En su conferencia de fin de año, Vladimir Putin habló del conflicto en Ucrania y la ola de muertes por COVID en Rusia

El presidente ruso aseguró que no busca un conflicto armado, pero añadió que no puede vivir mirando encima del hombro esperando un ataque

Vladimir Putin (Reuters)
Vladimir Putin (Reuters)

Vladimir Putin afirmó que Moscú quiere evitar el conflicto con Ucrania y Occidente, en medio de una fuerte tensión en la zona y las acusaciones de una inminente invasión rusa.

Esta no es nuestra opción (preferida), no queremos esto”, dijo Putin en su conferencia de prensa anual.

El mandatario dijo que Rusia ha recibido una respuesta positiva en general a las propuestas de seguridad que entregó a Estados Unidos este mes y que las negociaciones comenzarían a principios del próximo año en Ginebra. “Espero que el desarrollo de la situación siga ese camino”, dijo.

Rusia rechaza las acusaciones ucranianas y estadounidenses de que podría estar preparando una invasión de Ucrania para el próximo mes, con decenas de miles de tropas rusas situadas al alcance de la frontera.

Además, ha propuesto dos tratados para prohibir cualquier ampliación de la Alianza Atlántica, en particular a Ucrania, y el fin de toda actividad militar occidental en las cercanías Fronteras rusas. “No debe haber avances de la OTAN hacia el Este, la pelota está en su tejado, deben respondernos”, aseguró el presidente ruso.

La conferencia anual de Putin (Reuter)
La conferencia anual de Putin (Reuter)

Sus exigencias, que tendrían fuertes consecuencias para la arquitectura de la seguridad europea, han sido calificadas de “inadmisibles” por numerosos actores occidentales.

El presidente ruso, que en 22 años en el poder ha pasado de una entente cordial a una relación conflictiva con Occidente, es sospechoso de preparar una invasión de Ucrania, una antigua república soviética ahora prooccidental de la cual una parte, la península de Crimea, fue anexionada por Rusia en 2014.

“Tenemos que pensar en nuestra seguridad, no solo para hoy, no para mañana”, dijo. “No podemos vivir mirando por encima del hombro y pensando, ¿qué va a pasar? ¿Cuándo nos van a golpear?”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante su conferencia de prensa anual, ofrecida este jueves en Moscú. EFE/EPA/YURI KOCHETKOV
El presidente ruso, Vladimir Putin, durante su conferencia de prensa anual, ofrecida este jueves en Moscú. EFE/EPA/YURI KOCHETKOV

Vacunas

Putin también aseguró que Rusia no oculta los datos de mortalidad del COVID, que a diario, desde hace más de dos meses sega la vida de más de un millar de personas en el país. “La mortalidad del COVID es un dato difícil de calcular, pero no porque alguien intente ocultar algo, eso no es así”, dijo el mandatario ruso en su rueda de prensa anual de fin de año.

Este jueves Rusia registró 25.667 nuevos contagios de la covid-19 y 1.002 fallecimientos por coronavirus, 18 menos que en la jornada anterior.

Desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, el país acumula 10.318.650 contagios y 301.271 fallecimientos por esta enfermedad, aunque los datos oficiales por exceso de muertes duplican prácticamente esa cifra.

Putin señaló que las altas cifras de mortalidad están relacionadas también con la baja tasa de vacunación y animó a los rusos a perder el miedo a la inmunización. A la vez, insistió que la vacunación no puede ser obligatoria y hay que “armarse de paciencia y explicar (a los antivacunas) la necesidad de que hay que adoptar ciertas medidas”.

Previo al surgimiento de la variante Ómicron, Rusia sufrió una fuerte ola de contagios y muertes (Reuters)
Previo al surgimiento de la variante Ómicron, Rusia sufrió una fuerte ola de contagios y muertes (Reuters)

Actualmente, el 59,4 % de la población adulta esta inmunizada, con vacunas o por haber superado enfermedad, dijo Putin, quien indicó que ese porcentaje puede alcanzar el 80 % en el segundo trimestre de 2022.

Asimismo, el jefe del Kremlin abogó por el reconocimiento mutuo de las vacunas rusas con otros países para vencer la pandemia del coronavirus.

“¿Por qué insisto en la necesidad del reconocimiento mutuo de las vacunas y su difusión en el mundo lo antes posible y cuántas más mejor? Porque de lo contrario no resolveremos este problema a nivel global y la humanidad tendrá que vivir con eso siempre”, apostilló ante medio millar de periodistas rusos y extranjeros.

La primera vacuna rusa, Sputnik V, registrada en más de 70 países, aún no ha recibido la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Moscú espera que ese proceso concluya en la primera mitad de 2022.

Caso Navalny

El presidente también llamó a “pasar página” en el caso del envenenamiento del líder opositor ruso, Alexéi Navalny, por falta de pruebas.

“Hemos enviado varias solicitudes de parte de la Fiscalía rusa para que nos entreguen materiales que confirmen el hecho del envenenamiento. Y nada. No hay ni un solo material”, dijo Putin durante su gran rueda de prensa anual.

Alexei Navalny (Reuters)
Alexei Navalny (Reuters)

Agregó que Rusia también propuso enviar a sus especialistas para colaborar en el esclarecimiento de ese caso, que provocó la imposición de sanciones occidentales. “Yo mismo se lo ofrecí al presidente de Francia (Emmanuel Macron) y a la canciller de Alemania (Angela Merkel) para que dejasen ir a nuestros expertos para tomar muestras”, dijo Putin.

Señaló que de esa manera Moscú tendría fundamentos legales para abrir una causa penal a raíz del “supuesto” envenenamiento. “Y nada, cero”, reiteró.

Por eso, según Putin, ha llegado el momento para “no hablar de ello” y “pasar página” al asunto.

Navalny se encuentra encarcelado en Rusia en el marco de un caso penal por fraude. El líder opositor fue detenido nada más volver de Alemania el pasado enero tras varios meses de tratamiento luego de sobrevivir en agosto de 2021 a un envenenamiento durante un viaje a Siberia.

(Con información de AFP, EFE, Reuters)

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR