Putin seguirá usando los servicios de operativos del Grupo Wagner pero bajo un control más estrecho

Los servicios de Inteligencia británicos aseguran que la reunión del mandatario ruso con Andrei Troshev, quien fue jefe de personal de los mercenarios, acabó poniéndolo del lado de las fuerzas de seguridad del Kremlin

Compartir
Compartir articulo
El presidente ruso, Vladimir Putin, se reúne con el comandante del grupo mercenario Wagner, Andrei Troshev, y el viceministro de Defensa, Yunus-Bek Yevkurov, en Moscú, Rusia. 28 de septiembre de 2023. Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS
El presidente ruso, Vladimir Putin, se reúne con el comandante del grupo mercenario Wagner, Andrei Troshev, y el viceministro de Defensa, Yunus-Bek Yevkurov, en Moscú, Rusia. 28 de septiembre de 2023. Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS

El encuentro del viernes entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con el que fuera jefe de Personal del grupo de mercenarios Wagner Andrei Troshev da a entender a los servicios de Inteligencia británicos que el mandatario tiene intención de seguir empleando a los operativos de este grupo por su dilatada experiencia a pesar de la insurrección protagonizada en junio por su ahora fallecido líder Yevgueni Prigozhin.

Reino Unido alude a las imágenes publicadas este pasado viernes, 29 de septiembre, sobre el encuentro mantenido entre Putin y Troshev, donde el mandatario encomienda a Troshev la formación de “nuevas unidades de voluntarios”.

De acuerdo con la información que baraja Londres, Troshev acabó poniéndose del lado de las fuerzas de seguridad oficiales este pasado verano al alentar a los mercenarios de Wagner a firmar contratos que cimentaran su relación con las fuerzas rusas, en contra de las órdenes de Prighozin. “Probablemente muchos veteranos de Wagner consideran a Troshev un traidor”, estima Reino Unido.

El líder de Wagner se negaba en redondo a que sus fuerzas acabaran bajo órdenes directas del ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, al que consideraba un incompetente. Los expertos entienden que esta fricción fue uno de los principales motivos de la efímera insurrección de junio.

La Inteligencia militar británica, en su evaluación publicada este sábado, entiende la publicación del encuentro como una “validación presidencial” del trabajo de Troshev e indica que “Rusia seguirá empleando a unidades de voluntarios y compañías militares privadas mientras sigue planeando el futuro de Wagner”.

Andrei Troshev, ex comandante del grupo mercenario Wagner, asiste a una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin y el viceministro de Defensa Yunus-Bek Yevkurov en Moscú, Rusia, el 28 de septiembre de 2023. Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS
Andrei Troshev, ex comandante del grupo mercenario Wagner, asiste a una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin y el viceministro de Defensa Yunus-Bek Yevkurov en Moscú, Rusia, el 28 de septiembre de 2023. Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS

La Inteligencia militar británica concluye que ve a Putin preparado para “emplear la experiencia de veteranos que demuestren su utilidad al Estado ruso”, concretamente en el sur del mundo y África en particular, “aunque probablemente bajo una supervisión más estricta del Kremlin”.

Los servicios de Inteligencia de Reino Unido han indicado este viernes que “cientos de combatientes anteriormente relacionados con el Grupo Wagner” habrían empezado a desplegarse otra vez en Ucrania, donde combaten “para diversas unidades prorrusas”.

“Durante las últimas semanas, cientos de combatientes anteriormente relacionados con la empresa militar privada Grupo Wagner han empezado probablemente a redesplegarse en Ucrania como individuos y en pequeños grupos”, han manifestado.

Así, han recordado que “el Grupo Wagner se retiró de las operaciones de combate en Ucrania a principios de junio de 2023, antes del abortado motín del 24 de junio y la posterior muerte del propietario de Wagner, Yevgeni Prigozhin y otros altos cargos en un accidente de avión el 23 de agosto”.

“El estatus exacto del personal que está siendo redesplegado no está claro, pero es probable que hayan sido transferidos a partes de las fuerzas oficiales del Ministerio de Defensa y otras empresas militares privadas”, han subrayado, según un comunicado publicado por el Ministerio de Defensa británico a través de su cuenta en la red social X, anteriormente conocida como Twitter.

Por último, han apuntado a la existencia de “múltiples informes” que “sugieren una concentración de veteranos del Grupo Wagner en los alrededores de Bakhmut”. “Su experiencia está particularmente solicitada en este sector. Muchos estarán familiarizados con la línea de frente y las tácticas locales ucranianas, habiendo combatido por este mismo terreno durante el último invierno”, explicaron.

De hecho, Vladimir Putin reclamó el jueves a Andrei Troshev, un alto cargo del Grupo Wagner a quien propuso en julio como nuevo líder de los mercenarios en sustitución de Prigozhin, que forme “unidades de voluntarios” para llevar a cabo “misiones de combate” en el marco de la invasión de Ucrania, ordenada por el propio jefe del Kremlin en febrero de 2022.