Idagio tiene un catálogo de más de 1,2 millones de grabaciones fácilmente navegables.
Idagio tiene un catálogo de más de 1,2 millones de grabaciones fácilmente navegables.

Con diferentes interpretaciones —y en eso radica su interés— de obras, en lugar del álbum nuevo de Lady Gaga o Kendrick Lamar, la esfera de la música clásica ha mantenido una impronta análoga mientras la tecnología digital transformaba los géneros populares contemporáneos. Pero ahora una startup de Berlín, Alemania, quiere ser la versión Spotify de J.S. Bach, Martha Argerich y Deutsche Grammophon.

Idagio se dedica al streaming de la música que, bajo la denominación de clásica, abarca desde el canto gregoriano hasta Arnold Schoemberg o Philip Glass. "Mientras el género representa sólo el 5% del mercado de la música grabada, sus oyentes suelen ser adinerados y leales", presentó Bloomberg Businessweek. "Pero requiere una estructura de organización muy diferente a la de la música popular, que se ordena fácilmente por canción, álbum y artista".

Till Janczukowicz, cofundador de Idagio con Christoph Lange, detalló en diálogo con Deutsche Welle (DW): "Hay sólo una Sinfonía Nº 7 de Beethoven, una Flauta mágica de Mozart y una Sinfonía Nº 11 de Tchaikovsky, pero existen cientos de miles de grabaciones y presentaciones de esas mismas obras que compiten por la atención de los consumidores. Este género de covers clásicos, digamos, requiere un modelo de datos diferente del de Spotify".

Un catálogo de música clásica debe satisfacer métricas de búsqueda muy características: una orquesta, un director, una grabación, un solista, por ejemplo. Y muchos de sus usuarios se concentran en un grupo de edad no muy experto en apps: "Alguien que le pide a sus nietos que pasen su colección de CDs a un disco rígido", ilustró Janczukowicz a Bloomberg. Por eso también ofrece, a los preocupados por la calidad del sonido, streaming y descarga en algoritmo de compresión sin pérdida (lossless).

Till Janczukowicz, cofundador de Idagio, llevó su experiencia como manager de músicos.
Till Janczukowicz, cofundador de Idagio, llevó su experiencia como manager de músicos.

Pero Idagio también apunta a las nuevas generaciones de amantes de la música clásica, que potencialmente son el 30% de las personas que disfrutan de la música en general. "A diferencia del asistente promedio a un concierto clásico en Alemania, que tiene 60 años, nuestros oyentes son mucho más jóvenes de entre 35 y 55 años", detalló a DW.

La idea de la app se le ocurrió en Salzburgo, Austria, una tarde de 2014, cuando vio a un hombre pegar afiches con el anuncio de un concierto clásico: tenía que haber una mejor manera de comunicarlo en un mundo transformado por las tecnologías digitales. Vendió su apartamento para fundar Idagio, y sumó a Lange, un entrepreneur y experto digital.

Idagio se ofrece en 180 países y se dispone a expandirse en el gran mercado de Asia.
Idagio se ofrece en 180 países y se dispone a expandirse en el gran mercado de Asia.

Primero consiguieron fondos del grupo australiano Macquarie; una segunda ronda de financiación, que obtuvo USD 25 millones, los dejó con apenas un poco más del 10% de las acciones pero los puso en línea. Idagio, que ha superado el millón de descargas, no informó todavía cuánta gente paga USD 9,99 por acceso completo a la app.

Con unos 90 empleados entre la sede de Berlín y la oficina de Bratislava, en Eslovaquia, hoy Idagio ofrece más de 1,2 millones de grabaciones de 2.500 orquestas, 6.500 directores y 60.000 solistas. Tiene usuarios en 180 países y, a punto de expandirse a Asia, espera sumar un quinto idioma a los cuatro en los que ya se presenta: inglés, alemán, castellano y francés. "Asia va a ser un mercado importante para nosotros. ¿Cómo podría no ser así, con 50 millones de estudiantes de piano en China?", dijo a DW.

Christoph Lange, cofundador de Idagio, aportó su experiencia digital y como emprendedor.
Christoph Lange, cofundador de Idagio, aportó su experiencia digital y como emprendedor.

Actualmente unos 300 millones de personas en el mundo pagan por streaming de música, y un tercio de ellas elige Spotify. "Goldman Sachs proyectó que esta cifra se triplicará hacia 2030", agregó Janczukowicz.

Por ahora —señaló Bloomberg— la app pierde dinero y es una empresa pequeña en comparación con los líderes de la industria: tiene 25 ingenieros para todo el servicio mientras que, por ejemplo, Spotify tiene 200 sólo para iOS.

También emplea otros criterios financieros: luego de dos décadas como manager de músicos y organizador de conciertos, Janzukowicz estableció también pautas de remuneración propias. Mientras las apps de streaming más populares consideran que una canción fue reproducida sólo luego de 45 segundos, Idagio paga por cada segundo.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Vogue celebró la interfaz de Idagio como "a la vez elegante, fácil de navegar y de entender y sólida en términos de lo que se puede hacer con ella". Buscar es fácil, pero también cuenta con una pestaña para Descubrir (novedades, tendencias del momento, grabaciones premiadas, por ejemplo) y "gran cantidad de listas de reproducción brillantemente editadas", según la revista. El panel principal de navegación ofrece un menú de Estados de ánimo para elegir: Optimista, Melancólico, Trágico, Apasionado, Suave, Feliz, Triste y Pacífico, entre otros.

Su próximo desafío —dijo el empresario a Bloomberg— es crear una experiencia de inmersión más completa, con listas de reproducción curadas por artistas y críticos, con videos para escuchar a los músicos contar historias de sus grabaciones o conciertos más memorables. "Los músicos clásicos de hoy tienen que ser comunicadores si quieren permanecer relevantes", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: