La policía turca detuvo a cerca de 200 personas durante la marcha del Orgullo en Estambul

La Policía bloqueó las calles a la avenida céntrica donde estaba convocado el acto, que no recibió permiso de las autoridades. Entre los detenidos hay un fotógrafo de la agencia AFP

La policía cercó las calles del centro de la ciudad (Reuters)
La policía cercó las calles del centro de la ciudad (Reuters)

La marcha del Orgullo LGTB de este domingo en Estambul se vio como otros años violentamente perturbada por la policía, que arrestó a cerca de 200 personas, entre ellas un fotógrafo de AFP.

Incluso antes del inicio de la manifestación, la policía antidisturbios realizó una redada en varios bares del barrio de Cihangir, alrededor de la plaza Taksim, y arrestó “al azar” a las personas que se encontraban allí, incluidos periodistas y activistas LGTBQ+ (lesbianas, gays, trans, bisexuales, queer y otros), constataron reporteros de AFP.

Según el recuento de los organizadores de la marcha, unas 200 personas fueron detenidas en varias tandas. Al caer la tarde, empezaron a ser liberadas.

La oenegé Kaos GL, que milita por la protección de las personas LGTBQ+, había indicado previamente en Twitter que “más de 150″ participantes de la marcha habían sido detenidos en Estambul.

Por su parte, Amnistía Internacional reclamó en Twitter la “liberación incondicional inmediata” de los detenidos.

La marcha del Orgullo había sido oficialmente prohibida por el gobernador de la ciudad, pero cientos de manifestantes con banderas arco iris, comenzaron a congregarse en las calles adyacentes a la famosa plaza Taksim, completamente cerrada al público.

Coreando “El futuro es ‘queer’”, “Nunca estaréis solos” o “Aquí estamos, somos ‘queer’, no nos iremos a ningún lado”, los manifestantes desfilaron durante algo más de una hora por las calles del barrio de Cihangir. Muchos vecinos daban muestras de apoyo desde las ventanas.

Los arrestados fueron trasladados en dos autobuses de la policía a la principal comisaría de la ciudad, constató un camarógrafo de AFP.

El periodista Bulent Kilic fue detenido por la Policía (Reuters)
El periodista Bulent Kilic fue detenido por la Policía (Reuters)

La prohibición de la marcha “no tiene una base legítima: representa una restricción inaceptable de los derechos de los participantes a la libertad de expresión y reunión pacíficas”.

Aunque la homosexualidad ha sido legal durante todo el periodo de la república turca moderna, las personas LGBTQ señalan el acoso y los abusos habituales. El Orgullo de Estambul se celebra cada año desde 2003.

Las autoridades prohibieron los eventos del Orgullo en la ciudad desde 2015, tras aducir “cuestiones morales”, seguridad pública y, más recientemente, las restricciones por la pandemia. Los grupos LGBTQ acusan al Gobierno turco de emprender una “campaña de odio” contra ellos, fomentando la violencia contra una comunidad vulnerable.

El desfile del Orgullo Gay celebrado el año pasado en la ciudad se saldó con 35 detenidos tras una carga policial con gases lacrimógenos, siguiendo la línea de los años anteriores.

El viernes, la comisaria europea para los derechos humanos, Dunja Mijatović, había instado a “las autoridades de Estambul a levantar la prohibición en vigor contra la marcha del Orgullo y garantizar la seguridad de los manifestantes pacíficos”.

“Deben protegerse los derechos humanos de las personas LGTB en Turquía”, recalcó, reclamando que se “ponga fin a [su] estigma”.

La homosexualidad está despenalizada en Turquía desde mediados del siglo XIX. No está prohibida pero sigue estando mal vista por parte de la sociedad y por el partido en el poder, el AKP (islamo-conservador), al que pertenece el gobierno de Recept Tayyip Erdogan.

Un ministro llegó a tildar al as personas LGTB de “degeneradas”.

En 2020, la plataforma Netflix se vio obligada a renunciar a producir una serie en Turquía porque esta incluía un personaje gay y no había obtenido el permiso de las autoridades.

(Con información de Europa Press y AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR