La empresa estadounidense Facebook aseguró este martes estar "escandalizada" por las acusaciones de que la red social podría haber facilitado información privada de millones de sus usuarios a una empresa vinculada con la campaña electoral de 2016 del actual presidente de EEUU, Donald Trump.

Facebook
Facebook

"La empresa entera está escandalizada porque fuimos engañados. Estamos comprometidos con fortalecer vigorosamente nuestra políticas para proteger la información de la gente y daremos los pasos necesarios para lograrlo", señaló la empresa a través de un comunicado distribuido a los medios.

Todas las partes involucradas nos certificaron que destruyeron los datos en cuestión

Posteriormente, el vicepresidente de la compañía, Paul Grewal, indicó en un comunicado facilitado que "el corazón" de la empresa es "proteger la información" de los usuarios y requieren ese mismo compromiso a la gente que opera las aplicaciones en Facebook.

"Si estos informes son ciertos, es un abuso grave de nuestras reglas. Todas las partes involucradas, incluido SCL Group / Cambridge Analytica, Christopher Wylie y Aleksandr Kogan, nos certificaron que destruyeron los datos en cuestión", aseguró Grewal.

"A la luz de los nuevos informes de que los datos no fueron destruidos, estamos suspendiendo de Facebook a estos tres actores, a la espera de más información. Tomaremos los pasos que sean necesarios para garantizar que los datos en cuestión se eliminen de una vez por todas, y tomaremos medidas contra todas las partes infractoras", insistió.

Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg

La reacción de la empresa dirigida por Mark Zuckerberg se produce después de que este mismo martes se divulgara que la Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC, por sus siglas en inglés) ha abierto una investigación a Facebook que podría costarle a la red social una multa millonaria.

De acuerdo con una información publicada este pasado fin de semana por medios británicos, la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica tuvo acceso en 2014 a las bases de datos de Facebook, lo que supone una clara violación de las condiciones de confidencialidad de la compañía.

La compañía británica, de la que es inversor el ex jefe de campaña de Trump, Steve Bannon, ya ha reconocido que accedió a los datos de cerca de 50 millones de usuarios de la red social con el propósito de desarrollar un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes para así influir en ellas.

Por el momento, Facebook ha rechazado tener nada que ver con las actividades de Cambridge Analytica, lo que la eximiría de haber violado los términos de su contrato de confidencialidad pero, al mismo tiempo, expondría a la empresa a la humillación de tener que reconocer que un agente externo logró acceder a sus bases de datos.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: