Corea del Norte probó otro misil balístico intercontinental: es el tercer lanzamiento ordenado por Kim Jong-Un en cuatro días

El proyectil fue disparado en aguas de la costa oriental de la península coreana, según informó el ejército de Corea del Sur

Guardar

Nuevo

Una foto de archivo de una prueba norcoreana (Reuters)
Una foto de archivo de una prueba norcoreana (Reuters)

Corea del Norte lanzó el jueves otro misil balístico hacia el mar al oriente del país, indicaron funcionarios surcoreanos, la tercera prueba de armamentos de ese tipo esta semana en un momento en que Corea del Sur y Estados Unidos realizan ejercicios militares conjuntos que el gobierno nocroreano considera una amenaza.

Seúl “detectó un misil balístico de largo alcance disparado al mar del Este (nombre que recibe en las dos Coreas el mar de Japón) desde la zona de Sunan, en Pionyang, hacia las 7.10 de hoy (22.10 GMT del miércoles)”, según indicó el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano en un comunicado.

Sunan, donde se encuentra el aeropuerto de la capital norcoreana, es un lugar desde el cual el régimen ha lanzado misiles ICBM en más de una ocasión.

Por su parte, el Ministerio de Defensa nipón indicó que el proyectil voló durante unos 69 minutos y que se estrelló en aguas del mar de Japón hacia las 8.18 hora local (23.18 GMT del miércoles) a unos 250 kilómetros al oeste de la isla de Oshima, que queda frente a la costa suroccidental de la isla septentrional de Hokkaido.

Yoon Suk Yeol (Reuters)
Yoon Suk Yeol (Reuters)

El lanzamiento más reciente se llevó a cabo horas antes de que el presidente surcoreano Yoon Suk Yeol viajara a Tokio para reunirse con el primer ministro japonés Fumio Kishida, con el objetivo de mejorar las relaciones bilaterales y consolidar un acuerdo trilateral de cooperación en seguridad con Estados Unidos para contrarrestar las amenazas norcoreanas.

La llegada al poder del conservador Yoon el pasado mayo y los avances armamentísticos mostrados por Pionyang están sirviendo para impulsar la cooperación, especialmente en el terreno militar, tras un lapso en el que las relaciones entre Seúl y Tokio atravesaron su peor momento en años.

El ensayo es una nueva respuesta a las maniobras de los aliados Freedom shield, que durarán hasta el 23 de marzo.

Los aliados han alertado de que Corea del Norte, que considera los ejercicios como un ensayo para invadirla y que ha prometido dar una “respuesta sin precedentes” a estas maniobras, tiene todo listo para hacer cuando quiera una nueva prueba nuclear y algunos expertos creen que el régimen podría optar por probar su primer misil balístico intercontinental (ICBM) de combustible sólido, más eficiente que los que usan propelentes líquidos.

El año pasado, Pyongyang probó más de 70 misiles, incluidos misiles con capacidad nuclear dirigidos a Corea del Sur, Japón y el territorio continental de Estados Unidos. Corea del Norte dijo que muchas de esas pruebas eran una advertencia por anteriores simulacros militares surcoreanos-estadounidenses.

(Con información de AP y EFE)

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo