Mark Zuckerberg, fundador de Facebook
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook

El escándalo por el uso de datos personales de 50 millones de usuarios de Facebook por parte de la consultora Cambridge Analytica (CA), una operación que algunos creen podría haber influenciado en las elecciones estadounidenses de 2016, es el más reciente y quizás más contundente golpe a las redes sociales tras un año que no les dio respiro.

Acusadas de manipular las atenciones de los usuarios, promover noticias falsas sin control y crecer como oligopolios poderosos, las revelaciones recientes de un ex empleado arrepentido de CA y una cámara oculta a sus directivos desnudaron y amplificaron la polémica práctica de las redes sociales de lucrar con datos privados y potencialmente sensibles.

Este es, de hecho, su modelo de negocios: un acuerdo tácito por el cual los usuarios entregan información personal a cambio de servicios, para que luego esa información sea vendida a los anunciantes y estos puedan direccionar sus avisos con precisión.

Existe un mercado en el que se venden los datos personales y queríamos que el usuario supiera el valor real que tienen

El escándalo también visibiliza la manera en que Facebook organiza el impresionante caudal de información que obtiene de nosotros, y los perfiles que crea de sus usuarios para luego vender a los anunciantes.

Un equipo de la Universidad Carlos III de Madrid, España, desarrolló una aplicación que, precisamente, permite conocer bajo qué etiquetas Facebook nos tiene catalogados, en base a nuestras afinidades e intereses medidos por nuestras preferencias de navegación, nuestros "me gusta" y los clicks en diferentes anuncios, entre otros elementos.

Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica que quedó en el ojo de la tormenta
Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica que quedó en el ojo de la tormenta

La Facebook Data Valuation Tool (FDVT) también permite medir cuánto dinero generamos para la red social de Mark Zuckerberg con nuestra navegación casual, en base a la cantidad de anuncios que vemos ("impresiones") o aquellos en los que hacemos click.

El equipo detrás del FDVT está formado por los hermanos Ángel y Rubén Cuevas Rumín y por José González Cabañas, investigadores del departamento de ingeniería telemática en la Universidad Carlos III.

"El FDVT fue concebido de manera intuitiva, quisimos ver si podíamos informar a las personas cuánto valían sus datos personales y las herramientas disponibles no pasaban de las encuestas", explicó Ángel Cuevas Rumín, en diálogo con Infobae.

Facebook crea perfiles de sus usuarios mediante etiquetas que responden a sus intereses y afinidades. Algunas de estas son potencialmente sensibles y muy vulnerables (Archivo)
Facebook crea perfiles de sus usuarios mediante etiquetas que responden a sus intereses y afinidades. Algunas de estas son potencialmente sensibles y muy vulnerables (Archivo)

"Existe un mercado en el que se venden esos datos y queríamos que el usuario supiera el valor real que tienen", señaló. De esta manera puede conocerse el valor de un perfil en relación a otro según su CPC, término que refiere al "costo por click" para los anunciantes.

Según el equipo de FDVT, citado por el periódico El País, los perfiles de países europeos o norteamericanos valen más que los latinoamericanos y asiáticos. Y un estadounidense, por ejemplo, cuesta el doble que un español.

La herramienta, probada en un principio con 30.000 cuentas a través de la universidad y luego abierta al público, funciona como una extensión para el navegador y requiere de una cuenta de Facebook. Tras la instalación, permite medir el dinero generado y las etiquetas, activas y dadas de baja, que la red social nos adhiere para generar un perfil.

Cambridge Analytica está acusada de haber obtenido datos de 50 millones de usuarios en Facebook sin permiso (por Rodrigo Acevedo Musto)
Cambridge Analytica está acusada de haber obtenido datos de 50 millones de usuarios en Facebook sin permiso (por Rodrigo Acevedo Musto)

Estas etiquetas incluyen términos como comunismo, islam, biblia, prevención de suicidios, homosexualidad, oncología, inmigración ilegal, identidad de género o nacionalismo, entre muchos otros.

Los "tags" ofrecen información privada de los usuarios que es potencialmente sensible, como la que podría haber utilizado Cambridge Analytica para derivar información tergiversada, sesgada o directamente falsa durante la campaña de Trump y en otros procesos electorales.

De hecho, los tres investigadores que idearon el FVDT publicaron en febrero un informe que destaca que el 25% de la población europea ya estaba etiquetada (el 40% de los usuarios totales de Facebook) y alerta sobre cuán fácilmente puede ser recolectada esta información.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Según explicó Cuevas Rumín a Infobae, uno de los peligros más inminentes es que esas etiquetas que vinculan a individuos con información personal sensible es que son muy vulnerables.

"Grupos de extrema derecha, por ejemplo, podrían hacer fácilmente una campaña de odio contra cualquier usuario en base a esas etiquetas sensibles, como la de homosexualidad", explicó. "Sólo basta un sencillo ataque de phishing", agregó.

El investigador español explicó que durante los experimentos que realizaron en la Universidad Carlos III se logró aclanzar en Facebook a 25.000 personas etiquetadas de una manera particular con una inversión en publicidad de sólo 35 euros.

"Facebook te permite alcanzar esas personas pero no conocer su identidad", señala el investigador. Pero revelarla no requiere de grandes habilidades. Con un sencillo ataque de phishing, la técnica de engañar a una persona con un falso mensaje para que entregue datos personales, es posible identificar a los usuarios vinculados a cada etiqueta. "Estos ataques tienen una eficacia cercana al 9%", señala Cuevas Rumín.

Cambridge Analytica no habría necesitado ni siquiera de eso. Según las revelaciones de su ex empleado Christopher Wyllie, la empresa utilizó una aplicación llamada "This is your digital life" para hacer que 270.000 personas respondieran un cuestionario a cambio de entre 3 y 4 dólares, según explicó el periódico The Guardian.

Luego de que este grupo comenzara a compartir la aplicación con sus amigos, se llegó a obtener información de 50 millones de usuarios.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: