El partido de Boris Johnson perdió dos escaños en el Parlamento británico y aumenta la presión para el primer ministro

Los dos nuevos diputados aseguraron que el Reino Unido había perdido su confianza en en el primer ministro y le urgieron a dimitir tras el escándalo del partygate

El partido conservador perdió dos escaños del Parlamento británico en medio de los cuestionamientos a Boris Johnson
El partido conservador perdió dos escaños del Parlamento británico en medio de los cuestionamientos a Boris Johnson

El Partido Conservador británico, (conocidos como los tories) perdió las dos circunscripciones en juego en unas elecciones parciales celebradas el jueves, que aumentan la presión sobre el discutido primer ministro Boris Johnson.

Su formación perdió el bastión conservador de Tiverton-Honiton (suroeste) en favor del centrista Partido Liberal-Demócrata, y vio como el feudo tradicionalmente de izquierdas Wakefield (norte) volvía a manos del Partido Laborista, primera fuerza de la oposición.

Las dos votaciones, cuyos resultados se conocieron este viernes de madrugada, se celebraban tras la dimisión de los parlamentarios conservadores que ocupaban sus escaños.

El primer ministro británico, Boris Johnson, prometió este viernes “escuchar” a los votantes tras la derrota de su Partido este jueves, pero se dijo decidido a “seguir adelante”, descartando su dimisión.

Los dos nuevos diputados aseguraron que el Reino Unido había perdido su confianza en en el primer ministro y le urgieron a dimitir tras el escándalo del partygate
Los dos nuevos diputados aseguraron que el Reino Unido había perdido su confianza en en el primer ministro y le urgieron a dimitir tras el escándalo del partygate

“Tengo que escuchar lo que dice la gente”, dijo Johnson en una entrevista con la televisión británica desde Ruanda, donde asiste a una cumbre de la Commonwealth. “Seguiremos adelante respondiendo a las preocupaciones de la gente”, agregó.

El escaño de Wakefield quedó vacante cuando el diputado Imran Khan fue condenado a 18 meses de cárcel por agresión sexual a un adolescente de 15 años.

En Tiverton-Honiton, su colega Neil Parish, de 65 años, dimitió tras ser descubierto mirando contenidos pornográficos en su teléfono móvil en el Parlamento.

Vencedor de las elecciones legislativas de 2019, la popularidad de Boris Johnson ha caído en el Reino Unido por una acumulación de escándalos en los meses recientes y el descontento social por una inflación histórica.

A principios de mes, el dirigente salvó una moción de confianza lanzada por diputados de su formación, pero recibió 148 votos en contra, lo que denota el creciente descontento entre sus propias filas.

Aunque los tories parecían destinados a una nueva derrota en estas elecciones parciales, Johnson aseguró el jueves desde Ruanda, donde participa en una cumbre de la Commonwealth, que no pensaba dimitir.

UN MENSAJE PARA LOS TORIES

Los Liberal-Demócratas superaron a los conservadores por más de 6.000 votos en la circunscripción de Tiverton-Honiton, que había votado por los tories en cada elección general desde la década de 1880.

Y en Wakefield, en el norte desindustrializado de Inglaterra, la oposición laborista recuperó con una ventaja de casi 5.000 votos uno de los muchos feudos conquistados por Johnson en 2019 con su promesa de hacer realidad el Brexit y reajustar las desigualdades económicas regionales.

En sus respectivos discursos, los dos nuevos diputados aseguraron que el Reino Unido había perdido su confianza en Boris Johnson y le urgieron a dimitir tras el escándalo del “partygate”, el nombre dado a las múltiples fiestas organizadas en Downing Street durante los confinamientos sanitarios de 2020 y 2021.

El líder laborista Keir Starmer, que busca reemplazar a Johnson como primer ministro tras las elecciones generales previstas para 2024, dijo que la victoria de su partido en uno de sus bastiones históricos muestra que pueden ganar a nivel nacional por primera vez en más de una década.

“Wakefield ha enseñado que el país ha perdido confianza en los tories”, dijo en un comunicado. “Este resultado es un claro dictamen sobre el Partido Conservador que se ha quedado sin energía y sin ideas”, añadió.

Esta doble derrota puede aumentar la presión sobre Johnson, que ya no es considerado por los suyos una aplanadora electoral tras perder dos legislativas parciales el año pasado y sufrir un revés en los comicios locales de mayo.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR