(Taipei, enviada especial) Se la podría describir como una silla gamer, pero uno se quedaría corto. Predator Thronos es un verdadero trono ergonómico que se reclina hasta 140 grados, y que incluye una estructura que puede soportar hasta 3 monitores de 27 pulgadas. Todo el espacio está diseñado pensado para disfrutar de los videojuegos.

Este producto, que Acer lanzó el año pasado en la feria IFA, es uno de los atractivos en Computex, donde el gaming es protagonista absoluto. En la feria que se lleva a cabo en Taipei hay desde monitores y componentes para computadoras hasta accesorios de lo más novedosos pensados para los expertos en eSports así como para el público aficionado.

Acer Predator Thronos es una estructura metálica que pesa cerca de 220 kilos y que promete una experiencia más inmersiva para el usuario: está preparada para conectar los monitores, la computadora y los periféricos. Y un plus: permite "sentir" el juego gracias a las vibraciones que emite.

La estructura metálica pesa más de 220 kilos.
La estructura metálica pesa más de 220 kilos.

El marco de acero, que forma esta cabina envolvente, cuenta con una butaca acolchada, un pedal ajustable y un apoya pies motorizado. La bandeja mecánica cuenta con suficiente espacio para el teclado y el mouse.

Literalmente, basta sentarse un rato para quedar sumido en una experiencia que cuesta abandonar. Una vez que uno se acomodó y se puso los auriculares, se presiona un botón y la cápsula se cierra. Se termina de ajustar el nivel de inclinación de la silla, y del apoya pies y el resto es disfrutar de una experiencia de juego totalmente inmersiva.

Es una carcasa oscura, de 1,5 metros, con detalles que se ilumina por medio de las luces RGB que se pueden ajustar desde el control remoto de la silla. También con el control que se encuentra en el apoyabrazos se puede ir cambiando el nivel de inclinación que se desea.

Acer Predator Thronos cuesta a partir de 10 mil dólares en adelante y se puede ordenar online, en algunos mercados. El valor varía según el equipo que se decida integrar a la estructura que puede ser Predator Orion 3000, 5000 o 9000. Todos cuentan con procesadores Intel Core de octava generación y tarjetas gráficas GeForce RTX. Luego hay que elegir monitores, mouse y demás accesorios.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: