Algunos de los retos virales que han estado de moda han sido sólo para entretener como "El suelo es lava" o "Fluff challenge" (esconderse de las mascotas atrás de una manta y "desaparecer"), otros han tratado de crear conciencia como "Ice Bucket Challenge", sin embargo se ha vuelto viral uno que sí ayuda al planeta "Trashtag Challenge", recoger la mayor parte de basura que se pueda de algún lugar público.

El nuevo reto, benéfico y ecológico para el planeta, alienta a personas de todo el mundo a buscar un área llena de basura, recogerla y compartir la fotografía del antes y el después con el hashtag #trashtag.

Entre mayor cantidad mucho mejor, lo esencial es retirarla de áreas naturales como playas, bosques, ríos, callejones, entre otros; ya sea solos o acompañados entre amigos o compañeros de escuela o trabajo.

El nombre de este desafío surgido en Reddit y es la unión de dos palabras en inglés trash (basura) y tag (hashtag o etiqueta).

Todo inició con un usuario de Reddit que subió una foto con el antes y el después de un bosque que tenía mucha basura. "Aquí hay un nuevo reto para todos ustedes adolescentes aburridos. Tomen una foto de un área que necesita limpieza y mantenimiento, y después suban una imagen cuando hayan hecho algo al respecto".

En Twitter, Instagram y Facebook se han publicado miles de fotografías de todo el mundo con cambios radicales en el medio ambiente: de playas inundadas de restos de plástico a arenales casi impolutos.

Tal vez este reto no sea precisamente nuevo, pero en los últimos días ha tomado fuerza y más personas están compartiendo imágenes que piden tomar conciencia sobre el problema de residuos que padece el planeta  desde hace años y su aporte para remediarlo.

El abogado Afroz Shah, de 33 años, que impulsó este desafío y logró que desde 2016 se recogieran unos dos millones de kilos de desechos de la playa de Versova, en Bombay (India), con la ayuda de cientos de voluntarios.

El reto, que se organizó con jornadas de ocho horas diarias durante los fines de semana, contó con la ayuda del embajador de los Océanos de la ONU, Lewis Pugh, según ha informado la propia institución.

A pesar de que el desafío comenzó hace varios años, en estas últimas fechas ha cobrado impulso. En España, por ejemplo, el actor y modelo Jon Kortajarena y la ONG Greenpeace juntaron a cientos de personas este pasado domingo en una jornada de recogida de plásticos en la playa de Ereaga, situada en la localidad vizcaína de Getxo, dentro de la campaña "Maldito plástico" de la organización ecologista.

Los voluntarios recogieron, junto al modelo, la basura de este arenal. "Muchísimas gracias a toda la gente maravillosa que ha venido a la recogida de plástico. Ha sido un exitazo", agradeció Kortajarena en sus redes sociales.

Usuarios de redes sociales exaltaron que este reto sí es alentador y no atenta contra la integridad física como lo hacían algunos que también se viralizaron como "Hot Coil Challenge" (mantener la mano en una plancha caliente el mayor tiempo posible), "el reto de la canela" (comerla), "kiki challenge" (saltar del auto en movimiento y bailar) o "Bird box challenge" (taparse los ojos y deambular), entre mucho otros.