexander Plunket Greene, (John Cowan, 1960 cortesía de Terence Pepper CollectionImage © John Cowan Archive)

También explorará su propia línea de muñecas, conocidas como Daisy, una rival de Barbie.

Jenny Lister, co-curadora de Mary Quant en V&A, afirmó: "Mary Quant transformó el sistema de moda, derrocando el dominio de la alta costura de lujo en París. Ella vistió a la mujer liberada de reglas y regulaciones, y de seguir el modelo de sus madres. La exposición mostrará cómo la marca Mary Quant se conectó con sus clientes, cómo hizo que la moda de diseñador fuera asequible para la mujer trabajadora y cómo su ropa juvenil y revolucionaria, inspirada en la escena creativa de Londres, hizo que el estilo urbano británico fuera la influencia global que sigue siendo hoy en día".

Desde su pequeña boutique hasta la marca internacional, Quant revolucionó la moda británica con energía, estilo y rebelión. Mary Quant en el V&A presentará diseños nunca antes vistos y proporcionará una visión incomparable de la carrera de uno de los diseñadores de moda más revolucionarios e importantes de Gran Bretaña.

SEGUÍ LEYENDO:

Jean Paul Gaultier: "La mujer es el sexo más fuerte y el hombre debería poder mostrar su lado femenino"

Christian Dior, diseñador de sueños: la quintaesencia del estilo francés que conquistó a la realeza y a las estrellas de Hollywood

MAS NOTICIAS